Ir al contenido principal
Bodas

¿Podéis alquilar una playa privada para vuestra boda? Os lo contamos

Las playas privadas, ese espacio idílico y desierto de mar y arena solo para vosotros, no existen como tales en nuestro país. Pero eso no es obstáculo para que podáis celebrar una boda en un espacio alquilado en la playa. ¡Os contamos cómo hacerlo!

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas
pareja de novios vestidos de blanco en una boda en la playa en sillones de mimbre

pareja de novios vestidos de blanco en una boda en la playa en sillones de mimbre

Celebrar una boda en una playa privada es el sueño de muchas parejas. Pero es un tema en el que hay que hilar muy fino. Y es que la normativa de Costas en nuestro país no prevé la posibilidad de que las playas se privaticen. Pero que no cunda el pánico porque hay solución. 

Y es que el reglamento sí propone algunas excepciones a la ley. Es el caso de las instalaciones situadas a pie de playa por parte de algunas empresas, como hoteles y restaurantes, que cuentan con lo que llaman (y todos conocemos) como "playa privada". Os lo explicamos bien a continuación para que no os quede ninguna duda.

¿En España hay playas privadas?

Como os decíamos, lo primero que debéis tener claro es que en nuestro país, legalmente, no existen las playas privadas. Esto es así porque la Ley de Costas prevé que las costas sean de titularidad y uso público, ya que entre los objetivos de la normativa está el "garantizar el uso público del mar, de su ribera y del resto del dominio público marítimo-terrestre, sin más excepciones que las derivadas de razones de interés público debidamente justificadas1". Sí que las hay, por ejemplo, en México y en algunas zonas del Caribe, algo que convierte a estas regiones en lugares ideales para una boda destino de película. 

momento del beso de unos novios en una boda en la playa rodeada de familiares

Playas semiprivadas asociadas a empresas

Pero tranquilos, porque hay alternativas que se adaptan a estas circunstancias para hacer realidad el sueño de aquellas parejas que quieren planificar una boda en una playa privada. Hablamos de los hoteles, fincas, restaurantes y espacios afines que ofrecen a los interesados sus playas privadas –que en realidad son semiprivadas, o sea, en régimen preferencial, lo que permite a sus huéspedes y clientes beneficiarse de todas sus ventajas–.

¿Qué caracteriza a estos espacios? Son lugares acondicionados, en muchos casos, con tumbonas, camas balinesas, una zona de bar o, incluso, con un spa de uso exclusivo para los clientes en primera línea de mar. Sin duda, el mejor escenario para disfrutar de privacidad y de un toque de glamur. Una solución que se ajusta a la propuesta que andáis buscando y que os regalará la oportunidad de personalizar todos los detalles del enlace para que sea más original y personal. 

¿Qué opciones tenemos en España para una boda íntima en la playa?

Si queréis alquilar un espacio íntimo sin otros bañistas y lejos de miradas indiscretas, en lugar de buscar una cala o playa privada en el mapa de nuestro país, lo que tendréis que hacer es encontrar una empresa que oferte estos servicios en playa de régimen semiprivado. ¿La buena noticia? Que hay muchas opciones en nuestro territorio: en Mallorca, Fuerteventura, Marbella, Cataluña o Formentera, por ejemplo, encontraréis unos resorts magníficos que, además, tendrán el equipamiento necesario para celebrar la boda allí mismo.

Para la búsqueda de estos locales, nada mejor que consultar nuestro directorio de banquetes anunciados en la categoría de bodas en la playa. En el listado daréis con proveedores que ya cuentan con las autorizaciones necesarias para este tipo de prácticas. ¡Mejor imposible!

invitados vestidos de blanco en la arena de una boda en la playa

Diversos espacios habilitados

Por tanto, no hablamos tanto de hoteles con playa privada en España, sino más bien de restaurantes con vistas increíbles al mar y, sobre todo, de hoteles y fincas con playas anexionadas que, por ser parte del espacio que regentan y gestionan, podrán disponer de instalaciones para que se celebre una boda sin problemas. De esta forma, tanto en la misma playa acondicionada como en los jardines, terrazas, beach clubs y salones interiores y exteriores podréis daros el "sí, quiero" que siempre habéis imaginado.

Un evento mágico con el sonido del mar de fondo y la brisa marina como auténticos protagonistas. Sin descuidar las diferentes ideas de decoración para bodas en la playa que queráis añadir, que darán ese toque chic inconfundible al evento para que todos los invitados queden maravillados con la cita y con el escenario escogido para la ocasión. 

Permisos y burocracia para una boda en una playa privada

Ya que celebrar una boda en una playa privada en España, o semiprivada más bien, constituye una excepción al régimen público general, no necesitaréis hablar con el ayuntamiento del lugar. En cambio, sí que tendréis que encontrar a un proveedor que os guste para consultar con él todos los detalles respecto a la posibilidad de celebrar la ceremonia allí. Al ser un local privado con régimen distinto al administrativo de los lugares públicos, solo deberéis atender a la normativa que os especifiquen, por lo que las condiciones de contratación estarán más que claras desde el principio, y lo mejor de todo, sin burocracia añadida. De haberla, ya se ocuparían ellos…

banquete de boda situado en la playa con una decoración de mesas con girasoles

Ventajas de los locales con playas anexionadas

Por otro lado, al alquilar estas playas privadas o semiprivadas de España para la ceremonia y el banquete contáis con el beneficio de tener la celebración soñada en un espacio que garantiza la mejor calidad y tranquilidad posibles. Además, os ahorraréis problemas de infraestructuras y todo lo relacionado con la solicitud de los permisos especiales que sí se necesitan para casarse en una playa pública. Algo que en este último caso gestiona el ayuntamiento de la localidad a la que pertenezca la playa, con la complejidad de todos los trámites y el posible retraso de los plazos.

Eso sí, recordad que las playas semiprivadas en España están asociadas indisolublemente a un local, restaurante, finca u hotel que las gestiona y las administra, así que no intentéis encontrarlas de forma separada o independiente. Alquilar una playa para vuestra boda siempre debe hacerse a través de ellos. ¿Los pasos que hay que seguir? Buscar la zona que más os gusta y poneros en contacto con las empresas que distribuyen servicios en esa área para contar con una boda en la playa que sea legal, de calidad y respetuosa con el medio ambiente. Y pensad también en preguntar a los propietarios de los establecimientos los horarios disponibles para casarse allí sin molestias, así como el tamaño disponible para la celebración, los precios y los espacios delimitados. 

Ahora que ya sabéis todo lo relacionado con organizar una boda en una playa privada (o mejor dicho, ¡semiprivada!), podéis poneros manos a la obra si este es vuestro deseo. Y es que cumplir vuestra ilusión de celebrar la unión en el marco incomparable de la costa mediterránea, cantábrica o atlántica es posible si contáis con la información necesaria o con la ayuda de una empresa experta en organización de bodas que os asesore. Enhorabuena, porque seguro que será un día inolvidable. 

Referencias

  1. Boletín Oficial del Estado https://www.boe.es
¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas