Aire Barcelona
Aire Barcelona

Seguro que tras recibir una invitación de boda miras en el calendario la fecha elegida y empiezas a buscar vestidos de fiesta o a enamorarte de maravillosos complementos, como bolsos, zapatos y... ¡chales! Porque los chales para bodas son un must indispensable en cualquier look de invitada 10. ¡Gracias a ellos añadirás un plus de estilo y elegancia a tu outfit! ¿Quieres saber más sobre cómo elegirlos y las distintas formas de lucir el tuyo? 

Chales de fiesta de tejidos recios: satén, raso...

Manu García
Manu García

Los chales de fiesta han sido históricamente la gran opción para todas las invitadas de boda, tanto en los meses de verano como de entretiempo. De hecho, los de tejidos recios, como el raso y satén –confeccionados por lo general en la misma tela del vestido–, siguen formando parte de muchos looks de invitadas nupciales, sobre todo para acompañar con su porte y elegancia a los vestidos de madrina. Si te has decidido por un chal de este estilo podrás encontrarlo en cualquiera de las tiendas de vestidos de fiesta de tu ciudad, porque habitualmente forman parte de las colecciones de fiesta más prestigiosas.

Pero, ¿cómo colocarse un chal para una boda te estarás preguntando? Este tipo de chal de fiesta te dará mucho juego, pues en la ceremonia conseguirás un aire formal llevándolo anudado sobre los hombros, mientras que en la fiesta lucirás un look más fresco si lo dejas caer sobre los hombros o lo apoyas solo en uno. ¡Será un fantástico cubrehombros de boda!

Chales de tejidos ligeros: gasa, seda...

Max Mara
Max Mara

Los chales para vestidos de fiesta confeccionados con tejidos ligeros, como la seda o la gasa, son la mejor opción si decides llevar chal en lugar de decantarte por un abrigo de fiesta. Y es que su delicadeza aporta romanticismo al look de invitada sin recargarlo. Pero, ¿cómo ponerse un chal de gasa? Son tan fluidos que te los podrás poner de mil maneras sin que se vean demasiado formales, ya sea anudados o sueltos. Así, podrás anudar el chal de boda con un nudo sobre el pecho, llevarlo apoyado en los hombros, colgando de un solo brazo u hombro, en la mano, sobre los hombros tapando el pecho y dejando la espalda al descubierto... Para sentirte cómoda lo podrás sujetar con un bonito broche que, al mismo tiempo, incrementará la elegancia del conjunto. ¡Seguro que no pasarás desapercibida! 

Si quieres un look uniforme, elige el chal en el mismo tono que el vestido para lograr mayor armonía. Y si lo tuyo son los contrastes, escógelo de un color distinto al del traje de fiesta. Por ejemplo, en un suave color lavanda o crudo sobre un vestido de fiesta azul. ¿O prefieres combinar el chal para vestidos de fiesta con un diseño nude? El abanico de opciones cromáticas es muy amplio, así que deberás escoger en función de tus gustos y del color del vestido. ¡Prepárate para triunfar!

Chales brillantes y estolas de pelo

Silvia Navarro
Silvia Navarro

No solo puedes encontrar chales de tejidos lisos, sino que también los hay de otros materiales con los que garantizar la elegancia de tu look de invitada perfecta. Entre ellos, las estolas de pelo para bodas son la opción más elegante para enlaces de invierno. Las hay de todos los colores y, combinadas con un vestido liso negro, por ejemplo, conseguirás reinventar tu modelo de siempre con un toque juvenil. Además, son una apuesta segura para los monos de fiesta para bodas. Pero ojo, hablamos de pelo, no de piel. La mayor parte de las estolas que encontrarás en las tiendas son sintéticas, así que no traicionarás a tu espíritu eco-friendly.

A su vez, los chales de pedrería, de paillettes o lentejuelas y las telas satinadas de los brocados deberían llevarse únicamente sobre vestidos de fiesta largos en bodas de noche, ya que de día el protocolo no recomienda lucir brillos. Los chales para vestidos de noche son una apuesta segura sobre trajes lisos, pero si eliges uno estampado ten cuidado, ya que podría quedar demasiado recargado.

Mantones, eternos clásicos

El Corte Inglés
El Corte Inglés

Aunque no es un chal propiamente dicho, el mantón, esa prenda tan española que forma parte de muchos de los trajes regionales de nuestro país, no podía quedar al margen. Los de Manila son los más famosos, pero puedes encontrarlos de todo tipo y a precios de lo más variados. Eso sí, una regla básica es que los mantones para bodas tengan flecos, pues sin ellos el efecto es demasiado rígido. Además de llevarlo negro, puedes elegir otro gran clásico: los mantones en tonos crudos con bordados de vivos colores. Asimismo, esta prenda quedará genial tanto con vestidos de fiesta cortos como con largos, aunque si te decantas por la segunda opción apuesta por un espectacular mantón que llegue casi hasta los tobillos. ¡Conseguirás la elegancia informal que andabas buscando!

¿Conocías tantas opciones de chales para lucir en una boda? Descubre los vestidos de fiesta para la próxima temporada antes de elegir el tuyo a juego y, si dudas, no dejes de enamorarte de los vestidos verdes de fiesta de este año: son tendencia y quedan bien tanto a rubias como a morenas. ¿Quién se va a poder resistir al influjo de un verde menta o al precioso aguamarina? Y no dejes de ver todos los peinados para bodas donde podrás inspirarte para conseguir un total look. ¡Los recogidos 2019 son un must para lucir tu chal de fiesta!