Ir al contenido principal
Bodas

Cómo organizar una boda en la playa sencilla: pasos, consejos y lugares

¿Queréis casaros frente al mar pero no sabéis cómo hacerlo? Con esta práctica guía lo tendréis muy fácil. Toda la información sobre cómo organizar una boda en la playa sencilla: trámites, decoración, vestidos, invitaciones...

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas

Montaje de una ceremonia de boda en la playa sencilla

Las bodas en la playa son únicas. Sin duda, las celebraciones nupciales con el ambiente más mágico y especial de todos. Y es que hablamos de casarse teniendo como testigos el mar, la brisa marina y un atardecer de película. ¿Hay algún escenario más romántico que este? Pues bien, si os gusta la idea, esta guía sobre cómo organizar una boda en la playa sencilla resolverá vuestras dudas. Y es que en ella hemos recopilado toda la información para que vuestro enlace sea todo un éxito: trámites, pasos, ideas, consejos, vestidos, lugares y mucho más

Un pequeño adelanto: ¿qué se necesita para una boda en una playa? Desde luego, conseguir todos los permisos necesarios, ambientar los escenarios según el entorno, escoger un outfit cómodo y especial, y hacer que el banquete haga match con el lugar. ¿Y para quiénes son las bodas en la playa? Muy sencillo: para todo tipo de personas. Así que si os habéis conocido en una playa, si una de ellas es vuestro rincón secreto en el mundo, si adoráis la naturaleza o si queréis alejaros del bullicio de una gran ciudad para el "sí, quiero"... ¡tomad nota! 

Registraos en Bodas.net

Trámites para celebrar una boda sencilla en la playa

Antes de contratar nada debéis saber que casarse en la playa es algo más complejo de lo que puede parecer, ¡pero no un reto imposible! ¿Por qué? Básicamente porque se trata de un espacio público y natural, por lo que son los propios ayuntamientos los encargados de regular cada caso teniendo en cuenta la Ley de Costas del país.

Por eso, el primer paso será investigar por vuestra cuenta si es posible hacerlo en vuestra zona y enteraros bien de todos los permisos y licencias necesarios para organizar una boda en la playa sencilla. Para ello, deberéis acudir al consistorio del municipio donde se sitúa vuestra playa favorita, solicitar toda la información y tramitar vuestra petición cuanto antes.

Entre la documentación y los requerimientos legales que os pedirán está el número total de invitados, el día y la franja horaria en la que ocuparéis ese espacio, algunas especificaciones técnicas del sitio –como el sistema de montaje de los baños o de los generadores eléctricos que usaréis–, los decibelios que se emitirán, etc. Unos trámites que, para vuestra garantía, es mejor que empecéis con cierta antelación, ya que no tienen plazos establecidos y pueden retrasarse.

Más cosas importantes. ¿Cuánto cuesta una boda en la playa? Lo cierto es el precio puede variar según cada ayuntamiento. Algo a lo que hay que sumarle los gastos del alquiler del espacio, el banquete y la contratación de los distintos profesionales. 

¿Lo veis muy lioso o complicado? Entonces os proponemos alquilar una playa privada y dejar el papeleo en manos externas. O, mejor dicho, disfrutar de la playa semiprivada de algún local a pie de costa para beneficiaros de todas sus ventajas. Una opción con la que además os podréis olvidar de los permisos necesarios, ya que se encargarán ellos de gestionarlos.

Ceremonia de boda en la playa sencilla con el oficiante y una pareja de hombre y mujer

Cómo organizar una boda sencilla en la playa

Una vez tengáis claro que vuestra boda playera puede ser una realidad conviene organizar algunos asuntos importantes, como el lugar más idóneo, la fecha más apropiada, el espacio en sí y el clima. ¡Os los resumimos! 

La ubicación perfecta

Otra de las primeras cosas que hay que definir a la hora de organizar una boda en la playa sencilla es pensar y elegir bien la localización ideal. Puede que de primeras hayáis imaginado casaros en una cala virgen totalmente apartada de la vista de los bañistas, pero lo cierto es que este marco pocas veces es posible, ya que no existen playas privadas en España. 

