El ramo de novia es, sin duda, uno de los complementos más importantes que acompañarán al precioso vestido de novia. Y es que más allá de otros clásicos, como los zapatos de novia, el ramo tendrá un protagonismo especial en uno de los días más importantes de tu historia de amor. Por su relevancia el día B y porque gracias a él vivirás momentos inolvidables tanto durante la ceremonia como a lo largo de la celebración, deberá lucir único. Pero... ¿cómo conseguirlo? Sin duda, apostando por las rosas. 

¿Sueñas con un ramo de novia natural que incluya esta hermosa flor en abundancia? Hoy queremos hacer una mención especial a las rosas que, además de ser todo un clásico al igual que los ramos de novia con peonías, se han convertido en la opción más acertada si quieres lucir un outfit nupcial perfecto. Con un vestido de novia de corte princesa, sirena, en A o recto, ¡el resultado siempre será maravilloso! ¿Deseando conocer todas tus posibilidades a la hora de lucir un ramo de novia sencillo, romántico y repleto de preciosas rosas en tu mágica cita nupcial?

Las encuentras todo el año

¿Sabías que las rosas también se conocen como flores eternas? Esto se debe a que se pueden encontrar en cualquier época del año, pues no son de temporada. Más allá de su gran belleza y sus diferentes tonalidades y variedades –que hacen que sea casi imposible no encontrar la más acertada para cada enlace–, este es otro de los motivos que convierte a las rosas en una gran opción para el ramo nupcial. Y es que sin importar la estación del año en la que vayas dar el "sí, quiero", estas flores se adaptarán tanto al frío de una boda invernal como al cálido clima de una celebración primaveral o veraniega. ¡Máxima versatilidad y gran hermosura!

Distintas variedades

Existen numerosas variedades de rosas, diferenciadas tanto por su tamaño como por la forma de sus pétalos. Desde rosas mini, como las de pitiminí –ideales también en tocados de novia– hasta otras mucho más grandes como las David Austin, –similares a las peonías–, pasando por las Sweet Dolomiti, –que se distinguen por su intenso aroma– y las Red Naomi Supra, –caracterizadas por su largo tallo y su aspecto aterciopelado–. Para confeccionar tu fantástico ramo de novia puedes elegir una sola de ellas o bien combinar varias. Todo dependerá de tus gustos personales y, cómo no, también de la opinión de tu florista de confianza. 

Un sinfín de colores

Las ventajas de las rosas son infinitas. Y es que además de poder lucir un precioso ramo repleto de ellas en cualquier estación del año y de existir diferentes variedades, las encontrarás en muchísimos colores: desde los más vivos y fuertes hasta los más suaves y empolvados. De este modo, y junto a las tradicionales rosas rojas, las verás en blanco, rosa, azul, violeta, amarillo, naranja... ¡hasta negras! Es por ello que tampoco importará el estilo que desees reflejar en tu look, pues podrás escoger sin problema el color de rosa que, de forma perfecta, encaje con tu esencia más pura y personal. 

Flor única o combinaciones de ensueño

¿Conoces los ramos compuestos por una sola rosa? Se trata de una rosa gigante que logra aportar toda la belleza que un ramo de novia requiere y merece. Como esta opción, por supuesto también encontrarás la más clásica; preciosos buqués compuestos únicamente por un sinfín de rosas o acompañadas de otras flores. Por ejemplo, girasoles, tulipanes o gerberas.

Como ves, las rosas darán un juego increíble a tu ramo, ya sea convirtiéndose en las completas protagonistas del mismo o complementándose con otras flores maravillosas. Tan solo deberás escoger la variedad y el color que mejor encajen contigo y con el estilo de tu enlace. Y recuerda que la elegida también podrá formar parte del prendido que luzca tu pareja en ese precioso traje de novio, en cualquier detalle de la decoración o en alguna de esas ideas originales para tu boda que cubrirán el romántico escenario. ¡El resultado final enamorará a todos los presentes!