Bodas

Organizar una boda civil: la guía más completa

Tras el compromiso toca ponerse manos a la obra. ¿Solo tenéis claro que queréis que el vuestro sea un matrimonio civil? Pues no os podéis perder esta práctica guía, con todo lo que necesitáis saber para que vuestro paso por el altar sea un éxito.

Te ayudamos a encontrar a los mejores organizadores de bodas 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas
Pareja LGTBI+ besándose a la salida de la ceremonia civil el día de la boda

Pareja LGTBI+ besándose a la salida de la ceremonia civil el día de la boda

Antes que nada... ¡felicidades por vuestro compromiso! Después de este romántico momento toca empezar con todos los preparativos. ¿Tenéis claro que la vuestra será una boda por lo civil? Pues habéis llegado al lugar perfecto. Y es que a continuación os explicaremos todo lo que necesitáis saber sobre cómo organizar una boda civil: desde la elección del lugar más indicado para vosotros hasta todo el papeleo que deberéis presentar, pasando por un práctico guion de la ceremonia civil y los diferentes rituales simbólicos. Todo ello no solo os permitirá vivir la boda de vuestros sueños, sino también disfrutar con todos los preparativos. Y con la seguridad de que no os estáis olvidando de ningún trámite ni aspecto importante. ¡Seguro que vuestro gran día será de 10! Si estáis preparados... ¡allá vamos!

Boda civil: todo lo que necesitáis para organizarla

Trámites necesarios para una boda civil

¿Cómo elegir al oficiante de una boda civil?

Los testigos de una boda civil

Boda civil: ¿cuándo es posible celebrarla?

Guion boda civil: cuatro puntos básicos

Boda civil: rituales simbólicos

¿Cuál es la diferencia entre una pareja de hecho y un matrimonio civil?

Elegir el lugar de celebración

¿Cuánto cuesta una boda civil?

Precioso escenario nupcial, a punto para celebrar la ceremonia civil el día de la boda

Boda civil: todo lo que necesitáis para organizarla

Seguro que os estáis preguntando, ¿cómo organizar una boda civil? Pues tranquilos porque os damos todas las claves tanto si os planteáis cómo organizar una boda civil en la playa como si queréis saber cómo organizar una boda civil paso a paso, cómo organizar una boda civil sencilla, cómo organizar una boda civil diferente o cómo organizar una boda civil económica, por ejemplo. Lo primero que debéis saber es que, normalmente, los matrimonios civiles oficiales tienen lugar en el juzgado, en el ayuntamiento o ante notario y que son muchas las parejas que, al cabo de unos días, celebran otra ceremonia más personalizada y sin validez jurídica. Pero vayamos por partes. ¿Qué supone la primera opción? Que ya estaréis legalmente casados. ¿Por qué entonces hay parejas que celebran la boda de nuevo? Porque, como decimos, de este modo pueden planificar la boda de sus sueños y completamente a su medida, sin necesidad de seguir ninguna de las formalidades establecidas, lo que les permite, entre otras cosas, celebrar la ceremonia allí donde deseen: una playa, un bosque, un campo, un jardín... Sin embargo, hay una tercera posibilidad: la de que un concejal o alguien con potestad legal para casaros pueda desplazarse hasta el lugar elegido. Una opción, sin embargo, poco habitual.

Tras este planteamiento inicial, es importante destacar en este punto que ya hace tiempo que las bodas civiles son mayoritarias en nuestro país, pues suponen el 56% de los enlaces, frente al 44% de las bodas religiosas, según recoge el Libro imprescindible de las bodas, elaborado por Bodas.net en colaboración con Google y ESADE.

Ceremonia civil al aire libre, en plena naturaleza, el día de la boda

Trámites necesarios para una boda civil

Con independencia del lugar elegido, existe una documentación de boda civil que deberéis presentar si queréis casaros y que variará en función de vuestro estado civil. ¿Queréis saber todos los documentos para matrimonio civil que necesitaréis en vuestro caso? Atentos a esta práctica guía para una boda civil.

