Parece que fue ayer cuando enviásteis las invitaciones de boda, pero el tiempo vuela y por fin ¡ya estáis casados! Ha llegado el momento de guardar los zapatos de novia, colgar vuestros vestidos, dejar de pensar en ideas originales para bodas y empezar el primer viaje como marido y mujer. La luna de miel es para descansar después de los nervios de la boda, conocer lugares nuevos y disfrutar el uno del otro durante unos días antes de volver a la rutina. Con la ayuda de estos consejos podréis disfrutar cada segundo de vuestro maravilloso destino y de la mútua compañía. ¿Preparados?

1. Desconectad del mundo

Lo primero que tenéis que hacer es olvidaros del móvil, de las redes sociales, del trabajo, etc. Todas esas cosas que os hacen evadiros de lo que os rodea no os van a ayudar a disfrutar de la luna de miel. No pasa nada porque durante unos días nadie pueda contactar con vosotros. Este viaje es solo vuestro.

2. No penséis que es un viaje más

Probablemente ya hayáis hecho algún viaje juntos y os queden muchos más por hacer. Pero este es diferente, es el primero como pareja casada. Es vuestra luna de miel. Así que vividlo de manera especial, con la ilusión que merece este proyecto de vida que acabáis de empezar a construir.

Viajes Aneto

3. No perdáis el tiempo durmiendo

Por supuesto que la luna de miel es para descansar y olvidar todos los nervios que hayáis podido pasar hasta el “sí, quiero”. Pero estáis en una ciudad o en un país que, probablemente, no conozáis y quién sabe si volveréis algún día. No os quedéis todos los días en la cama hasta tarde. Tumbados al sol también se descansa. O bien optad por recorred sus calles y descubrid sus paisajes y sus gentes

4. Utilizad siempre protección solar

Si vais a pasar vuestra luna de miel en algún destino tropical y paradisíaco, no dejéis que el sol os estropee las vacaciones. Protegeros la piel continuamente e hidrataros para evitar sustos o quemaduras que puedan chafaros los planes.

5. No penséis en la vuelta

No penséis en el momento de volver a la rutina. Disfrutad cada minuto de esta experiencia sin acordaros del trabajo diario que os espera a la vuelta a casa. La idea de la luna de miel es ayudaros a desconectar de la vida real y a conectar con vuestro nuevo estatus de casados. Solo os tiene que importar “el aquí y el ahora”.

Ilusion Travel

6. No os saturéis de actividades

Igual que no debéis perder el tiempo durmiendo, tampoco es aconsejable contratar demasiadas excursiones y actividades. Recordad que este viaje es para relajaros y hacer lo que os apetezca. Reservad algún día simplemente para perderos por las calles o no levantaros de las tumbonas. Hay tiempo para todo. ¿Qué os parece desconectar de todo escuchando esas maravillosas canciones románticas para bodas?

7. Tened en cuenta cualquier imprevisto que pueda surgir

Es un error pensar que todo saldrá a la perfección y que no hay por qué ser precavidos. No podéis olvidar que, al fin y al cabo, es un viaje y que puede surgir cualquier tipo de imprevisto. Id preparados para solventarlo y seguir disfrutando sin más preocupaciones, al igual que hiciste con tus zapatos de novia planos cuando se te rompió uno de los tacones durante el baile.

8. Las diferencias es mejor dejarlas a un lado

Como es normal en cualquier pareja, tendréis algunas diferencias. Y la preparación de la boda habrá sacado algunas a flote. No siempre vais a estar de acuerdo y quizá las ideas de decoración para bodas os hayan causado algún quebradero de cabeza. Pero en el primer viaje como marido y mujer no hay cabida para ninguna de ellas. Por unos días vais a hacer un paréntesis en vuestra vida cotidiana y vais a dedicaros solo a ser felices y a descubrir un montón de paisajes y de aventuras emocionantes.

Viajes Aneto

9. No miréis todo a través de la cámara

Por supuesto que tenéis que hacer fotos y vídeos. Es vuestra luna de miel y querréis tener recuerdos de este viaje único el resto de vuestra vida. Incluso podéis incluir algunos en el reportaje de boda con cualquiera de las canciones para vídeos de boda. Puede quedar muy original. Pero tratad de disfrutar de las cosas con vuestros propios ojos para no perderos nada. Absorbed la intensidad de cada momento y de cada lugar con la pareja, no con la cámara.

10. No llevéis exceso de equipaje

Llevad solo las cosas que vayáis a necesitar de verdad. Probablemente en vuestra luna de miel no te hagan falta muchos trajes de fiesta y si algún que otro bikini. Tened en cuenta que vais a querer comprar recuerdos y variados regalos para vuestros familiares y amigos, por lo que necesitaréis espacio en la maleta para traerlos.

Ya está todo preparado para el gran viaje, así que ovidaros de los meses de pruebas de peinados para bodas, menús y estrés. El día B fue un éxito con todos los detalles de boda que pensasteis para los invitados. Ahora toca llenar las maletas de felicidad y ganas de vivir la experiencia al límite. No olvidéis estos consejos e id dispuestos a disfrutar del mejor viaje de vuestras vidas.