Ir al contenido principal
Bodas

Cómo vestir para una boda en la playa: los mejores looks para novias, novios e invitados

Si os preguntáis cómo vestir para una boda en la playa, traemos soluciones para todos y todas. Y es que es una duda muy frecuente tanto para los protagonistas del gran día como para los invitados. ¡Seguid estas reglas de vestimenta y triunfaréis!

Pareja de novios saliendo de la boda en la playa con los invitados en el pasillo

Pareja de novios saliendo de la boda en la playa con los invitados en el pasillo

En las bodas en la playa hay mucha magia: el mar de fondo, la arena bajo los pies y un estilo muy alegre y desenfadado. Aunque el protocolo de vestimenta lo marcará la pareja que se va a casar. ¿La buena noticia? Que aún así, hay unas reglas básicas para saber cómo vestir para una boda en la playa y acertar de lleno. Así que, tanto si sois los protagonistas como uno de sus seres queridos, no falléis en la elección y consultad cuanto antes todos los tips que os traemos: tejidos, estilos, colores y cortes del vestido o traje para todos los participantes. 

Y es que un paraíso natural y seductor como la playa merece un outfit a la altura del maravilloso escenario. Una etiqueta que contempla vestidos ibicencos, bohemios y estampados para ellas, y trajes en colores claros para ellos. Pero, más allá del dress code que marque la invitación de boda o las pautas recomendables para este tipo de celebraciones, recordad siempre tener muy presente la temperatura que podría hacer en el sitio donde tenga lugar la romántica cita nupcial para no pasar frío ni calor con la ropa elegida. ¿Preparados? Pues tomad nota de todas vuestras posibilidades.

La novia

look de novia en la playa con el altar decorado de fondo en la playa

La novia (casi) siempre escogerá el color por excelencia: el blanco. Pero, más allá de la tonalidad estrella, ¿cómo son los vestidos de novia pensados para bodas en la playa? Muy sencillos. Y habitualmente están confeccionados con telas ligeras y vaporosas, que favorecen el movimiento y el vuelo, y que destacan por su comodidad. Así, si te casas en la playa, la gasa o el tul serán tus mejores aliados, como también el guipur, el algodón y el lino. Y no descartes en absoluto la seda, el crepé, el chifón ni la organza. ¡Olvídate de tejidos rígidos!

Más cosas. Si eres la afortunada que se va a casar y buscas cómo ir bien vestida a tu boda en la playa puedes incorporar detalles con un aire boho chic. Un acierto total con el que transmitir delicadeza y romanticismo. Por ejemplo, delicados encajes, estudiadas transparencias, una cola bien ligera y elementos en crochet. Para el peinado y el maquillaje elige siempre la naturalidad: semirecogidos sencillos o la melena al viento, un make up de estilo nude y adornos para el pelo con flores coloridas.

Además, las bodas de día con estilo informal brindan la posibilidad de innovar con un vestido de novia corto, un conjunto de dos piezas, un mono original o, incluso, un traje tipo sastre abierto. En cambio, en las bodas de tarde o noche encajan mejor vestidos de novia algo más sofisticados, ya sea con pedrería o con elementos en tendencia, como flecos o lazos.

El novio

Novio con traje de color claro esperando a la novia en el altar de la boda en la playa

Vamos ahora con el caso de los novios. A la hora de vestir para una boda en la playa lo ideal es escoger un traje de novio en colores claros o en gamas cromáticas pastel, que combinen con los accesorios de la novia o con los detalles de la decoración. En cuanto a los tejidos, es preferible optar por el lino, el algodón delgado o la mezcla de lana y seda, que no se te pegarán a la piel ni te darán sensación de calor, algo que viene genial en las bodas de día en las que se prevé que hará mucho calor. Incluso aunque estas sean en estaciones templadas. 

Destacar que los reyes indiscutibles de las bodas en la costa son el estilo cóctel o semi informal, que permite llevar un traje sin corbata, y el estilo playero o guayabera, con trajes claros u oscuros en lino. Y para los enlaces más desenfadados queda abierta la opción de usar bermudas combinadas con accesorios llamativos y elegantes. Un universo de posibilidades al alcance de todos los novios para que su look sea conveniente, pero siempre personalizado. 

