Seguramente estáis inmersos en los preparativos de vuestra boda y seguro que ya tenéis listos esos detalles de boda con los que sorprender a familiares y amigos, esas maravillosas canciones para bodas que sonarán en vuestro enlace y tú seguro que ya has dado con el vestido de novia de tus sueños. Pero, os acordáis de temas como el permiso de vacaciones por boda. ¿Cuántos días os corresponden?, ¿cuándo empiezan a contar?, ¿se pierden si coinciden con las vacaciones de verano?, ¿son vacaciones pagadas? Estas y más son algunas de las preguntas más habituales que los novios se plantean sobre el permiso de vacaciones por boda. Para despejar las dudas más habituales, os aclaramos los puntos básicos que tenéis que tener en cuenta al solicitar el permiso de vacaciones por matrimonio en vuestro trabajo.

 1. ¿Qué es el permiso por matrimonio? 

El matrimonio es un acontecimiento único en la vida de cualquier persona y así lo considera el derecho civil y laboral de nuestro país, otorgando un permiso especial de vacaciones para la boda. Este permiso por matrimonio es un derecho del que todos los trabajadores disponen, recogido en el artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores. A menudo es un tema del que desconocen muchas cosas.

Coloquialmente se puede definir como algo similar a unas "vacaciones pagadas" por la empresa por el simple hecho de que contraemos matrimonio. Jurídicamente hablando se trata de un permiso laboral retribuido que le pertenece al trabajador por unirse legalmente a su pareja. Es indiferente si la boda es civil o religiosa.

2. ¿Cuántos días libres me corresponden?

El Estatuto de los Trabajadores establece que quien vaya a contraer matrimonio tiene derecho a disfrutar de un descanso de 15 días naturales. Cuando este texto utiliza el término naturales, se refiere a que cuentan todos los días desde que tiene lugar el enlace. Es decir, que se computan también los sábados, domingos y festivos. Es interesante tener en cuenta el convenio colectivo de tu empresa. En él se establecen también cuantos días de permiso nos corresponden. Normalmente suelen ser 15 días naturales, pero existen algunos convenios en los que estos días pueden variar para mejor. Si ya habéis terminado de hacer vuestra play list de canciones románticas para bodas o habéis decidido que ideas de decoración para la boda son las más adecuadas para tus invitados y tenéis ya más tiempo libre, dedicaros a investigar el tema, sobre todo en lo referente a la empresa en la que trabajáis.

3. ¿Cuándo puedo disfrutar de este permiso de matrimonio?

Aunque os caséis en un día libre, vuestros 15 días comienzan a contar desde el primer día laborable. Es decir, si os casáis un sábado y suponiendo que vuestros días libres sean sábado y domingo, los 15 días comenzarán a contar desde el lunes. Este tema nadie os lo puede discutir, pues existe jurisprudencia con la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 12 de mayo de 2009. En ella se indica que el periodo para disfrutar de este permiso comienza desde el primer día laborable para el trabajador. 

4. ¿Todos los contratos disfrutan de los mismos días de fiesta?  

Sí, por supuesto e independientemente del tipo de contrato con vuestra empresa (indefinido, a tiempo parcial, o reducción de jornada) tenéis derecho a 15 días de permiso. 

5. ¿Y si los dos o uno de los dos somos autónomos?

Si eres autónomo por cuenta propia, puedes disfrutar de los días libres que quieras, pero no tendrás ninguna remuneración. Ahora bien, si eres un autónomo económicamente dependiente (recibes al menos el 75% de tus ingresos de un solo cliente) tienes derecho a un total de 18 días de vacaciones no retribuidas al año. Si te coges 10 días, solo dispondrás el resto del año de 8 días más de fiesta.

6. ¿Este permiso de 15 días es retribuido?

La respuesta es sí. El permiso por matrimonio es un derecho retribuido del que todos los trabajadores disponen y al que la empresa no puede negarse. 

7. ¿Cuándo y cómo tengo que avisar a la empresa?

La única mención que se hace en el Estatuto de los Trabajadores es que para poder disfrutarlo debe avisarse previamente a la empresa. Como las bodas normalmente se organizan con tiempo, cuanto antes mejor. Es aconsejable hacerlo como mínimo con 15 días de antelación para que en tu trabajo puedan organizarse. En cuanto a cómo comunicarlo la ley tampoco lo especifica. En función de tu puesto en la empresa se puede hacer verbalmente o por escrito. Y a la vuelta de la luna de miel ¡presenta el acta de matrimonio o el libro de familia donde consta la fecha de vuestra boda!

8. ¿Se puede cambiar la fecha del permiso de vacaciones?

Lo normal es que el permiso por boda se disfrute justo después de la boda, ya que se entiende que es para la luna de miel. Pero, si la empresa lo autoriza, se pueden aplazar estos días de descanso, para disfrutarlos cuando más convenga. 

9. ¿Y lo puedo juntar con las vacaciones?

Es posible unir el permiso de vacaciones por boda con las vacaciones anuales que te correspondan legalmente, si la celebración tiene lugar justo antes de que empiece tu descanso anual. Si no fuese así, también se podrían juntar, siempre de acuerdo con la empresa. Procura que el permiso por matrimonio no coincida con las vacaciones anuales, pues perderéis los días en que ambos coincidan. ¿Un truco? Si planeas casarte el año que viene, primero da el aviso de la boda y más tarde el de las vacaciones. Si puedes hacerlo, ¡felicidades! Empieza a hacer las maletas, sin olvidarte de llevarte por supuesto ese maravilloso vestido de fiesta corto y de tu play list favorita de esas canciones para el video de la boda.

10. ¿Se puede disfrutar de un segundo permiso de vacaciones en el caso de segundas nupcias?

Si la persona con la que se contrae matrimonio es distinta de la anterior, está permitido solicitar de nuevo el permiso. Pero si te volvieras a casar con la misma persona (por ejemplo, la primera vez fue por lo civil y queréis volver a casaros por la Iglesia, o a la inversa), la empresa no estará obligada a conceder un segundo permiso por matrimonio, porque los días de permiso se dan por disfrutados.

11. ¿Qué pasa si somos pareja de hecho?  

En el caso de las parejas de hecho, el Estatuto de los Trabajadores no contempla este permiso. Sin embargo, sí que en muchos convenios colectivos o en leyes específicas de las Comunidades Autónomas, se equipara la figura de la pareja de hecho a la del matrimonio, otorgándole los mismos días de permiso.  

¿Qué te parece? En realidad un permiso de vacaciones por boda son unas minivacaciones pagadas para ir de luna de miel. Y si todavía no has encontrado estilista para tu peinado de novia, no dejes de inspirarte en nuestras ideas de peinados para bodas. Y no te olvides tampoco de los regalos de boda. ¡Ya falta menos!