Apertura del expediente de matrimonio civil

Al igual que en el caso de las bodas religiosas, la apertura del expediente civil es un trámite imprescindible para la celebración de este tipo de bodas. Un trámite que hasta 2021 todas las parejas tenían que realizar exclusivamente en el Registro Civil de su localidad, pero que ahora también pueden hacer ante notario. Un cambio que contribuye a acortar las listas de espera. Y que no implica que tengáis que casaros luego allí. ¿Su precio? 30,05 euros, mientras que hacerlo en el Registro Civil es totalmente gratuito.

Precioso escenario al aire libre, a punto para la ceremonia civil el día de la boda

Casarse por lo civil: requisitos, papeles y pasos en 2021

Estos son los documentos para boda por el civil que deberéis presentar en caso de que ambos estéis todavía solteros:

  • DNI. Original y fotocopia de ambos.
  • Certificado literal de nacimiento –deberéis solicitarlo en el Registro Civil de vuestra localidad de nacimiento y no podrá tener más de un año de antigüedad–.
  • Certificado de empadronamiento o residencia de los dos últimos años.
  • Certificado literal de soltería, que no puede superar los tres meses de antigüedad.
  • Libro de Familia (en caso de tener hijos en común desde antes del 30 de abril de este año, ya que el Libro de Familia ha desaparecido en formato físico desde esa fecha). 

La documentación de matrimonio civil deberá incluir también el certificado literal del matrimonio anterior con la inscripción del divorcio o la nulidad matrimonial en caso de que uno de los dos o ambos estéis divorciados, y si uno o los dos sois viudos, el certificado literal del primer matrimonio y el certificado de defunción del cónyuge.

¿Y qué pasa con la solicitud de matrimonio civil de las personas extranjeras? Deberán informarse en su consulado o embajada sobre los papeles de boda civil que deberán presentar, pero será preciso que toda la documentación que entreguen esté debidamente legalizada con la Apostilla de la Haya y traducida por un traductor/a jurado/a en caso de ser necesario.

Ceremonia civil sin validez jurídica, al aire libre, el día de la boda

¿Qué son los edictos del matrimonio civil?

Una vez iniciado el expediente matrimonial, se publican en la población en la que han residido los contrayentes en los últimos dos años –siempre que esta tenga menos de 25.000 habitantes– los edictos del matrimonio civil durante 15 días. ¿Su objetivo? Anunciar el futuro matrimonio, de forma que, si alguien tiene algún impedimento para que este se pueda celebrar, lo comunique con tiempo por los medios correspondientes. En municipios con mayor número de habitantes, esta práctica se sustituye por la audiencia de, al menos, dos personas mayores de edad, quienes manifestarán que no hay ningún inconveniente para la celebración del matrimonio.

¿Quién inscribe el matrimonio civil?

Según establece el artículo 62 del Código Civil, "La celebración del matrimonio se hará constar mediante acta o escritura pública que será firmada por aquél ante quien se celebre, los contrayentes y dos testigos. Extendida el acta o autorizada la escritura pública, se remitirá por el autorizante copia acreditativa de la celebración del matrimonio al Registro Civil competente, para su inscripción, previa calificación por el Encargado del mismo1". Es decir, que quien oficie la ceremonia enviará el mismo día una copia del documento de celebración del matrimonio al Registro Civil para su inscripción.

Todo a punto el día de la boda para celebrar la ceremonia civil

¿Cómo elegir al oficiante de una boda civil?

Las bodas civiles con validez jurídica serán oficiadas por un juez, por el acalde o uno de sus concejales o bien por un notario. Sin embargo, las parejas que ya estén legalmente casadas pero también deseen organizar una boda civil original deberán buscar un maestro de ceremonias. Lo ideal es que este sea un profesional –ya que poseen mucha experiencia y no tendrán problema en que el enlace se ajuste al máximo a vuestros deseos–, aunque también se puede tratar de algún familiar o amigo que esté acostumbrado a hablar en público.