Aún así, nuestro territorio cuenta con otras zonas costeras igual de idílicas en las que celebrar una boda íntima en la playa. Aunque el lugar elegido deberá reunir ciertas condiciones: ser de pequeñas dimensiones, ser accesible y cómodo para todos, contar con pocos transeúntes, aceptar este tipo de celebraciones, seguir las indicaciones de seguridad pertinentes y rodearse de un ambiente precioso –con aguas tranquilas, rocas talladas, arena tostada...–.

Además, también existen espacios exclusivos de lujo cerca de la orilla y del mar con unas vistas de infarto. ¡Perfectos para aquellos que desean celebrar la ceremonia, el cóctel, el convite y la fiesta posterior en el mismo lugar! Aunque si lo preferís, también se pueden elegir solamente para el banquete y el baile de después. Alternativas cómodas pensadas para los más prácticos.

Las mejores fechas

Otra recomendación: mirar bien las fechas de la boda para que ni vosotros ni vuestros invitados os aséis de calor. Y es que aunque el verano es tentador para un enlace de estas características, lo cierto es que el mejor mes para una boda en la playa es cualquiera de los de entretiempo. Es decir, los meses de primavera y otoño, que se caracterizan por un clima y una temperatura más templada y agradable. 

Aunque si queréis hacerla igualmente en los días más estivales, planificadla para principios o finales de estación, evitando así la temporada alta de turistas. Y es que julio y agosto son los meses en los que las playas españolas concentran las mayores aglomeraciones de personas con motivo de las vacaciones de verano –aunque todo dependerá de si queréis celebrar la boda en una playa pública o semiprivada asociada a alguna empresa: hoteles, restaurantes...–. Por otra parte, la playa en invierno no deja de tener su propio encanto, por lo que es otra opción igual de válida y exitosa.

Más tips. ¿Cuáles son los mejores días de la semana para una boda en la playa sencilla? Viernes y sábados siguen siendo los más solicitados, pero si os casáis cualquier otro día seguro que notáis menos gente a vuestro alrededor. Un detalle que no se os puede pasar por alto si lo que queréis es libraros de miradas indiscretas.

Montaje de una ceremonia de boda en la playa sencilla

El horario más adecuado

Es importante que también valoréis la franja horaria, sobre todo en verano: de 12 a 17 h es el momento de más calor y potencia de los rayos solares. Por ello, durante estos meses quizá sea más indicado darse el "sí, quiero" poco antes de la puesta de sol, cuando comienza a refrescar y los últimos rayos de sol tiñen el cielo de infinitos matices de color. Además, ¡las bodas en la playa al atardecer son aún más románticas! 

De esta forma, tendréis un álbum de boda fresco y natural con una luz cálida de película. Por contra, si os casáis frente al mar en los meses más fríos del año, podéis plantearos tranquilamente un enlace de mañana o en una hora próxima al mediodía. 

El clima más oportuno

La mayoría de las bodas en la playa suelen estar acompañadas de altas temperaturas, por lo que se hace necesario contar con un plan B para combatirlas. Algo que también sirve por si ese día llueve, hace mucho viento o sucede cualquier otra inclemencia meteorológica. ¿Algunas ideas? Tener listos desde toldos o carpas de boda hasta disponer de un salón contiguo.

Asimismo, y sin importar el mes en el que celebréis el enlace, os recomendamos alquilar los servicios de algún establecimiento privado cerca de la playa para aseguraros de tener bien atados todos los detalles y que el clima no os pase factura. Por ejemplo, un hotel con vistas espectaculares al mar o un beach club más informal.

Invitados de espaldas durante una ceremonia de boda en la playa sencilla con vistas al mar

Ceremonia de boda en la playa

Otro de los pasos imprescindibles para organizar una boda en la playa sencilla es decidir el tipo de ceremonia que se quiere realizar. En este sentido, cabe destacar que las uniones más habituales en la costa son las civiles, puesto que pocos obispados permiten celebrar sacramentos fuera de los templos religiosos, por lo que será más difícil conseguir una autorización excepcional. 

¿Y cómo son por lo general las bodas en la playa? Informales e íntimas. En definitiva, bodas civiles que transcurren en un ambiente distendido y desenfadado, y que se celebran una vez la pareja ha formalizado su unión de forma legal en el ayuntamiento o juzgado que le corresponde.

