Rosseblanc
Rosseblanc

Si os acabáis de comprometer y queréis empezar a preparar vuestro enlace, uno de los principales aspectos que debéis decidir es el tipo de boda que queréis planificar. Existen muchas variantes en función de estos cuatro factores: el tipo de ceremonia, el estilo de la decoración y el formato y carácter del "sí, quiero". Tomaos vuestro tiempo a la hora de escoger, pues de vuestra elección dependerán aspectos tan variados como el de las invitaciones, el de los regalos para los invitados o el de las ideas originales para bodas que pongáis en práctica, ya que es importante que todo siga un mismo estilo, una misma estética o una misma temática. A continuación, os mostramos todos los tipos de bodas existentes. ¡No esperéis más y elegid la vuestra!

Según el tipo de ceremonia

Tras la pedida de mano empieza la organización de la boda. Y una de las principales decisiones será acordar el tipo de ceremonia que sellará vuestra unión. Estos son algunos de los tipos de celebraciones de boda más populares, que se pueden ajustar según las culturas y creencias de los protagonistas.

Boda religiosa

En nuestro país, el matrimonio religioso más frecuente es el católico, que se celebra en iglesias, ermitas, capillas y catedrales, donde un cura o sacerdote es el encargado de oficializar el compromiso, aunque también es posible celebrarlo fuera de la iglesia. Asimismo, puede tratarse de una boda religiosa sin misa o con ella, otro aspecto que deberéis decidir. Y, además de alguna documentación extra –como las partidas de bautismo de los contrayentes–, una boda por la iglesia precisa de algunos trámites adicionales respecto a las bodas civiles, como el de la toma de dichos y el cursillo prematrimonial.

Instántanea y Tomaprimera
Instántanea y Tomaprimera

Boda civil

Normalmente, las ceremonias civiles se celebran en el juzgado o ayuntamiento y son oficiadas por el juez encargado del Registro Civil, por un juez de paz, por el alcalde o bien por un concejal, si bien también se pueden celebrar ante notario. Es muy común que las parejas que se decantan por este tipo de ceremonias firmen toda la documentación un día –por lo que ya están legalmente casados– y en otra fecha organicen una ceremonia sin validez legal, a la que sigue la celebración junto a sus familiares y amigos. En estos casos es indispensable contar con un oficiante de ceremonias que, como su nombre indica, oficie el acto. A diferencia de los tipos de bodas que se celebran en una iglesia, las bodas civiles ofrecen mayor libertad a las parejas. Así que podréis personalizar desde la música para bodas civiles que queréis incluir hasta las lecturas de los asistentes o el guion. Suena bien, ¿verdad?

Boda simbólica

Las ceremonias simbólicas han ganado muchos adeptos en los últimos tiempos debido a la libertad que permiten y a las tradiciones antiguas con las que se vinculan. Tienen un componente emocional y sentimental perfecto para aquellas parejas que no se identifican con ninguna fe en particular, así como para segundas nupcias, renovación de votos matrimoniales o celebraciones de aniversarios nupciales. Asimismo, una ceremonia simbólica de boda puede formar parte de una unión civil o religiosa, aunque en el caso de una boda por la iglesia os recomendamos que habléis antes con el cura para aseguraros de que podéis incluirla sin problema en la ceremonia. ¿Cuáles son los tipos de bodas simbólicas más conocidas? La ceremonia de la arena, la ceremonia de las velas, la ceremonia de la unión de las manos o handfasting y la ceremonia de la rosa.

Mon Amour Wedding Photography by Mònica Vidal
Mon Amour Wedding Photography by Mònica Vidal

Según el formato de la celebración

El número de invitados define en parte el formato de la celebración, un aspecto clave para la planificación. Y aunque las bodas suelen congregar a muchas personas, no todas las parejas tienen un entorno multitudinario o sencillamente no les atrae la idea de un acto masivo, ya sea por razones personales, económicas o circunstanciales del momento. Descubrid alternativas a las bodas estándar.