Además de disfrutar de ceremonias 100% personalizadas y de bodas civiles bonitas, un maestro de ceremonias sabrá cómo gestionarlo todo –como los textos para bodas civiles o las lecturas de boda civil– para que el resultado supere vuestras expectativas y, además, se adaptará al máximo al guion de boda civil que hayáis establecido. Pero el discurso del oficiante de boda civil también puede correr a cargo de alguien muy importante en vuestras vidas. Puede ser un familiar muy especial, uno de vuestros mejores amigos o bien alguien a quien admiréis especialmente y que os conozca bien: un profesor, un médico... Incluso, podéis proponérselo a alguien que os guste mucho, como ese escritor del que tenéis todas las novelas, por ejemplo, y que será perfecto para que las palabras bonitas para una boda civil estén aseguradas.

Pareja en el altar de la ceremonia civil el día de la boda en compañía de la maestra de ceremonias

Los testigos de una boda civil

Seguro que lo primero que queréis saber en este punto es cuántos testigos hay en una boda civil. Pero antes de contestar a esta pregunta es importante matizar que existen dos tipos de testigos en un "sí, quiero" civil: uno para la tramitación del expediente matrimonial y dos para firmar el acta matrimonial el día del enlace. El primero certifica con su firma que os casáis libremente y los segundos, que el matrimonio se ha celebrado. ¿Qué requisitos deben cumplir todos ellos? Ser mayores de edad y aportar su DNI. Pueden ser familiares y amigos indistintamente, aunque en el primer supuesto deberéis certificarlo en el Registro Civil, ayuntamiento o notaría elegida para evitar posibles sorpresas.

¿Pueden tener más funciones los testigos de una boda civil? ¡Por supuesto! Las que vosotros queráis, de hecho. Por ejemplo, echaros una mano con todo el papeleo o con los textos románticos para las invitaciones de boda antes del gran día y, en la fecha escogida, dando uno de los discursos para bodas civiles, leyendo alguno de los textos para bodas civiles que hayáis elegido o asegurándose de que todo está bajo control.

Boda civil: ¿cuándo es posible celebrarla?

Todo dependerá, de nuevo, del lugar que elijáis para casaros. Normalmente, las parejas que eligen contraer matrimonio por vía civil en un juzgado lo hacen en días laborables y por la mañana. En el caso de los ayuntamientos, lo habitual es que solo celebren bodas civiles los viernes por la tarde y los sábados por la mañana. Y las notarías, por su parte, dependerán de los horarios y de las fechas que ellas dispongan.

¿Qué pasa con las parejas que deciden celebrar su boda civil sin validez legal? ¡Qué el abanico de opciones es mucho más amplio! Hasta ahora, el sábado era el día más solicitado para hacerlo, aunque, cada vez hay más parejas que también se decantan por un enlace el viernes por la tarde o bien el domingo por la mañana. ¡Vosotros sois los que tenéis la última palabra!

Ceremonia civil al aire libre el día de la boda

Guion boda civil: cuatro puntos básicos

De nuevo deberéis tener en cuenta que no será igual el guion de una ceremonia civil legal que el de una que no lo es, pues mientras en la primera las lecturas para bodas civiles, por ejemplo, y otros detalles ya están previamente estipulados, en las segundas podéis decidir cómo queréis que sea todo en cada momento. En cualquier caso, recordad: el mejor guion para una boda civil diferente consta de 4 partes. ¿Os seguís preguntando como organizar una boda civil? ¡Estas son las claves!

