Si las novias buscan y rebuscan entre los catálogos de vestidos de novia el modelo que van a lucir y las invitadas se prueban decenas de vestidos de fiesta hasta dar con el que más les gusta, ¿qué pasa cuando estás embarazada? Las opciones pueden parecer limitadas, pero no te preocupes: las líneas premamá también tienen en cuenta a las que reciben invitaciones de boda. Y no solo eso: muchos vestidos de las colecciones tradicionales se adaptarán perfectamente a tu nuevo estado ¡Al menos durante los primeros meses! ¿Quieres descubrir los mejores vestidos de fiesta para embarazadas? 

Vestidos de fiesta premamá durante el primer trimestre

No es que queramos que vuelvas a practicar las matemáticas, pero algunas cuentas tendrás que hacer para ver qué necesitas en tu look de invitada. El primer trimestre de gestación, en el que muchas mujeres solo notan la ropa apretada y una incipiente barriguita –sobre todo si se trata del primer hijo–, no presenta muchos problemas: basta un vestido con cintura baja, a la altura de la cadera, para estar perfecta sin que nada apriete. ¡El estilo años 20 es perfecto para esos tres primeros meses de embarazo! También es muy adecuado optar por vestidos plisados desde el cuello, ya sean vestidos de fiesta cortos hasta la rodilla, o bien largos hasta los tobillos. El plisado marcado se adaptará a lo que necesites si eres una invitada embarazada.

Vestidos premamá de boda: todo lo que tienes que tener en cuenta

Sin embargo, si hay un corte que sienta bien a todas las embarazadas que quieran vestirse de forma elegante y con estilo es el talle imperio. Pocas ocasiones tendrás de lucir un pecho tan bonito y prominente como durante el embarazo, así que los vestidos que marcan el escote son los más indicados para cualquier trimestre de gestación. Por eso los vestidos de fiesta largos de estilo griego, confeccionados con telas vaporosas, como la gasa, son perfectos para ti. En los primeros meses de embarazo no necesitarás comprar un vestido de línea premamá, ya que el corte imperio de un modelo tradicional te servirá perfectamente. A partir del quinto mes seguramente te quedará mucho mejor un vestido de fiesta premamá, ya que los diseñadores habrán tenido en cuenta que la barriga "sube" el vestido por delante y te aseguran un look de invitada perfecto. Otro detalle de mucha importancia: vigila bien el largo del vestido. ¡No puedes correr el riesgo de tropezarte y caer! Asegúrate de que queda un espacio libre hasta el suelo y luce tus bonitos zapatos de fiesta sin temor a accidentes. ¿O te has decantado por unos zapatos de novia de color? En cualquier caso, no renuncies a la seguridad.

Vestidos de fiesta para embarazadas: cuáles resultan más indicados

Además de ser los que mejor sujetan el pecho, los tirantes anchos son muy favorecedores, al igual que el escote asimétrico, que te regalará un plus de estilo y es perfecto si quieres llevar un vestido de boda de embarazada con escote corazón. Los hay preciosos con tirantes de gasa que dejan ver todo el escote. Otra buena idea es optar por vestidos de encaje, una de las tendencias en trajes de fiesta que parece no pasar nunca de moda. Puedes utilizarlo en mangas, como superposiciones o en el top, combinado con una falda elástica o con vuelo, a tu gusto. También puede ser una gran idea escoger alguno de los monos de fiesta para bodas: muchos tienen el talle bajo y puedes llevarlos perfectamente los primeros meses de gestación. ¡Las opciones en vestidos premamá de fiesta son muy variadas!

Vestidos de boda premamá: qué tejidos escoger

Los tejidos que mejor te sentarán son los vaporosos y ligeros, como la gasa o el tul. El crepé también resulta adecuado en vestidos anchos y con caída baja a la altura de la cadera, para evitar que se peguen al cuerpo, pero solo durante los primeros meses. Y el terciopelo se revela como una de las telas más chic para ir a una boda en invierno. Como complemento, no olvides los maravillosos chales de fiesta, un accesorio imprescindible para transformar tu look con un simple gesto. ¿El enlace está previsto para los meses más fríos del año? Recurre entonces sin dudarlo a los abrigos de fiesta. Se convertirán en el mejor acompañante para tu vestido de fiesta de embarazada.

¿Cuáles son las mejores opciones cromáticas para invitadas embarazadas?

Se llevan el amarillo, el rojo, el verde, el nego y, por supuesto, la gran tendencia: los vestidos azules de fiesta. Aunque siempre hay un momento para los encantadores tonos pastel: rosa, beige, crema, azul celeste... Esta variedad de color te permitirá escoger sin problema en función de si lo que buscas son vestidos de día o vestidos de noche para embarazadas.

Asimismo, podrás elegir entre un vestido premamá de fiesta liso o bien con variados estampados, por lo general florales. Unos estampados que suelen recorrer la práctica totalidad del vestido, pero que también encontrarás solo en el cuerpo o la falda de los modelos.

¿Ya sabes qué vestido de fiesta vas a lucir? Sea cual sea la opción elegida, no olvides que te verás perfecta si complementas tu look nupcial con uno de los peinados para bodas más indicados en tu caso: peinados naturales, informales, recogidos con flequillo... En cuanto al calzado, seguro que entre las inumerables propuestas en zapatos para novias encuentras el par que estabas buscando. ¡Serás una invitada de boda embarazada de 10!