En cualquier caso, lo recomendable es contar con un maestro de ceremonias que actúe como hilo conductor del evento y oficie el rito. Puede ser un ser querido o un profesional, lo que prefiráis. Desde luego, la mejor opción para una ceremonia simbólica igual de romántica, bonita y emotiva que cualquier otra. Eso sí, con mucha más libertad y facilidades para hacerla a vuestro gusto. 

Más cosas que hay que considerar. Mirad a vuestro alrededor: ¿qué veis? ¡Arena por todos lados! Así que, ¿por qué no optar por la llamada ceremonia de la arena? Un ritual civil y simbólico, de tradición milenaria, en el que no podrán faltar textos personalizados para leer en voz alta. ¡Una sorpresa de 10 para los seres queridos! 

Invitaciones para bodas en la playa

Si vuestro evento tendrá lugar junto al mar, necesitaréis unas invitaciones de boda playeras que den a los amigos y familiares las primeras pistas de cómo será el gran día. Por ello, las tarjetas deben ser de esencia marítima y con elementos que respiren agua y océano. Por ejemplo, conchas, barcos, estrellas y caballitos de mar, peces, corales…

Al redactar los textos para invitaciones de boda no olvidéis añadir lo necesario respecto al gran día: ¿habrá un dress code específico? Entonces pedid a los invitados que vengan con vestidos ibicencos para una boda de blanco en la playa. ¿Podrán escoger el outfit que deseen? Dejadlo claro para que nadie se sienta fuera de lugar.

Y a la hora de diseñarlas recordad inspiraros en los colores naturales de la arena y del agua para decorarlas. ¡Un acierto seguro! Así pues, decantaos por tonos tierra, dorados y azules claros, así como por modelos con acuarelas en tonos neutros y suaves. ¿Os gustaría sorprender a los invitados con unas invitaciones de boda originales y divertidas? Entonces usad botellas de vidrio para guardar el mensaje y conseguid un efecto wow al instante. O bien guardad la tarjeta en una caja con arena... ¡y dejadlos boquiabiertos! 

Modelos de invitaciones de boda

Invitaciones de boda decoradas con una estrella de mar para una boda en la playa sencilla

Decoración para bodas sencillas en la playa

Si os preguntáis cuáles son las mejores ideas de decoración para bodas en la playa, os sorprenderá saber que se necesita muy poco para adornar el escenario, ya que el propio marco natural es un paisaje bello y espectacular. Pero hay algunas cosillas que sí podéis hacer para que todos los detalles vayan en armonía. Empezando por elegir un estilo de boda en total consonancia: bohemio, hippie, marinero, hawaiano, tropical...

¿Qué se recomienda? Podéis usar adornos como caracolas, conchas, piedras, anclas, timones, faros, estrellas de mar, redes de pesca, tarros de cristal, velas, antorchas, sombrillas, telas vaporosas, sombrillas, alfombras, flores… Y, por supuesto, mobiliario de madera y piezas de macramé o crochet. Asimismo, entre los adornos para el candy bar podéis incluir detalles de perlas y arena hechos de azúcar.

Más cosas. Para decorar el altar de las bodas en la playa podéis recurrir a elementos de la propia naturaleza, como árboles y ramas, o montar vuestro propio arco con flores y telas livianas. Lo mismo que podéis hacer para embellecer el resto de los rincones. Y que no se os olviden las papeleras para tirar los desperdicios de la comida, ya que debéis aseguraros de que no se ensuciará un entorno tan idílico como es la playa.

En cuanto a la paleta de colores estrella esta es alegre, viva y luminosa, con el blanco, el azul y los colores cálidos como grandes protagonistas. Estos últimos sobre todo si la boda es nocturna. ¡Y no os olvidéis de una cuidada iluminación!

Banquete de boda en la playa sencilla

Como ya hemos comentado, la idea de celebrar un banquete a orillas del mar está sujeta a las normas de cada espacio y establecimiento. Pero en términos generales, os recomendamos apostar por una boda tipo cóctel, ya que ofrece una mayor comodidad y se adecúa más al estilo fresco y natural del entorno. Es decir, un banquete estilo bufet con un catering contratado, la opción estrella de las parejas que organizan una boda en la playa al atardecer. Aunque si no queréis renunciar al banquete tradicional de toda la vida, tranquilos, porque podéis optar por él perfectamente. 