Más allá de estas opciones, y según el protocolo de la boda, también puedes optar por el traje clásico o bien por un esmoquin si tu boda es de noche o prefieres un estilo formal más riguroso.

Los invitados

Fotografía de la novia con las invitadas de boda en un escenario con el mar de fondo

Si tenéis la suerte de haber sido invitados a una boda en la playa, ¡enhorabuena!, ya que disfrutaréis de un paisaje natural hermoso. Pero es probable que os ronde por la cabeza la duda de cómo vestir para ir a una boda en la playa, ¿verdad? No sufráis. Hombres y mujeres tenéis diversas posibilidades. Para empezar, los asistentes a este tipo de celebraciones debéis estar muy atentos al dress code de las invitaciones, ya que es posible que el código marque vestidos ibicencos para el evento. Sobre todo, si la pareja tiene pensado planificar la boda de blanco en la playa con la que siempre ha soñado. 

Pero si no se indica expresamente, el blanco es un color que debéis evitar, al igual que sucede en el resto de los enlaces. ¿Y cómo visten entonces las invitadas de boda en la playa?  Con vestidos lisos o de estampados alegres y en colores pastel, como el aguamarina, los amarillos suaves, los tonos tierra, los azules y los naranjas, entre otros. Y es que son opciones que combinan maravillosamente bien y de forma natural con el espacio en el que tendrá lugar la gran cita nupcial. Sin dejar de lado los colores vivos ni las telas ligeras, como las indicadas anteriormente: el algodón, el lino, el tul, el chifón, la seda, el chalis... 

imagen de grupo donde los invitados de boda sujetan a la novia en una imagen en la playa

Las mujeres también deben tener en cuenta el estilo más o menos formal del enlace, ya que si es una boda de noche deben llevar colores más oscuros y vestidos largos, mientras que en una etiqueta menos formal y en una boda de día están permitidos los vestidos de largo midi o los vestidos cortos, así como los trajes tipo sastre. Otra apuesta segura son las túnicas y caftanes de estilo boho, ya que son diseños que casan genial con la frescura del día y que quedan súper elegantes. Algo parecido a lo que ocurre con los monos de pantalón palazzo con escote delantero o trasero. Prendas cómodas para disfrutar del evento con total comodidad.

En cuanto a los invitados hombres, pueden vestir parecido al novio. Es decir, con un traje clásico con chaleco en el que se prescinda de la corbata, con un conjunto cóctel o semiformal de lino más liviano o con una camisa o chaqueta guayabera con gafas de sol incluidas. ¿Y por qué no llevar solo una camisa blanca con tirantes? ¡Será lo más! 

Complementos para todos

invitados de boda con sombreros de paja en un ambiente distendido

Más allá de los vestidos y trajes, los accesorios para una boda en la playa también juegan un papel fundamental en la estética final. Por eso os damos algunas ideas. Para que el sol no les moleste, las mujeres pueden aprovechar para taparse la cabeza con una pamela a juego con el vestido, así como llevar un tocado con un recogido o un semirecogido. Pero también los pasadores o adornos de inspiración floral y veraniega, los chales, las diademas, las coronas de flores, o, directamente, unas flores naturales en el pelo son complementos más que oportunos y bienvenidos.

En cambio, a los hombres les pegan más los sombreros de paja y las pajaritas minúsculas de colores. En ambos casos, unas gafas de sol llamativas serán el accesorio ideal para dar un toque chic y divertido al conjunto, y para lograr unas fotos de boda muy casuales y espontáneas. 

¿Sabéis ya qué estilo escogeréis? Esperamos que estas pautas de etiqueta os hayan despejado las dudas sobre cómo vestir para una boda en la playa. Y recordad que si necesitáis inspiración concreta, nuestro catálogo de vestidos de novia, trajes de novio, vestidos de fiesta y complementos puede ser vuestra salvación. Así como también cualquier recomendación de primera mano de vuestra tienda nupcial de referencia o del diseñador por el que apostéis para el gran día.