Carobianco

El mar azul de fondo, la brisa marina, el sonido de las olas, la cálida arena bajo los pies… No es de extrañar que el sueño de muchas parejas sea celebrar su boda en la playa. Si sois de los que pensáis que no puede haber un escenario mejor para daros "el sí quiero", tomad nota de las mejores ideas para decorar una boda en la playa.

El primer consejo es que optéis por una decoración liviana, que se integre en el ambiente sin restar protagonismo al marco incomparable que habéis elegido. Recordad que estáis en contacto con la naturaleza, por lo que las estridencias están completamente fuera de lugar.

¿En qué se traduce esto? En la elección de un mobiliario sencillo y de tonalidades neutras. Las sillas blancas de madera, por ejemplo, quedan preciosas siempre que no se recarguen en exceso. Una opción perfecta es decorarlas con una cinta de rafia con algún elemento marino, como una estrella de mar. También puedes ponerles una cinta azul de raso, a juego con la inmensidad del mar.

MariaMira Fotografía

Si se trata de una boda ibicenca, lo mejor es que decoréis toda la ceremonia en blanco. Si no es el caso, podéis escoger el blanco como tonalidad principal e introducir un toque de color en algunos elementos. La tendencia general es apostar por tonos claros o de inspiración marinera y natural. Sin embargo, también hay quien prefiere incluir una nota intensa, como el rojo, por ejemplo: no solo es ideal para añadir romanticismo y calidez al espacio, sino que proporcionará una pincelada vistosa y llamativa al conjunto. Podéis recurrir a sillas con fundas o lazos de este color o bien reemplazarlas por divertidos pufs o grandes cojines sobre la arena. Así también daréis un aire más hippie e informal a la ceremonia.

Èxit Events

Asimismo, podéis decorar el altar con una bonita pérgola acompañada de telas vaporosas, así como con antorchas o ramos de flores. Y delimitar el pasillo hacia el altar con velas, farolas o pétalos de flores acorde con el color elegido para vestir el espacio.

Por último, y para garantizar al máximo la comodidad de vuestros invitados, colocad una moqueta de color en el pasillo si la arena es muy blanda, ya que de este modo no se hundirán los tacones. A la entrada del pasillo también podéis poner un cesto con sombrillas chinas. Son perfectas para decorar y para protegerse del sol si el calor aprieta.