¿Cómo debe ser el menú? A base de platos frescos y ligeros, ya que suelen ser bodas al aire libre en las que no conviene cargar en exceso el estómago. Hablamos sobre todo de arroces, cremas y sopas frías, productos a la brasa, platos veganos y vegetarianos, ensaladas variadas, pescado y marisco, fuentes de fruta, platos con sabores exóticos y tropicales...

Pero también de barras de cócteles playeros, con o sin alcohol, y de puestos de refrescos naturales para combatir las altas temperaturas. Por ejemplo, un puesto de limonadas o naranjadas caseras, uno de granizados de frutas, otro de batidos frescos, otro de zumos, horchatas y helados... ¡Vosotros decidís! 

En el caso de que hayáis elegido un hotel con playa semiprivada, seguramente ellos se encargarán de la gastronomía. Por lo que fijad una reunión con el chef y pedidle platos deliciosos pero poco pesados. ¡La mejor manera de combatir el calor! 

Lugares para boda

Chiringuito decorado para una boda en la playa sencilla con luces y carteles

Bodas en la playa: ¿cómo vestir?

Vamos ahora con otra de las preguntas más buscadas: ¿cómo vestir para bodas en la playa? Lo suyo es elegir looks ligeros, frescos, cómodos y naturales, tanto en el caso de los invitados como en el de la pareja protagonista. Y es que como ya sabéis los estilismos deben escogerse teniendo en cuenta factores como el lugar de la celebración, la estación del año y el estilo del evento, por lo que la playa va a condicionar siempre cómo serán los trajes y vestidos definitivos. 

Para empezar, para ellas recomendamos vestidos de novia sencillos que transmitan belleza, libertad y frescura. Todos ellos confeccionados con telas frescas y livianas. Otra alternativa son los vestidos ibicencos tipo boho, los conjuntos de dos piezas con faldas cortas o pantalones anchos, y los outfits con encaje romántico. 

En cuanto al beauty look, el peinado y el maquillaje deben ser lo más naturales y minimalistas posible. Sobre todo si tenemos en cuenta que suelen ser bodas en ambientes con mucha humedad y viento. Así pues, puede ser un recogido messy, unas suaves ondas marcadas, unas trenzas deshechas... ¡Hay mil opciones!

Ellos, en cambio, deben elegir trajes de novio cómodos y frescos en tonalidades claras o bien oscuras en función de su personalidad: conjunto clásico, sin americana ni corbata, con bermudas... Y si lo desean, también con accesorios llamativos: sombreros de paja, gafas de sol, abanicos

Por último, es el turno de los invitados. Para las mujeres, vestidos de fiesta de colores alegres y con estampados enérgicos, y, para los hombres, trajes casual o informales. 

Zapatos para boda en la playa sencilla

El calzado para bodas en la playa es elegante pero cómodo a la vez. Y es que caminar por terrenos inestables, como pueden ser piedras, suelos de arena o plataformas de madera, no es tarea fácil y nadie quiere que haya ningún contratiempo.

Así que las mujeres es mejor que se decanten por estas alternativas: bailarinas, para las más sencillas; sandalias planas, para las más prácticas; zapatos o sandalias con plataforma y poco tacón, para las que prefieren seguir siendo coquetas pero ir sobre seguro, y cuñas y alpargatas de esparto, para las más sofisticadas y exigentes. Aunque puede que los cubretacones sean más indispensables que nunca. 

Mientras que para los hombres lo ideal son unos mocasines, unos zapatos náuticos o unos zapatos de lona sin cordones. ¿Y qué os parece andar descalzos? Desde luego, una alternativa igual de práctica y válida, que os dará mayor seguridad, libertad, sensualidad y comodidad.