Boda íntima

A ella solo asistirán los familiares y amigos más cercanos. Un pequeño círculo de gente –no más de 70 personas–, con el que compartiréis una fecha muy especial. Al tratarse de un enlace más pequeño será también más cercano y podréis atender a todos los presentes tranquilamente y sin prisas. Otra característica de este tipo de bodas es que la personalización puede ser total.

Boda en secreto

Casarse en secreto –también conocido como elopement wedding– es un concepto de boda sencillo: se trata de parejas que deciden intercambiarse las alianzas únicamente delante del oficiante de la ceremonia y de los testigos. Una unión en la más estricta intimidad con un fuerte halo romántico. Sin duda, un formato excelente para aquellos que buscan total privacidad.

Juan Licandro
Juan Licandro

Según el carácter de la celebración

Según su nivel de protocolo o formalidad, las bodas pueden ser formales o informales, aunque podéis hacer un mix entre las dos. Descubrid las singularidades de ambas opciones.

Boda formal

Tiene en cuenta el protocolo tanto durante la ceremonia, con un acento más sobrio, como a lo largo de la celebración, donde prevalece la fórmula del clásico banquete con los invitados sentados y las mesas asignadas. En cuanto al dress code, los trajes de los cónyuges y de los invitados son elegantes.

Boda informal

Tiene un tono más desenfadado y despreocupado y, por lo general, admite cualquier decoración. El espíritu casual y los vestidos de novia sencillos son perfectos en enlaces celebrados principalmente en el exterior y con recepciones de tipo bufé o cóctel. 

Según el estilo de la decoración

Independientemente del tipo de rito, los enlaces tienen un estilo particular en función de la decoración del gran día, que es la que marcará la diferencia entre uno y otro. Y vuestra personalidad y estilo de vida deben reflejarse en la elección. ¿Listos para descubrir qué tipos de bodas hay en este sentido?

Boda clásica

Regida por una gran solemnidad y elegancia, en ella predominan el blanco y los tonos empolvados, sobre todo en los grandes imprescindibles: los arreglos florales. Tampoco faltarán los tonos dorados, ya sea en el bajoplato, la mantelería, las copas o las servilletas, por ejemplo. Por su parte, no es extraño decorar las sillas del banquete que ocuparán los protagonistas de la jornada con tul y flores a juego con la tonalidad cromática elegida. Los candelabros y los jarrones son otros básicos de este tipo de enlaces.

Boda romántica

Las bodas de inspiración romántica se caracterizan por los tonos pastel, los blancos y los nudes. Las flores adquieren un gran protagonismo, ya sea en los bancos de la ceremonia, en los centros de mesa, en la mantelería o en el seating plan. También lo tienen las velas y los candelabros –especialmente en los enlaces nocturnos–, perfectos para añadir un aire cálido y acogedor al ambiente.

Bodas con Love
Bodas con Love

Boda vintage

Este estilo os transportará a épocas pasadas: maletas antiguas, marcos de fotos de vuestros padres, muebles de segunda mano, máquinas de escribir, jaulas, candelabros, libros viejos, máquinas de coser de vuestras abuelas… ¡Todo vale! Los estampados florales y las tonalidades claras casan de maravilla con lo vintage, al igual que en el encaje y el crochet, con el que podréis decorar por igual el rincón de firmas que el centro de las mesas o el espacio de bienvenida, por ejemplo.

Boda rústica o campestre

Las bodas rústicas o campestres son ideales para celebraciones al aire libre en un campo, un jardín, un bosque o una pradera. Predominan los colores tierra y los elementos naturales, como la madera, presente en las mesas del banquete o en el tronco que hará de base en vuestros centros de mesa; las bolas de paja, que actúan como bancos en la ceremonia o en la zona chill out, y el yute, que puede adornar jarrones o tarros de cristal, por ejemplo. ¿Más cosas? ¡Por supuesto! Las flores silvestres, los cestos de fibras vegetales, los palés y las cajas y carteles de madera son otras propuestas decorativas que encajarán a la perfección en este tipo de enlaces.

