Novias con girasoles
Ernesto Naranjo

Más allá de su presencia en el ramo de novia, las flores forman parte de todos los momentos de una boda. Y es que con ellas podréis vestir el lugar de la ceremonia –ya sea con un arreglo de flores para una boda por la iglesia o con flores de boda para un "sí, quiero" civil– y decorar los distintos espacios de celebración. ¡Pueden ser las absolutas protagonistas del altar, de los centros de mesa del banquete, del rincón de bienvenida e, incluso, de la tarta de boda! ¿No sabéis por cuáles decantaros para vuestra romántica cita nupcial? Os descubrimos los diferentes tipos de flores para bodas que más triunfan en los enlaces actuales, y que podréis utilizar tanto de forma individual como combinada. ¡Comenzamos!

1. Las románticas rosas

Daria y Jose Fotografía
Daria y Jose Fotografía

Se pueden usar en todo tipo de arreglos de flores para boda y se adaptan perfectamente a cualquier idea que podáis tener, gracias a sus diferentes tonalidades y sus variados tamaños. De entre todas las variedades, las rosas antiguas de jardín –de gran belleza–, las Austin –que disponen de un corazón con muchos pétalos–, las mini edén –de aspecto romántico– y las rosas de pitiminí –muy aromáticas–, son algunas de las más demandadas. Normalmente las rosas se utilizan en las bodas por su especial significado, ya que es la flor del amor por excelencia. A la hora de elegirlas, tened en cuenta su color, pues cada uno representa algo distinto. Si os gustan las opciones clásicas, las blancas, rojas y las de tonos rosados son ideales. Quedarán perfectas en los ramos de novia con rosas y en un precioso centro de flores para boda.

2. La sencillez de las peonías

Tu Día Perfecto
Tu Día Perfecto

Parecidas a las rosas antiguas de jardín, pero con una flor algo más abierta, se suelen utilizar en las bodas de esencia vintage. Son delicadas, aunque se mantienen frescas muchas horas. Ya sea en ramos de novia con peonías o en diferentes presentaciones, lo cierto es que es una flor que marca tendencia en el panorama nupcial desde hace muchos años. Razones no le faltan, ya que a la belleza de sus pétalos suma numerosas opciones cromáticas, como el rosa pálido, el fucsia, el rojo intenso, el coral y el blanco. Y es el símbolo de la felicidad y la belleza femenina.

3. Las alegres margaritas

Wedding Visual
Wedding Visual

Símbolo de pureza y alegría, las margaritas son perfectas para dar forma a todo tipo de arreglos de flores naturales y para decorar cualquier espacio del gran día con la intensidad de su presencia. Pequeña pero llamativa y tan bella como sencilla, es una flor low cost que, en los últimos años, ha incrementado su protagonismo en el panorama nupcial. Con ella vestiréis por igual las sillas de la ceremonia y la celebración, daréis forma a un arco de flores para boda y añadiréis calidez a la mesa de firmas o a esas fantásticas ideas para el candy bar. Sin olvidar que también quedarán increíbles en variados ramos de novia.

4. La belleza de las hortensias

Pink Flower & Co
Pink Flower & Co

Estas flores llenas de vida son fantásticas para decorar hasta el último rincón del escenario nupcial, especialmente si se trata de enlaces al aire libre, en unos jardines de estilo inglés o bien de un "sí, quiero" vintage. Su variedad de tonos, que van desde el blanco puro hasta el azulón, pasando por el rosa suave, el rosa fuerte, el fucsia, el verde y el morado, permiten mil y una combinaciones. Si se utilizan enteras, su gran volumen depara un efecto muy vistoso. Aunque si se separan en pequeños ramilletes son igualmente llamativas. Destacar en este punto que los ramos de novia con hortensias se distinguen por su gran vistosidad.

5. El colorido girasol

Imprescindible en cualquier catálogo de flores para boda, el girasol encaja en variados estilos de celebración, con independencia de que se trate de un enlace campestre, urbano, boho o clásico. Excelente aliado en la decoración floral de las bodas, destaca por su gran versatilidad, pues es ideal para delimitar el pasillo de la ceremonia, para dar forma al altar propiamente dicho, para vestir las sillas de los invitados, como centro de mesa o para decorar diferentes rincones. Pero no solo eso, y es que incluso puede convertirse en un perfecto porta alianzas o utilizarse para decorar la tarta nupcial. Los ramos de novia con girasoles son cada vez más frecuentes, donde acaparan por igual el protagonismo por sí solos o bien acompañados de otras flores más pequeñas.

