Imaging Factory

Ya has empezado con todos los preparativos para tu enlace. Sabes perfectamente que ese día quieres que sea mágico, como un cuento de hadas en el que tú seas la princesa protagonista. El primer paso es encontrar tu estilo. Un peinado de boda que lo represente, unos zapatos de novia a conjunto pero, sobre todo, un vestido de novia que encaje contigo. Uno de los aspectos a considerar a la hora de escoger el look perfecto es la cola y su extensión. ¡Descubre todas las opciones y sus posibilidades!

Cola real

Booda Fotografía

Está presente en la mayoría de bodas reales que hemos visto. Se distingue por medir más de tres metros de largo, consiguiendo llenar todo el pasillo a medida que la novia camina hacia el altar. Por sus grandes dimensiones es adecuada para ocasiones muy formales y en grandes catedrales. Para llevarla se necesitan uno o dos pajes o damas de honor, y puede reducir la movilidad de la novia.

Cola catedral

Rosa Blasco

Es ideal para poder deslumbrar en grandes iglesias. Mide más o menos dos metros desde la parte baja de la cintura. Se puede encontrar principalmente en vestidos de novia de corte princesa, dando continuidad por detrás a estas voluminosas faldas. Los moños altos combinan muy bien con este estilo y ayudan a remarcar su elegancia. Otra opción que nos ayudaría a crear el mismo efecto serían los recogidos bajos, muy utilizados en el caso de peinados con velo. Y aunque la movilidad de la novia puede verse algo restringida con esta opción, puedes solucionarlo con una cola desmontable.

Cola capilla

Impresium

Es el paso intermedio entre las colas sencillas y las más majestuosas. Posee una longitud de un metro y medio desde la cintura. Es mucho más fácil de llevar sin dejar de ser impresionante y su gran ventaja es que se puede sujetar fácilmente en la muñeca.

De la corte

Bamba & Lina

Es la más utilizada por las novias. Posee un metro de largo y hace posible que te sientas como una princesa de manera cómoda. Además, es apta tanto para ceremonias civiles como religiosas, aunque no se aconseja en celebraciones en la playa o al aire libre.

Cola barrida

Lirola&Cussó

Se caracteriza por dar un poco de volumen a la parte posterior de tu vestido, pero sin ser muy larga. Se desliza sobre el suelo muy levemente, unos 30 cm aproximadamente. Te permite tener una gran movilidad sin perder la elegancia que otorga la cola al vestido. Es ideal para una imagen más discreta y se adapta perfectamente a cualquier tipo de ceremonias y lugar: campo, playa, iglesia...

Cola Watteau

Berta Fotografías

Si buscas un estilo diferente para la cola de tu vestido ¡esta opción es ideal para ti! Se diferencia de las anteriores en que parte de los hombros o la espalda. En cuanto a su longitud, se extiende como la cola barrida: solo unos pocos centímetros a partir de los pies. Puede dar la sensación de capa y también resulta adecuada si quieres dar la imagen de novia con velo, pero sin cubrir tu peinado.

Para la tendencia de vestidos de novia 2018 vemos como esta cola va cogiendo fuerzas gracias a su originalidad y al toque moderno que aporta al outfit.

Cola desmontable

Booda Fotografía

Esta opción hace posible que elegancia y comodidad vayan de la mano. Se acopla a la parte trasera del vestido, por lo que podrás lucir como una princesa de cuento de hadas en la ceremonia y disfrutar sin restricciones de la fiesta posterior.

El uso de cola no está restringido solo al vestuario nupcial, ya que también se puede ver en los vestidos de fiesta de las invitadas. Aunque te aconsejamos que siempre sea unos centímetros más corto que el de la novia para no quitarle protagonismo en su gran día.

Encuentra el estilo que mejor te representa en tu enlace para conseguir el efecto deseado. Ya verás que jugando con todos los detalles, como con el ramo de novia, los zapatos o las canciones de boda por ejemplo, consigues crear tu propio cuento de hadas. ¡Estarás impresionante!