Dos Visiones - Fotografía

 

Los girasoles no sólo son unas flores preciosas y muy decorativas, también tienen unos colores brillantes y llamativo. En su caso todo juega a su favor para inspirar la temática de una boda.

Son unas flores perfectas para bodas sobre todo en otoño y verano por la calidez que aportan los tonos amarillos de sus pétalos.
¿Cómo hacer de los girasoles la temática de tu boda? Toma nota de algunas de estas ideas:

  • Empezad con una invitación en la que los girasoles sean el motivo principal. Dadles a vuestros invitados una pista de lo que se encontrarán ese día.
 
 
  • Que los colores predominantes sean, por ejemplo el amarillo y el blanco tanto para la mantelería como para la decoración en general.
  • La corbata y los calcetines del novio son los complementos perfectos para reflejar el color amarillo o a veces calabaza de estas flores. Además quedan muy bonitos en las fotos.
  • Que el prendido del novio esté hecho con un pequeño girasol también, bien en flor natural, bien elaborado con otros materiales.
 
 
  • Los ramos de novia hechos con girasoles son preciosos. Atrévete con uno que quede bien con tu vestido.
  • Utilizad girasoles para adornar los distintos rincones de la boda: el sitting plan, la mesa de dulces, la de firmas, la mesa presindencial... nunca en exceso pero que estén presentes.
 
 
  • ¿Hay algún campo de girasoles en flor en la época y la zona en la que os encontráis? No lo dudéis e id directos a haceros allí vuestra sesión de fotos de recién casados. Serán un recuerdo inolvidable.
 

Foto 1: Dos visiones - Fotografía

Foto 2: Bodegas Medina

Foto 3: Martin Ramis Fotografía

Foto 4: Marta Andreu