Llevas mucho tiempo probándote vestidos de novia y, por fin, has dado con el que más te gusta. Ahora que ya lo tienes, ha llegado el momento de pensar en los accesorios: la lencería, el velo, el ramo de novia, las joyas, quizá incluso algún detalle floral para el peinado de boda... Pero, ¿sabes cuáles son los complementos imprescindibles? ¡Descúbrelos todos!

1. Zapatos irresistibles (y muy cómodos)

Son los mejores amigos de una novia y uno de los complementos a los que debes prestar mayor atención, ya que te acompañarán el día más feliz de tu vida. Recuerda que será una jornada larga, con muchas horas de pie o bailando. Por ello, es importante que, aparte de verte estupenda, te sientas cómoda. En este sentido, y a no ser que tengas mucha práctica sobre unos zapatos de tacón muy alto o de aguja, es mejor que los dejes para otra ocasión. Aunque también puedes decantarte por ellos para la ceremonia y el banquete, cambiándotelos después por una versión más cómoda, como los zapatos de novia planos. En cualquier caso, y para evitar que te puedan rozar, lo mejor es que camines con ellos por casa: así te acostumbrarás y te sentarán como un guante el día del enlace.

Ernesto Naranjo
Ernesto Naranjo

2. La lencería más sexy

Seguro que el gran día desearás lucir una lencería bien sexy, pero recuerda que es muy importante que no se marque debajo de tu vestido. Por ello, si tu traje es ajustado y liso, como un vestido de novia de corte sirena, tendrás que elegir una lencería sin adornos para que no deje relieves en la superficie. En este caso es mejor que evites el encaje o los lazos.

Lo ideal es pensar en un conjunto (tonos nude o blancos) para el vestido de novia y otro más atrevido y sugerente para la noche de bodas. Y... ¡no te olvides de la liga! –una prenda tradicional en lencería nupcial–, ni de la bata o kimono, imprescindible mientras te maquillan y peinan. 

3. Joyas chic y discretas

Escógelas tomando como punto de referencia el diseño, el color y el escote de tu vestido. Si el estilo es sencillo, elige piezas llamativas. Por el contrario, si tu vestido incorpora bordados, paillettes, pedrería..., las joyas deberán ser más discretas. Así, si el modelo de tus sueños tiene un escote decorado, elige unos pendientes discretos. En cambio, si el traje es más simple, un vistoso collar que caiga o a modo de gargantilla puede ser una buena opción. Fíjate también cómo combinan los metales preciosos con los tonos de tu vestido. Por ejemplo, los marfiles van perfectos con el oro y los total white con la plata.

Y recuerda la máxima: "menos es más". Siempre es un acierto. No necesitas llevarlo todo al mismo tiempo: tiara, pendientes, pulseras… Y menos en una celebración tan importante como la del día B.

El Ojo Encantado
El Ojo Encantado

4. El tocado más elegante

Tanto si eliges un elegante moño alto como si te decantas por un original medio recogido o bien por un sencillo peinado natural, puedes añadir un bonito tocado al conjunto. Antes de decidirte, déjate asesorar por un estilista y haz fotos de tu peinado con el tocado desde todos los ángulos para ver si realmente te favorece y te queda como deseas.

5. Un ramo de novia mágico

Es uno de los complementos que más alegran tu outfit nupcial ya que, por lo general, son los encargados de añadir la nota de color al conjunto. Y como no hay dos novias iguales, no hay dos ramos iguales. Además de tus gustos personales, ten en cuenta el estilo de tu vestido, tu estatura, el tono de tu piel, el tipo de ceremonia y la época del año en la que tienes previsto dar el "sí, quiero". Las posibilidades a tu alcance son pues infinitas y, entre ellas, podrás escoger tanto un ramo de novia sencillo como uno más elaborado, sin olvidarte de las opciones que marcan tendencia en la actualidad, como los ramos de novia silvestres o, más recientemente, los hoop bouquets, versiones que adoptan una romántica forma circular y que, además de por su originalidad, se distinguen porque son muy cómodos de llevar. ¿O eres de las que prefiere un ramo de novia artificial?

Juanfra García Fotografía
Juanfra García Fotografía

Seguro que vas a acertar con todos los complementos. Como lo haréis con los detalles de boda con los que pensáis obsequiar a los invitados o con esas ideas originales para bodas que seguro sorprenderán a todos los presentes. Es tu gran día y... ¡vas a estar radiante!