Entrada y presentación

Ni en el juzgado ni ante notario podréis hacer una entrada en la ceremonia como la que tenéis en mente. Sí podréis hacerlo, sin embargo, en el ayuntamiento y en una ceremonia sin validez jurídica. Por lo general, el protocolo establece que el primero en entrar sea el novio acompañado de su madre o madrina y, en segundo lugar, lo haga la novia, acompañada a su vez de su padre o padrino. ¿Qué pasa si ambos son del mismo sexo? Que el de mayor edad suele ser el encargado de esperar a su pareja en el altar. ¿Estáis celebrando una boda sin validez jurídica? Podéis hacerlo como acabamos de comentar o bien pasar de tradiciones y hacer una entrada conjunta que sorprenda a todos vuestros seres queridos. Decidid asimismo si llevaréis cortejo nupcial. Es decir, si acompañaréis vuestra entrada de damitas y pajes, de damas de honor y/o de best men, así como cuál queréis que sea el orden de entrada de todos ellos. Y muy importante: si podéis, escoged la música para bodas que sonará en este momento.

Una vez en el interior de la sala o junto al altar, el oficiante –juez, concejal, notario o maestro de ceremonias– saludará a la pareja y a los asistentes y dará inicio la celebración como tal. ¿La vuestra es una ceremonia personalizada? El encargado de oficiarla podrá explicar alguna anécdota entrañable o divertida de vuestra historia de amor.

Un momento de la ceremonia civil al aire libre el día de la boda con la pareja de espaldas

Lecturas de familiares y amigos

En los enlaces por lo civil en el ayuntamiento o sin validez legal es frecuente que familiares y amigos lean unas palabras. Unos textos románticos que podrán haber escrito ellos mismos o bien que habrán tomado prestados de un libro, de un poema o de la letra de una canción que tenga un especial significado en vuestra relación. Entre la primera y la segunda lectura, el oficiante tomará la palabra. Si se trata de un maestro de ceremonias aprovechará para explicar algo representativo de vuestra relación y, si se trata de un concejal, procederá a la lectura de los artículos 66, 67 y 68 del Código Civil –lo que también se hace en el juzgado y en la notaría, pero sin lecturas de seres queridos de por medio–. ¿Qué dicen estos artículos?

"Artículo 66. El marido y la mujer son iguales en derechos y deberes.

Artículo 67. El marido y la mujer deben respetarse y ayudarse mutuamente y actuar en interés de la familia.

Artículo 68. Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente".

Pareja LGTBI+ el día de la boda durante el desarrollo de la ceremonia civil sin validez legal

Intercambio de alianzas, ceremonias simbólicas y beso

Llegan entonces los momentos más esperados de la jornada: el intercambio de las alianzas, el "sí, quiero" por ambas partes y el romántico beso que sella la unión.

En las ceremonias personalizadas, las parejas pueden aprovechar también para la leer sus votos, llenando el momento de mayor solemnidad y emotividad si cabe. Y muchas –como veréis en breve– aprovechan también para realizar alguna de las ceremonias simbólicas existentes: de la arena, de la luz, de la rosa de la plantación...

Despedida, firma y salida

El juez, concejal o notario procede entonces a dar por celebrado y finalizado el matrimonio. Algo que también hará el maestro de ceremonias, aunque dedicándoos asimismo unas bonitas palabras, felicitándoos por vuestra unión y dando las gracias a los invitados por estar a vuestro lado en uno de los días más felices de vuestras vidas. Ya solo faltará firmar los documentos correspondientes, en caso de que la boda tenga validez jurídica, claro. Y siempre que sea posible, vuestros seres queridos os esperarán a la salida de la ceremonia para lanzaros el arroz, el confeti, los pétalos de flores o las hojas. Un gesto entrañable con el que os desearán mucha suerte en esta nueva etapa.

Acta matrimonial civil firmada el día de la boda por la pareja y los responsables legales

Boda civil: rituales simbólicos

Existen diferentes ceremonias rituales de boda civil que se distinguen por ser especialmente originales, emotivas y por su espectacular puesta en escena. Sin olvidarse de todo el simbolismo que encierran en sí mismas. Algunas son ya muy habituales en una ceremonia de boda civil, mientras que otras no están todavía demasiado vistas en nuestro país. ¿Qué determina la elección de una u otra? ¡Vuestros gustos y preferencias personales! ¿Queréis saber mucho más de cada una de ellas?