Jesús Barea
Jesús Barea

Boda minimalista

En este tipo de bodas, la decoración es austera y sofisticada. Es importante saber "dónde", "cómo" y "cuándo" utilizar cada elemento decorativo para que se integre en el paisaje y equilibre el conjunto. El minimalismo es ideal en espacios modernos amplios y se basa en la idea simple de utilizar solo los elementos imprescindibles. Así pues, apostad por el "menos es más". Incluso para los outfits, el maquillaje y el peinado de boda.

Boda boho chic

Inspirada en el estilo bohemio o hippie de los años 60 o 70, la tendencia boho chic se caracteriza por su espíritu libre y natural, libre de protocolos. Entre los distintos tipos de decoración para bodas, el boho chic se caracteriza por la fuerte presencia de colores vivos, alegres y desenfadados. No pueden faltar tampoco los motivos étnicos, con alfombras, cojines y pufs; los elementos colgantes; las flores; las velas y los candelabros; ni los jarrones antiguos. La decoración de este tipo de bodas –que suelen celebrarse en espacios abiertos– es relajada y desenfadada.

Maquillando Rosa Rosa
Maquillando Rosa Rosa

Boda shabby chic

A medio camino entre el estilo rústico y el vintage pero con toques de sofisticación. Así son las bodas shabby chic, que se definen por el empleo de elementos antiguos en enlaces contemporáneos. ¿Cuáles? Por ejemplo, las vajillas de porcelana blancas o con motivos florales o los espejos con marcos de madera de todas las formas. También los tapetes de ganchillo y las sillas decapadas. En cuanto a las plantas, decantaos mejor por las rosas o la pampa grass. Otra alternativa decorativa son los recuerdos familiares, como las fotos, que podéis exponer encima de una cómoda antigua restaurada y pintada de blanco. Sin olvidarse de biombos o ventanas viejas –perfectas para delimitar el espacio de la ceremonia o para dar forma al seating plan–, ni de los encajes, la gasa y el lino para recubrir muebles y mesas.

Boda glam

Los colores dorados y los brillos son los indiscutibles protagonistas de una boda del estilo, en la que no faltarán los espejos, los candelabros, las lámparas de araña, las mantelerías con lentejuelas, los arreglos florales imponentes, los cojines de seda… Un estilo que busca dar sensación de lujo y elegancia en cualquier detalle. Y en lo que a la paleta cromática se refiere, el blanco y el negro juegan un papel destacado, al igual que el morado.

Yes I do
Yes I do

Boda urbana

Entre los diferentes tipos de bodas, las urbanas son aquellas que se celebran en medio de la ciudad, ya sea en una espectacular azotea, en un majestuoso hotel, en una antigua estación de tren o en una fábrica. Con un estilo absolutamente único y contemporáneo, las tiras de bombillas, las guirnaldas de papel o de flores, los pompones de todos los tamaños y tonalidades, las sillas metálicas, las letras luminosas XXL y los objetos decorativos en cobre, blanco, dorado y gris son excelentes aliados.

Boda temática

Elegir un tema central para la boda os permitirá escoger las diferentes ideas de decoración para bodas en torno al mismo. El universo de posibilidades es infinito. Solo debéis pensar en algo que os guste y os represente. Puede ser una serie, un libro, un musical, un país, un hobby –como un deporte, los viajes, el mundo del vino, las motos…– o una saga cinematográfica, por ejemplo. ¡Lo que queráis! Para plasmar la estética concreta solo debéis tener claro los rasgos característicos del tema y dejar volar la imaginación.

Lydia García
Lydia García

Ahora que ya sabéis cuántos tipos de bodas hay, os resultará mucho más sencillo decidir cómo queréis que sea la vuestra. De este modo, sin daros apenas cuenta, conseguiréis que el "sí, quiero" sea un fiel reflejo de quiénes sois, de vuestras convicciones y de lo que os gusta. ¡Qué seáis muy felices!