6. La elegancia de las calas

Bearpro Creative
Bearpro Creative

Están disponibles todo el año, las veréis en numerosos colores –blancas, lilas, marrones, rosas...– y resultan especialmente adecuadas en ramos de novia alargados, como en los ramos de novia de vara. Pero los ramos de novia con calas no son su única posible presentación. Y es que estas flores también se pueden utilizar perfectamente en centros de mesa o para vestir distintos rincones. Y a pesar de que se suelen relacionar con una esencia más bien clásica, lo cierto es que son asimismo perfectas para deparar ramos de novia originales y todo tipo de sorprendentes composiciones. Se las asocia con la extrema sensualidad, la pureza y la virtud y, desde hace unos años, son un wedding must. Y es que decantarse por calas en una boda es garantía de éxito... ¡pues añaden un toque de estilo inigualable!

7. La sofisticación de las orquídeas

RG Events & Weddings
RG Events & Weddings

Entre los diferentes tipos de flores para bodas no podían faltar las orquídeas. Elegantes y originales, marcarán la diferencia en el lugar en el que decidáis colocarlas. ¡Y admiten todo tipo de combinaciones cromáticas! Por ejemplo, podéis mezclar las blancas con las de tonos rosados y cremas para dar un toque de color a cualquier rincón del enlace. También son ideales para crear pequeños detalles, como el boutonnière del novio y los testigos, o los corsages de las damas de honor. Asesoraos bien para descubrir las posibilidades de esta mágica flor, cuyo significado está relacionado con el amor.

8. La aromática lavanda

Neleb Secret
Neleb Secret

Ya sea en un ramo de novia de lavanda, en un bonito cesto de fibras vegetales lleno de ramilletes en el lugar de la ceremonia, como centro de mesa o decorando diferentes espacios del lugar de celebración –como el rincón de bienvenida o el libro de firmas, por ejemplo–, lo cierto es que la lavanda nunca pasará desapercibida. Pero no solo por la intensidad de su color, sino también por su aromática y delicada fragancia. Símbolo de pureza y serenidad, su presencia y sus usos en el ámbito nupcial se han multiplicado en los últimos años y ahora es frecuente verla incluso como la pareja perfecta de las servilletas del banquete, en forma de prendido del novio, como un fantástico regalo para los invitados o formando parte de la decoración del pastel de boda. ¡Su versatilidad es muy amplia!

9. Las vistosas gerberas

Flores Frescas
Flores Frescas

A las gerberas se las suele conocer como las "hermanas mayores" de las margaritas. Son flores alegres, ideales para dar un toque de color al lugar de la ceremonia o a la decoración del banquete, sobre todo si este se celebra al aire libre en los meses de primavera. Súper románticas, han ganado popularidad en las bodas vintage, rústicas y desenfadadas, aunque las podéis utilizar independientemente de cual sea el estilo de celebración. Inconfundible con sus vivos colores –blanco, amarillo, sosa, fucsia, rojo...– y con todas sus posibilidades decorativas, no habrá "propuesta" que se le resista, ya sea en ramos de novia sencillos, formando parte de las flores de iglesia para boda, en los centros de mesa... ¡Son tan especiales como únicas!

10. Los llamativos tulipanes

Vicky Brea Mkp
Vicky Brea Mkp

Símbolo del amor sincero –si bien cada color tiene un significado distinto–, el tulipán es una flor delicada que ha ido ganando presencia en el sector nupcial desde hace algún tiempo. Un ramo de novia con tulipanes –ya sea en solitario o acompañados de distintas flores y de mucho verde–, un pequeño ramillete como regalo para las damas de honor, en forma de decoración suspendida, junto a la deliciosa mesa de dulces... ¿Queréis que vuestro mágico paso por el altar arranque más de un wow entre todos los presentes? Apostad por combinar diferentes tonalidades: blancos, rosas empolvados, naranjas, rojos, morados, amarillos, azules... ¡Hay muchísimas opciones, perfectas para añadir ese toque diferente al escenario nupcial!

Seguro que algunas de las 10 flores para bodas más conocidas os enamorarán y querréis que formen parte del gran día. Y sino es así, tranquilos. Las posibilidades en los que a ramos de flores para novia y composiciones decorativas se refiere son prácticamente infinitas. Así que consultad con vuestra floristería de confianza cuáles son las opciones alternativas. ¡Lo importante es que vuestro enlace sea fiel a vuestros gustos y a vuestras personalidades de principio a fin!