Ceremonia de la arena

Es, quizá, la ceremonia ritual más habitual en las bodas civiles de nuestro país. Y es que no solo posee una gran belleza, sino que puede verse a la perfección la unión de la pareja. La puesta en escena de la ceremonia de la arena es siempre la misma, aunque cada pareja escoge los recipientes que le parecen mas adecuados: jarrones de cristal, un marco de fotos, un reloj de arena... ¿En qué consiste exactamente? Cada miembro de la pareja tiene un envase con la arena del color elegido y, al unísono, la vierte en el recipiente escogido. ¿El resultado? Los finos granos de arena se mezclan para no poder separarse nunca más, como vosotros. Un bello contraste cromático que representará vuestra unión eterna. Un símbolo de vuestro amor que, además, podréis conservar en vuestra casa, como un recordatorio constante del gran día. 

Ceremonia simbólica de la arena durante una ceremonia civil el día de la boda

Ceremonia de la rosa

En este caso se necesitan dos rosas, una flor que destaca por simbolizar el amor y la pasión. Cada miembro de la pareja portará una de ellas–que suelen ser de color rojo–, antes de intercambiarlas en el altar mientras pronuncian las palabras elegidas. A continuación, para evitar que se estropeen, lo mejor es colocar ambas en un pequeño jarro con agua. Pero la ceremonia de la rosa no acaba aquí, sino que las dos flores se guardarán en casa y se renovarán en cada aniversario, como símbolo del amor que continúa y para renovar los votos que se pronunciaron el gran día delante de los invitados.

Ceremonia de la luz

También conocida como ceremonia de las velas, tiene un valor tan ritual como romántico, especial y maravilloso. ¡Es perfecto para lograr el efecto wow de todos vuestros seres queridos! Para celebrar este ritual necesitaréis tres velas: dos idénticas y una de mayor tamaño. ¿Cómo funciona? Muy sencillo: bastará con encender las dos velas pequeñas por separado y, en el momento que hayáis decidido, juntarlas para prender la vela grande al mismo tiempo, simbolizando la unión de ambos, la nueva vida en común que empieza para los dos a partir de ese momento. Será un instante... ¡muy emocionante!

Ceremonia simbólica de la luz o de las velas el día de la boda durante la ceremonia civil

Ceremonia del vino

Llena de simbolismo como las anteriores, también tiene una bonita puesta en escena. En este caso, cada miembro de la pareja lleva un decantador. Lo ideal es que uno sea de vino tinto y el otro, de vino blanco. Ya en el altar, la pareja vierte ambos en un decantador de mayor tamaño y vacío, como símbolo de la nueva unión. La ceremonia concluye cuando el oficiante les sirve una copa a ambos para que puedan degustar su propia mezcla.

Ceremonia del handfasting

El handfasting o unión de manos es una antigua tradición celta que simbolizaba amor eterno y que ha llegado hasta nuestros días por su gran belleza. Una vez en el altar la pareja se coge de las manos de forma cruzada de forma que, al hacerlo, forman el símbolo del infinito. Entonces, el oficiante sujeta sus manos con un lazo o cuerda del color o colores elegidos –cada uno de ellos simboliza una cosa distinta– como representación de su unión. Por último, la pareja tiene que quitarse el lazo o la cuerda sin deshacer el nudo y guardarlo como recordatorio de sus votos.

Ceremonia de la plantación

Se trata de un ritual cargado de simbolismo y de espíritu eco. ¿En qué consiste la ceremonia de la plantación? Lo primero que hay que hacer es escoger el tipo de árbol o de planta que ocupará un lugar destacado en el altar de la ceremonia. Equipados con sendas regaderas, con una pequeña pala y con tierra adicional, la pareja suele añadir algo de tierra a la maceta y, a continuación, riegan el árbol al mismo tiempo como símbolo del amor que hay que cuidar a diario. Y es que, como él, el árbol crecerá, echará raíces y dará sus frutos. Una ceremonia que podréis personalizar como queráis y que, como el resto de ceremonias rituales, se suele realizar tras el intercambio de las alianzas y el "sí, quiero".

