Cuando recibes invitaciones de boda, resulta inevitable zambullirte en mil catálogos de vestidos de fiesta y sucumbir ante la tentación de probarte decenas para ver cuál es el que mejor te sienta. ¿Cuál será el look adecuado? ¿Qué zapatos me pongo? ¿Con qué complementos combino mi vestido?

Un look en rojo brilla por sí solo

El rojo es uno de los colores más solicitados en vestidos de fiesta, por ser un tono llamativo e intenso, a la vez que elegante, sobre todo si se combina con negro, una de las apuestas más seguras. Es tan protagonista en los looks de invitada que no necesita complementos para rematarlo: basta con un bolso de fiesta, tipo clutch o cartera de sobre, y alguna pieza de joyería o bisutería, además de los inevitables zapatos de tacón: sandalias en verano y stilettos en invierno.

El mejor color de los complementos para combinar con un vestido rojo de fiesta es, sin duda, el mismo tono de rojo; sin embargo, negros y dorados son también una buena opción. Encontrarás diseños en rojo en todas las tiendas de vestidos de fiesta ¡y no solo vestidos! Los monos de fiesta para bodas también se visten de este pasional color. ¡Nadie escapa a su poderosa fuerza! 

Largos, cortes y escotes para todos los gustos

Una de las características que mejor define al rojo en el dress code de fiesta es que admite infinidad de estilos, desde los más sencillos, en crepé o seda, hasta los más espectaculares, en raso o tul. Y también un amplio abanico de cortes, tanto en escotes como en largos. Los vestidos de fiesta 2018, al igual que ocurre con los vestidos de fiesta 2019, marcan como tendencia inexcusable los vestidos de fiesta cortos con escotes palabra de honor o tirantes anchos, a veces con encaje (sobre todo en las mangas y el escote). Si quieres lucir los vestidos de fiesta largos, ten en cuenta que esta temporada aparece el corte sirena con fuerza, junto a los vestidos rectos con algo de cola e incluso los cortes princesa con faldas voluminosas. ¡El rojo lo permite absolutamente todo! Encontrarás modelos increíbles entre los vestidos de fiesta Pronovias, así como en la diversidad de propuestas que ofrecen los vestidos de fiesta Rosa Clará.

Dress code: el punto de partida

Si te apetece llevar un vestido rojo a una boda pero no te atreves al total look, puedes jugar con su eterno acompañante, el negro. Por ejemplo, como superposición de bolero o sobrefalda en encaje negro sobre un vestido rojo. O apuntarte a la tendencia del dos piezas con una falda larga estructurada acompañada de un top en negro o, la novedad, en blanco (perfecto para bodas primaverales). Como siempre, el dress code lo marca la propia ceremonia: recuerda que si es una boda de mañana, lo indicado es elegir vestidos de fiesta cortos, justo por debajo de la rodilla, mientras que si es una boda de tarde lo más habitual es optar por espectaculares vestidos de fiesta largos. Atención a los escotes, sobre todo en la ceremonia: lo más indicado es cubrir el vestido con un bolero o un chal de fiesta. Si es invierno, puedes conjuntar con tu vestido rojo algunos de los abrigos de fiesta en negro. 

Muchos diseñadores (fuera ya de la esfera nupcial y de ceremonia) incluyen modelos rojos en sus nuevas colecciones: es el caso de los vestidos de fiesta de Purificación García, por ejemplo, o de los vestidos de fiesta de Roberto Verino. Descubre entre nuestra selección de más de 100 modelos ese vestido rojo de fiesta que andas buscando. Y si el rojo no es tu color, déjate sorprender por los vestidos azules de fiesta (en cualquiera de sus mil tonalidades, aunque el que más se lleva es el azul intenso) o por la nueva tendencia de este 2018 para los looks de invitada: los vestidos verdes de fiesta.