Mujer rubia de espaldas en la playa con vestido de novia boho con encaje

Música para bodas en la playa

¿Existe música determinada para bodas en la playa? La respuesta es sí. Desde canciones románticas y melódicas para la entrada de la novia o del novio hasta ritmos más caribeños para la zona chill out o el momento del cóctel. ¿Y por qué no canciones surferas, con notas de reggae, ritmos urbanos o temas de reguetón para la fiesta final? Con toda esta música podréis bailar bajo las estrellas hasta que salga el sol. 

Y una última propuesta: dadle una vuelta a la idea de incluir música en vivo, ya que suele cuadrar genial con el ambiente tranquilo y de relax que se respira en este tipo de eventos. ¿La única clave? Que los temas que suenen transmitan good vibes. ¡Triunfaréis! 

Regalos para una boda en la playa

Seguro que estáis deseando que los amigos y familiares se lleven un gran recuerdo a casa, ¿verdad? Pues bien, existen múltiples regalos para invitados de boda en la playa, la mejor opción para que todos los elementos del enlace respiren la misma esencia. Algunos resultarán muy útiles para el gran día, como, por ejemplo, abanicos, paipáis, sombreros de paja, parasoles, gafas de sol, bolsas de tela, cubretacones, alpargatas, kits y packs de bienvenida con protección solar, etc. 

Otros detalles en cambio servirán más allá del día de la boda. Es el caso de los recuerdos marineros 100% personalizados, como cerámicas con algún elemento náutico, llaveros con forma de ancla o de estrella de mar, abrebotellas con forma de timón, etc. Eso sí, siempre con un packaging cuidado y respetuoso con el medio ambiente. 

Chanclas blancas en una caja preparadas para una boda en la playa sencilla boda

Fotos de boda en la playa

Son una buena opción para completar el álbum nupcial del gran día y conseguir unas fotos de boda originales y muy divertidas. Y es que la playa es un escenario que os puede dar mucho juego: fotos al atardecer aprovechando la luz dorada, fotos en el mar con la ropa mojada, fotos en una embarcación como auténticos marineros, fotos desvergonzadas jugando con la arena, fotos con animales para compartir vuestra felicidad...

Aunque también tenéis la posibilidad de realizar allí el reportaje preboda o postboda. ¡Vosotros tenéis la última palabra! Lo único que debéis hacer es dejaros aconsejar por el fotógrafo de boda que contratéis y confiar en su criterio. 

Otras ideas para bodas sencillas en la playa

Ya sea la vuestra una boda en la playa sencilla durante el atardecer o a primera hora de la tarde, hay otros aspectos que hay que tener en cuenta para que la celebración sea realmente inolvidable y deje un buen sabor de boca a todo el mundo. ¡Tomad nota!

  • Wedding planner. Organizar una boda en la playa puede resultar un pelín confuso, por lo que la ayuda inestimable de una empresa de organización de bodas que se encargue del papeleo y del resto de detalles funcionales os aliviará la carga y el estrés.
  • Destination wedding. Las bodas destino son una experiencia maravillosa y muy intensa. Así que, ¿por qué no casaros en la playa en otro país? La cultura, las tradiciones y los detalles autóctonos pondrán el broche de oro a la jornada para que sea diferente y original.
  • Proveedores especializados en bodas en la playa. Desde fotógrafos hasta restaurantes y hoteles con vistas al mar, pasando por empresas de decoración y otros expertos en este tipo de celebraciones. La importancia de contratar a los mejores profesionales del sector en este ámbito será el punto que marcará la diferencia. Un tip: ¡consultad siempre los posibles packs y ofertas existentes en el mercado para que la boda sea más económica!

    Os interesan: Estas son las mejores promociones de boda del mes
  • Micrófonos. Alquilad y colocad estos aparatos en zonas estratégicas para que vuestros seres queridos puedan seguir el enlace sin problema, sobre todo si la zona suele tener un oleaje fuerte. Así nadie se perderá ningún detalle importante.
  • Protección antimosquitos. El amanecer y el anochecer son los momentos en que los mosquitos más pican. Por ello, una buena manera de evitarlo consiste en distribuir varias velas de citronela con aroma natural por el lugar de la ceremonia o por las mesas del banquete. También podéis repartir sprays antimosquitos dentro de las bolsas de los regalos. ¡Todos los asistentes os lo agradecerán!
  • Transporte. Llegar a la ceremonia en barco, bote, lancha, bici o a caballo no dejará a nadie indiferente.