Ceremonia simbólica de la plantación durante la boda civil

¿Cuál es la diferencia entre una pareja de hecho y un matrimonio civil?

Lo cierto es que no es una, sino que son muchas. Para empezar, hay que dejar claro que son dos tipos de uniones, pero bastante diferentes. Así, mientras que el matrimonio civil se rige por las normas del Estado Español, las parejas de hecho lo hacen en función de la legislación de cada comunidad autónoma. Además, en las parejas de hecho no existe ningún régimen económico matrimonial. También existen diferencias notables en materia sucesoria (herencias), pensión de viudedad y presentación de la Declaración de la Renta.

Por otro lado, y al margen de todos los documentos para boda civil ya indicados, quienes deseen hacerse pareja de hecho en nuestro país deben cumplir estos requisitos imprescindibles: ser mayores de edad, no estar casados, llevar al menos dos años de convivencia, estar empadronados –al menos uno de los dos– en esa comunidad autónoma y acompañarse de dos testigos el día de la inscripción en el Registro Civil.

Elegir el lugar de celebración

Como indicábamos al principio, lo habitual en España a la hora de casarse legalmente por lo civil es hacerlo en un ayuntamiento, juzgado o notaría. Lugares que no suelen ser demasiado bonitos –aunque hay ayuntamientos que sí lo son–, por lo que las parejas escogen espectaculares fincas, masías, haciendas o bodegas donde sellar de nuevo su amor, aunque, en esta ocasión, sin validez legal. Sin embargo, esto les da la oportunidad de casarse donde siempre soñaron: en un campo de flores, rodeados de árboles en bosque, con el sonido de fondo de las olas del mar, en un espectacular castillo... ¿El resultado? Ceremonias realmente únicas y llenas de personalidad, 100% fieles a los deseos de los contrayentes. Pero no acaban aquí sus ventajas. Y es que estos espacios pueden albergar tanto la ceremonia como la posterior celebración, por lo que no será necesario desplazarse de un lugar a otro, con el consiguiente ahorro de tiempo en una jornada tan especial. Así que si lo deseáis, podéis organizar la boda civil en la playa o bien organizar la boda civil en un restaurante, por ejemplo. Vosotros tenéis la última palabra.

Aperitivo y banquete nupcial el día de la boda tras la ceremonia civil en el mismo espacio

¿Cuánto cuesta una boda civil?

El precio de una boda civil dependerá tanto del lugar que escojáis para casaros como de vuestro municipio. Os damos más datos. Por ejemplo, casarse en el Registro Civil es gratuito, mientras que hacerlo en un ayuntamiento depende de distintos factores. Así, hay algunos que son gratuitos (como el de A Coruña), otros que lo son si al menos uno de los contrayentes está empadronado en la localidad (como el del Prat del Llobregat, en Barcelona) y otros que tienen precios más que distintos de un lugar a otro. Por ejemplo, casarse en el ayuntamiento en Zaragoza cuesta unos 135 euros, mientras que en Valencia son 150 euros y en Madrid, 120 euros. ¿Y en una notaría? Pues, de nuevo, depende de varios factores, como de los servicios que se soliciten, del día de la semana elegido y de si es necesario que el notario tenga que desplazara a algún lugar. Así que ya veis, los gastos de una boda por lo civil pueden ser de lo más variables.

Seguro que con este práctico manual sobre cómo organizar una boda civil paso a paso tenéis muy claros todos los trámites que debéis realizar y vuestras diferentes opciones. Y es que con esta completa guía sobre cómo organizar una boda civil no os quedará ninguna duda. Así que... ¿a qué estáis esperando para empezar con todos los preparativos?

Referencias

  1. Artículo 62 del Código Civil https://www.boe.es
Te ayudamos a encontrar a los mejores organizadores de bodas 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas

Otros artículos que te pueden interesar