Leyre Cañizares Fotografía

Así como la aparición de nuevos estilos nupciales ha traído consigo ideas de decoración para bodas alejadas de convencionalismos, trajes de novio llenos de color y regalos de boda caracterizados por estar elaborados de forma artesanal, la pedida de mano es una arraigada tradición que no pasa de moda. Su romanticismo y sentido significado hace que muchas parejas decidan pedir matrimonio al amor de sus vidas de una forma excepcional, como su historia lo merece, con un momento único, repleto de sorpresas, sonrisas y lágrimas de emoción. Siempre lo será, pero una pedida trabajada convertirá ese instante en algo todavía más especial, mágico, personal e inolvidable si cabe.

Por un "sí", estos 10 novios y novias organizaron sorpresas imborrables en la memoria de sus parejas y en la de todos aquellos que participaron y presenciaron su escena de amor. Si ya pensáis en cómo será vuestro momento, no os perdáis estas pedidas llenas de dulzura, originalidad y romanticismo. La organización del gran día, la elección del vestido de novia de corte sirena, del lugar de celebración y de todas esas maravillosas canciones románticas para bodas está a la vuelta de la esquina.

1. En Navidad

Está claro que el amor cuando llega, llega. Esto fue lo que le pasó a Salva quien, después de solo tres meses después de conocer a Aurora, decidió pedirle que se casara con él. Así, con la ayuda de una buena amiga, organizó una pedida de mano muy especial por las calles del centro de Jerez de la Frontera (Cádiz), en Navidad. Una sorpresa inesperada para la protagonista de esta historia quien, al ritmo de La vie en rose, de Édith Piaf, acabó diciéndole "sí, quiero" al amor de su vida, uno de los miembros del equipo de Estamosgrabando, autor del vídeo.

2. Con perro incluido

Todo estaba perfectamente organizado en esta romántica y (aparentemente) sencilla pedida de mano. A la salida de un restaurante, tras una cena para dos, un amigo de la pareja esperaba con la perrita de ambos que, simplemente, tenía que acercarse a los novios portando el anillo que acompañaría a la formulación de la gran pregunta. Sin embargo, la perrita se escapó y se acercó a su dueña... ¡sin el anillo! ¿Qué ocurrió a continuación? Lazo al cuello, el amigo fue el encargado de portarlo. Aunque nada salió como se esperaba, el resultado fue el deseado. Un rotundo "sí, quiero", que el equipo de The Sue Project captó a la perfección.

3. En un centro comercial

Disfrazado de un conocido personaje de dibujos animados, José Manuel acompañó a su pareja, Verónica (que no sabía que era él), a la entrada de un centro comercial. Allí la recibieron unos bailarines y muchos globos rojos, para después desplazarse hasta una sala donde, al ritmo de Cásate conmigo, de Nicky Jam y Silvestre Dangond, José Manuel se le declaró y le preguntó si se quería casar con él. La mejor puesta en escena para la afortunada y para todos los familiares y amigos que les acompañaron en un momento tan especial. Los videógrafos de Creativa ProVideo fueron los encargados de grabar para la posteridad la emocionante pedida.

4. Desde un parapente

Cuando Víctor decidió pedirle a Elsa que se convirtiera en su mujer, no se le ocurrió mejor manera de hacerlo que con un parapente. Tras leer la petición en el interior del ala flexible, Víctor incó la rodilla en el suelo y formuló la mágica pregunta que, como era de esperar, tuvo un rotundo "sí, quiero" por respuesta. Emoción y nervios con la mejor de las recompensas, como vemos en este fantástico trabajo de Horsework Studio.

5. Flashmob

El flashmob se ha convertido en una forma dinámica y divertida de pedir matrimonio y, precisamente por ello, ha adquirido gran popularidad en los últimos años. Es la fórmula que escogió Pepa, una de las dos protagonistas de esta romántica historia, cuando decidió pedirle matrimonio a su compañera de vida, Sandra. Fue en Madrid, con un flashmob bailado por sus amigos. Sin duda, el lugar y la forma complementaban y acompañaban a la perfección a la pedida que se produjo justo después del baile. La cara de sorpresa de Sandra evidenciaba la respuesta: un "sí, quiero" lleno de sentimiento, como comprobaréis en este vídeo de Bodas 50mm.

6. De película

¿Qué sentirías si una sala de cine emite un film dirigido única y exclusivamente a ti? Esta mujer experimentó esa sensación, ante el asombro y sorpresa de ella y del resto de espectadores. Su novio acordó con los responsables del cine emitir un romántico corto en el que le declaraba su amor y le pedía matrimonio. El tiempo se paró por completo para esta chica, quién no dudó en lanzarse a los brazos de su pareja cuando entró en la sala del cine. El final de la historia no se emitió en pantalla, lo vivieron ellos y todos los presentes en vivo y directo. Sin duda, una escena de amor de película, que grabó para la posteridad el equipo de TomaVistas.

7. En un restaurante, con cartelitos

El restaurante de un conocido hotel de la Ciudad Condal fue el marco elegido por Joan para pedir matrimonio a su pareja, Andrea. Una serie de carteles que su novio iba pasando, permitieron a Andrea hacerse una rápida idea de lo que estaba a punto de ocurrir. Y así fue: en el último de todos podía leerse la romántica pregunta, a la que ella no pudo sino responder con un rotundo, "sí, quiero". Lo captó todo el equipo de Le monde est à moi.

8. Disfrazado de personaje de dibujos animados

Mickey Mouse fue el popular personaje de animación infantil elegido por Benjamín para disfrazarse y hacere la gran pregunta a su pareja. De esta guisa se paseó por un centro comercial de Barcelona, intercambiando besos por rosas. Hasta que llegó el turno de su enamorada... Un cartelito colgado del pecho le sirvió para hacer la gran pregunta. Un largo abrazo y un cálido beso fueron la mejor de las respuestas. Sin duda un momento único para los protagonistas de esta bonita historia de amor, que quedará para siempre en sus mentes y en sus corazones, así como en este fantástico vídeo que firma Momentos Mágicos.

9. Multitudinaria

Frente a la catedral de Granada esperaba la sorpresa a la protagonista de esta bonita historia de amor. Su novio le pidió matrimonio incando la rodilla en el suelo como marca la tradición. Hasta aquí, todo normal... Hasta que, de repente y tras el "sí, quiero", un grupo de familiares y amigos y una banda de música se encarga de poner la nota más festiva al gran momento. Así, al ritmo de Volví a nacer, de Carlos Vives, todos celebran juntos el gran momento que están viviendo. ¡Único e inolvidable! Oscar Pereira fue el encargado de grabarlo todo.

10. Con un juego de magia

A veces, una simple e informal comida se puede convertir en uno de los mejores momentos de la vida. Es lo que les pasó a Virginia y a Sebastián quién, con la ayuda de un sencillo truco de magia, consigue sorprender por completo a la mujer de su vida. Dos notas y un anillo hicieron el resto. Romanticismo en estado puro. ¡Y todo gracias a la colaboración del Mago Borruel!

Como veis, lo importante es dejar volar la imaginación y sorprender por completo a vuestra pareja con una pedida de mano inolvidable que se convierta en un momento único para los dos. A partir de ahí, ya podréis poner en marcha todos los preparativos, como la elección de un maravilloso vestido de novia, de un magnífico espacio de celebración y, por supuesto, de unas ideas originales para bodas que hagan las delicias de todos vuestros seres queridos. ¡Felicidades por el compromiso!