Boda sencilla en la playa con el mar de fondo

8 lugares increíbles para bodas en la playa sencillas

Si algo tenemos en España son kilómetros y kilómetros de playas preciosas donde celebrar un bonito "sí, quiero". ¿Estáis buscando lugares cerca del mar para casaros? Pues estáis de enhorabuena, porque hemos hecho una selección con algunos de los sitios más top de diferentes puntos de la península para una boda en la playa sencilla

Todos ellos con un denominador común: un escenario idílico, vistas al mar de película y un servicio excepcional. Y recordad: son varios los hoteles, restaurantes y establecimientos que cuentan con playas semiprivadas o espacios tranquilos con un paisaje muy relajante y con esencia marina, por lo que no tendréis problema a la hora de encontrar sitios que os convenzan en nuestro directorio.

Mirad nuestras propuestas y clicad en cada enlace para conocer más información. ¿Listos/as?

  • 1. Hotel Ametlla Mar (Tarragona). Con la posibilidad única de caminar hacia el altar en la increíble playa situada delante del hotel y con alojamiento para todos los invitados. Otros atractivos son sus jardines junto a la piscina, que se rodean de relajantes cascadas para disfrutar de unas vistas espectaculares. 
  • 2. DBlanc (Barcelona). Se trata de un lugar en el Mediterráneo donde hacer realidad vuestra soñada boda en la playa sencilla, ya que podréis intercambiar las alianzas a orillas del mar. Todo ello con las mejores instalaciones, un servicio inmejorable y una gastronomía de alta calidad.  
  • 3. Maloca (Murcia). Es un espacio totalmente único ubicado en la playa de los Alemanes, en la Manga del Menor, con arena fina y dorada. Un paraje magnífico donde la inspiración parece no tener límites. La puesta del sol desde allí os ofrecerá un extraordinario espectáculo de luz y color, ideal para las fotos de boda.
  • 4. La Terraza (Málaga). Si buscáis casaros directamente sobre la arena en una zona de playas vírgenes, este es vuestro lugar. Una finca que cuenta además con un jardín con césped y plantas autóctonas, una terraza cubierta de madera y una zona de baile techada con barra propia. 
  • 5. Gran Hotel Sol y Mar (Alicante). Está situado en primera línea de playa y cuenta con vistas inmejorables al Peñón de Ifach. ¿Sus principales encantos? Su arquitectura y decoración, que transmiten frescura, modernidad y calidez. Un hotel con múltiples servicios a vuestra disposición: discoteca, organizadora de bodas, ambientación musical, animación infantil...
  • 6. Aguas de Ibiza Grand Luxe Hotel (Islas Baleares). El mejor lugar para celebrar una boda de celebrity, ya que se trata de un hotel de cinco estrellas que respira lujo y exclusividad por los cuatro costados. Contaréis con grandes salones vanguardistas, jardines verdes aromatizados, una piscina con música chill out debajo del agua y muchas más cosas. 
  • 7. Nova Sunset Club (Cádiz). Ubicado en la conocida playa de La Barrosa, este chiringuito se presenta como un espacio moderno, atractivo y diferente para casaros. Y es que cuenta con un entorno paradisíaco, que no pasará desapercibido por los invitados, y diferentes ambientes acogedores: una terraza chill out, una zona de hamacas y camas balinesas, un restaurante con vistas...
  • 8. Hostal de La Gavina (Girona). Ofrece un paisaje costero único e inigualable en una de las zonas más bellas de Cataluña. Un espacio decorado con tapices flamencos, bargueños del siglo XVII, tallas románicas, lámparas de Murano, muebles de estilo francés que datan del siglo XVII y antiguos jarrones de Sèvres. 

Si habéis llegado hasta aquí significa que ya conocéis todos los pasos, ideas y consejos para organizar una boda en la playa sencilla con éxito. Así que ahora os toca a vosotros elegir el lugar que más os gusta y empezar con los preparativos. Como os venimos diciendo, las bodas en la playa son de los eventos más mágicos que hay, así que simplemente ponedle todo vuestro amor y disfrutad del día porque el paisaje hipnótico que os rodeará hará el resto. 

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas