Héctor Cardeñosa

Las listas de bodas son muy útiles cuando hay que montar una casa y los novios necesitan de todo para empezar su vida juntos. Sin embargo, actualmente son muchas las parejas que, o ya conviven desde hace tiempo por lo que no necesitan enseres domésticos, o bien prefieren recibir un regalo en forma de dinero para poder destinarlo a lo que más necesiten. Puede ser para pagar gastos de la boda, como el vestido de novia o el banquete, o para invertirlo en la luna de miel o la entrada de una vivienda. Si sois de los que prefieren recibir dinero como regalo pero no sabéis cómo decírselo a los invitados, que ya tendrán que hacer un gasto extra en sus vestidos de fiesta, hay diferentes formas de hacerlo: desde incluir la información en vuestras invitaciones de boda hasta comunicarlo a través de personas de confianza.

Tarjetas con número de cuenta

La opción más sencilla es incluir una tarjeta elegante y bien diseñada con el número de cuenta junto a vuestras invitaciones de boda vintage o, si lo preferís, en vuestras invitaciones de boda caseras. El texto debe ser claro y preferiblemente simpático, lo que animará a todos vuestro seres queridos a hacer la aportación económica que deseáis. También podéis incluir el número de cuenta en los textos para invitaciones de boda, aunque muchas personas prefieren que esta información vaya aparte. Y es que siempre habrá algún invitado más mayor al que le guste mantener las tradiciones y prefiera comprar un regalo en lugar de hacer un ingreso, por lo que conviene dejar la puerta abierta a que vuestros seres queridos puedan elegir. Aunque está bien que dejéis claro que el regalo en metálico es lo que vosotros preferís.

No siempre es sencillo encontrar las palabras adecuadas para imprimir en la tarjeta con el número de cuenta y, sin duda, siempre habrá quien no lo vea adecuado. Pero tranquilos. Actualmente, el 80% de las parejas que se casan prefieren recibir dinero como regalo, y son muy pocas las personas que no lo ven bien. ¿Cómo hacerlo entonces? Existentes diferentes opciones, que se recogen a continuación. Antes de decidiros por una u otra, pensad en cuál se ajusta mejor a vuestros deseos y a vuestra forma de ser.

  • Listas de boda virtuales. Se trata de una opción que ha ido ganando adeptos con el tiempo y razones no le faltan, ya que resulta muy cómoda tanto para los novios como para sus invitados. Como si de una lista de boda clásica se tratara, las parejas crean su lista de deseos entre un amplio abanico de regalos, la comparten con sus seres queridos y, una vez estos los "compran", los novios consiguen el 100% del dinero. Sencillo, ¿verdad? En el portal de Bodas.net podréis haceros vuestra propia Lista de boda virtual de forma completamente gratuita.
  • Indicar únicamente el número de cuenta, sin ningún texto adicional aparte de la fecha, hora y lugar del enlace. Los invitados entenderán perfectamente que esperáis una transferencia, aunque si deciden no hacerlo o regalaros un objeto, están en su derecho. Algunas personas también prefieren entregar el dinero en mano el mismo día del enlace, pero serán la minoría porque siempre es más cómodo hacer una transferencia por anticipado.
  • Poner una frase en la que expliquéis que preferís el dinero, pero que no es obligatorio hacer el regalo. Por ejemplo, podéis escribir algo como: "Si queréis colaborar en nuestra luna de miel, este es nuestro número de cuenta". O "Vuestra presencia será el mejor regalo, pero si aun así queréis hacernos un obsequio os agradeceremos mucho vuestra aportación a este número de cuenta". Otra opción es explicar una ilusión y animar a los invitados a participar en ella. Lo importante es que entiendan cuál es vuestro objetivo y se sientan cómodos con él.
  • Otra idea divertida para la boda es utilizar el sentido del humor. Arrancaréis una sonrisa a vuestros invitados cuando lean un texto como, por ejemplo, este: "Tres cosas hay en la vida; salud, dinero y amor. Afortunadamente nos sobran salud y amor". O "En la vida hay cosas mucho más importantes que el dinero, pero cuestan taaaanto. ¡Gracias!" Ponedle imaginación e inventad una frase divertida para quitarle cualquier tono serio al hecho de pedir dinero a vuestros seres queridos.

Personas de confianza

Si todavía no os convence la idea de adjuntar una tarjeta con el número de cuenta junto con la invitación y os produce cierto pudor pedir dinero como regalo, también tenéis la opción de pedir ayuda a una persona de confianza. Sin duda, vuestros padres, tíos, abuelos o hermanos no tendrán inconveniente en hacer saber a los demás invitados que preferís un regalo en metálico como obsequio de boda, ya que lo necesitáis, por ejemplo, para cubrir los gastos de la fiesta o del traje de Hugo Boss para el novio. Ellos también se podrán encargar de facilitar el número de cuenta a las personas que se lo soliciten.

Sea cual sea la opción que elijáis, no olvidéis dar las gracias a vuestros invitados por su generosidad con un bonito detalle de boda. También podéis enviar una tarjeta de agradecimiento después del enlace a todos aquellos que hayan hecho una aportación a vuestra cuenta. Hay muchas ideas originales para bodas que sirven para dar las gracias a los invitados por su participación. Es un detalle bonito que seguro que agradecerán enormemente. Casi tanto como vosotros su generosidad.