David Barber Fotografía
David Barber Fotografía

Para muchas novias, la liga es tan imprescindible el día B como dar con el peinado de boda más favorecedor. Oculto bajo la falda del precioso vestido de novia elegido para la ocasión, este icono nupcial está presente en muchos países y, alrededor del mismo, existen tradiciones antiquísimas. Sin embargo, muy pocos conocen la historia y el significado que encierra. Además, y al igual que ocurre con los zapatos de novia, existen muchos tipos de ligas, de diferentes formas y colores, por lo que puede resultar complicado escoger la más adecuada para el día B. Descubre todo lo que necesitas saber... ¡y acierta seguro en tu elección!

Una tradición de antaño que se ha preservado

Hace cientos de años existían innumerables supersticiones y creencias infundadas relacionadas con el día de la boda. Una de ellas era la leyenda de que quedarse con un trozo del vestido de novia traía buena suerte, de modo que muchos invitados la acosaban literalmente para arrebatarle parte de su ropa. Esto hizo que las novias buscasen una solución: llevar un elemento en su vestuario destinado a ser entregado a los invitados para que les diera suerte. ¿Cuál? Sí, has acertado: la liga.

Otra tradición era utilizar la liga blanca como símbolo de virginidad y pureza de la novia. Al entregarla, se comprometía a perder esa inocencia en su noche de bodas. Era como una especie de prueba de que el matrimonio sería consumado.

1000dellu
1000dellu

El ritual en pleno siglo XXI

En la actualidad, en algunas celebraciones, es el novio quien despoja a la novia de su liga mientras suena una de las canciones románticas para la boda que habéis seleccionado cuidadosamente. Pero también son muchas las novias que la guardan exclusivamente para su mejor amiga o una hermana. Las opciones a la hora de entregarlas son numerosas y de lo más variadas, aunque la única premisa es que los afortunados que las reciban sean solteros. Un regalo para invitados de boda de lo más original, ¿verdad?

¿Más de una?

Dependerá de cada novia, si bien hay muchas que se decantan por llevar dos o tres ligas y repartirlas entre las más íntimas –antes de finalizar el banquete o a lo largo de la fiesta–, como las damas de honor o algún miembro muy cercano de la familia. También hay quien prefiere guardarse la suya y entregar réplicas sin usar a sus amigas. Al mismo tiempo, hay quien decide llevar dos: una para que se la quite el novio o para entregarla ella y la otra para guardarla como recuerdo. Hay total libertad en esta decisión. Y es que la liga es un símbolo tan universal en las bodas que muchos novios eligen este motivo para decorar sus invitaciones de boda caseras.

Nafestudio
Nafestudio

Cómo llevar la liga

La liga se coloca un poco por encima de la rodilla, de manera que no oprima ni moleste al rozar con la otra pierna. De todos modos, lo mejor es que te la pruebes antes del gran día y decidas a qué altura te resulta más cómoda, asegurándote de que no se va a mover en ningún momento ni se marcará, aunque te hayas decantado por un vestido de novia de corte sirena. Y ten presente que la altura no será la misma si vas a llevar un vestido de novia corto, sino que tendrás que colocarla más arriba. Por contra, si vas a hacerte fotos levantando el vestido para que se te vea, lo mejor es que la lleves lo más baja posible. ¡Evitarás mostrar más de la cuenta!

Variados diseños

Las ligas pueden ser de lo más distintas. Así, las encontrarás de diferentes grosores, sencillas o más trabajadas, con encaje, pedrería, adornos florales o con todo tipo de charms. En cuanto al color, y si bien el blanco es la tendencia mayoritaria, lo cierto es que también se comercializan piezas de otras tonalidades: rosa, amarillo... Sin embargo, para muchas novias la liga se convierte en el elemento perfecto para llevar ese algo azul, como manda la tradición. Por ello, entre los muchos diseños existentes, es frecuente encontrar ligas de este color o con algún elemento que lo incorpore, como una cinta o un lazo. 

Doble Luz Fotografía
Doble Luz Fotografía

Elijas el modelo que elijas, asegúrate de que el momento de entregar la liga sonará alguna de las canciones de boda más animadas. ¡Van a ser unos instantes tan divertidos y entreñables como los de la entrega del ramo de novia! Ya ves, solo queda disfrutar.