Después del envío de las invitaciones de boda, después de encontrar vuestro perfecto vestido de novia y de daros el "sí, quiero" con el amor de vuestra vida entre ese sinfín de ideas originales para bodas que pensásteis para la vuestra, ¡toca hacer la maleta para relajarse y pasar los primeros días como marido y mujer!

¿Que todavía no habéis pensado en el equipaje para vuestra luna de miel? Te ayudamos a preparar la lista de las cosas que vas a necesitar en tu viaje, vayas donde vayas.

Para empezar, hacemos un repaso de los must que tendrás que llevar en la maleta, sea cual sea el destino:

  • Identificación, DNI o pasaporte dependiendo del destino. Además, no olvides revisar tus coberturas sanitarias y llevarte la tarjeta correspondiente.
  • Tarjetas de crédito operativas en el país de destino.
  • Neceser de aseo con lo imprescindible: cepillo de dientes, peine, desodorante, crema hidratante, maquillaje, medicamentos básicos... Recuerda que en los hoteles suele haber champú y gel, aunque puedes llevar el tuyo en la maleta que factures si así lo prefieres.
  • Móvil y cargador para poder comunicarte con amigos y familiares. Recuerda que depende del destino necesitarás un adaptador especial para poder enchufar todos los dispositivos eléctricos que lleves contigo.

Viaje turístico

Si vas a uno de esos países donde sabes que no vais a parar quietos en todo el día, en tu maleta no puede faltar: 

  • Calzado cómodo, de deporte o preparado para trekking.
  • Bolso grande o mochila donde guardar todo aquello que puedas necesitar.
  • Una cantimplora para no tener que ir comprando botellas de agua.
  • Ropa cómoda: vaqueros, camisetas, mallas, chaquetas o sudaderas, unas deportivas todoterreno…
  • Todo lo necesario para protegerte del sol como gafas, gorras, crema, o para resguardarte del frío, como gorros, bufandas o guantes. Todo dependerá del clima del lugar donde vayas y la estación.
  • Si no vais a realizar excursiones organizadas lo mejor será llevar una guía y mapa del lugar para poder organizaros bien las salidas y no perderos lo más importante.

Viaje playero

Si has escogido un lugar paradisiaco para pasar tu luna de miel y olvidarte de las preocupaciones, en tu maleta debes llevar:

  • Gafas de buceo o equipo de snorkel.
  • Varios trajes de baño o bikinis, serán tu prenda básica.
  • Un par de pareos o vestidos playeros muy fresquitos.
  • Algo de manga larga por si refresca por la noche.
  • Un par de chanclas de playa o calzado fresco y cómodo.
  • Bolsa con todo lo necesario para pasar un día de playa completo.

Viaje mochilero

Si sois unos aventureros natos y en vuestra luna de miel vais a cargar con la mochila para descubrir lugares recónditos, no olvides:

  • Una braga que puedes usar tanto para el cuello, cuando más refresque, como para cubrirte el pelo cuando te moleste.
  • Un minibotiquín con vendas, antimosquitos, ampollas para rozaduras de los pies o esparadrapo, entre otros.
  • Calzado preparado para las diferentes actividades que vayáis a hacer.
  • Un chubasquero ligero, ¡nunca sabes si te va a pillar una tormenta o un aguacero!

Viaje a un lugar frío

Aunque la mayoría de parejas escogen lugares cálidos para su viaje de novios, puede que vosotros viajéis a un lugar frío y tengáis que incluir:

  • Ropa térmica y jerséis gordos
  • Una buena prenda de gore tex tipo cazadora o abrigo que te proteja del frío.
  • Complementos como gorro, orejeras o guantes.
  • Calzado cerrado o botas de agua
  • Una crema con buen protector solar para la cara. Piensa que el frío, el viento y la montaña queman tu piel tanto o más que si te expusieras al sol directo.

Algunas recomendaciones a la hora de hacer la maleta

Si el viaje de novios es inmediatamente después a la boda trata de dejar la maleta hecha unos cuantos días antes, de este modo podrás ir añadiendo al equipaje todo lo necesario y tendrás menos posibilidades de olvidarte algo importante.

Hacer un listado previamente con lo imprescindible te permite que todo esté más organizado y que no lleves cosas que no vas a usar. Hacer un planning con los cambios de ropa y sus combinaciones te puede ayudar a que la maleta no vaya a rebosar.

Trata de no llenar tu maleta de cosas innecesarias, sé práctica y piensa que es posible que acabes comprando algo en el lugar de destino, ¡kilos extra que tendrás que facturar a la vuelta!

Las aerolíneas tienen restricción de peso en el equipaje así que pesa tu maleta antes de salir de casa para asegurar que no llevas kilos de más por los que tendrás que pagar una vez que estés en el aeropuerto.

Una maleta de mano con un par de mudas y algo de ropa. No vamos a ser negativos pero ¡imagínate que la maleta facturada se pierde! Si llevas un par de cambios de ropa y algo de aseo en la maleta de mano te aseguras empezar la luna de miel con buen pie.

¿Se te había olvidado algo?, ¿has echado algo en falta? ¡Comparte tu experiencia!