Ir al contenido principal
Bodas

10 poemas de amor de Antonio Machado

Por si necesitáis inspiración para preparar una dedicatoria de lo más especial en vuestra boda, hemos recopilado 10 poemas de amor de unos de nuestros escritores más universales: Antonio Machado. Una selección que, sí o sí, os encantará.

Chico y chica abrazados al aire libre mientras ella le toca la cara a él

Cuando las musas no acompañan, ¿qué mejor que echar mano de grandes autores, como Antonio Machado? El poeta decía: "si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar". Bellas palabras que también pueden servir para vuestro enlace. Así que, si necesitáis inspiración para los textos de las invitaciones de boda, para la cartelería nupcial o para dedicaros unas bonitas palabras en el altar, seguro que alguno de estos 10 poemas de amor de Antonio Machado os resultará muy útil.

¿Para qué más os pueden resultar útiles? Tanto los poemas de Antonio Machado cortos como los poemas de Antonio Machado sobre el amor largos serán ideales para las lecturas que hagáis a vuestra pareja o para las de vuestros familiares o amigos durante la ceremonia civil. Aparte, algunos de estos poemas románticos de Antonio Machado han sido versionados por grandes cantautores, como Joan Manuel Serrat, por lo que sus palabras incluso os pueden acompañar durante el baile, si seleccionáis canciones escritas por él. ¿Listos para conocer el "lado" más emotivo y romántico del escritor andaluz? ¡Atentos/as a estos 10 poemas románticos!

Poemas cortos de amor de Antonio Machado

Cualquiera de estos poemas de Machado cortos será una excelente elección en vuestro gran día. Unas bonitas palabras que emocionarán a todos los presentes a la boda. Y es que estos poemas de amor cortos de Antonio Machado poseen una gran belleza.

1. Consejos

Este amor que quiere ser
acaso pronto será;
pero ¿cuándo ha de volver
lo que acaba de pasar?
Hoy dista mucho de ayer.
¡Ayer es nunca jamás!

Moneda que está en la mano
quizá se deba guardar:
la monedita del alma
se pierde si no se da.

Pareja camina de la mano por un precioso jardín con cesped

2. Tal vez la mano

Tal vez la mano, en sueños,
del sembrador de estrellas,
hizo sonar la música olvidada.                     

Como una nota de la lira inmensa,
y la ola humilde a nuestros labios vino
de unas pocas palabras verdaderas.  

3. Los sueños

El hada más hermosa ha sonreído
al ver la lumbre de una estrella pálida,
que en hilo suave, blanco y silencioso
se enrosca al huso de su rubia hermana.

Y vuelve a sonreír porque en su rueca
el hilo de los campos se enmaraña.
Tras la tenue cortina de la alcoba
está el jardín envuelto en luz dorada.

La cuna, casi en sombra. El niño duerme.
Dos hadas laboriosas lo acompañan,
hilando de los sueños los sutiles
copos en ruecas de marfil y plata.

Dos chicos en el interior de un coche, uno calvo y el otro con el pelo rizado, con las caras muy juntas

Pero no son los únicos poemas cortos de Antonio Machado, sino que estos son muy abundantes en su obra. ¿Queréis más ejemplos?

4. Solo recuerdo la emoción de las cosas

Solo recuerdo la emoción de las cosas,
y se me olvida todo lo demás;
muchas son las lagunas de mi memoria.

5. La plaza tiene una torre

La plaza tiene una torre, la torre tiene un balcón,
el balcón tiene una dama,
la dama una blanca flor.
Ha pasado un caballero
¡quién sabe por qué pasó!
y se ha llevado la plaza,
con su torre y su balcón,
con su balcón y su dama,
su dama y su blanca flor.

Para tu ventana
un ramo de rosas me dio la mañana.
Por un laberinto, de calle en calleja,
buscando, he corrido, tu casa y tu reja.
Y en un laberinto me encuentro perdido.
En esta mañana de mayo florido.

Chico con traje azul y chica con vestido blanco abrazados junto a una barandilla en el exterior

Mejores poemas de Antonio Machado largos

Entre los grandes poemas de amor de Antonio Machado hay algunos muy conocidos, pero no por eso resultarán menos emocionantes en una jornada tan especial. Tomad buena nota de todos estos poemas de amor... ¡y decidid cuál formará parte de vuestra romántica cita nupcial!

6. Anoche cuando dormía

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.
Di: ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
en donde nunca bebí?

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas,
blanca cera y dulce miel.

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.
Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón

Pareja de chico y chica junto a un altar mientrasél le da un beso en la cara a ella

7. Cuando sea mi vida

Cuando sea mi vida,
toda clara y ligera
como un buen río
que corre alegremente
a la mar,
a la mar ignota
que espera
llena de sol y de canción.
Y cuando brote en mi
corazón la primavera
serás tú, vida mía,
la inspiración
de mi nuevo poema.
Una canción de paz y amor
al ritmo de la sangre
que corre por las venas.
Una canción de amor y paz.
Tan solo de dulces cosas y palabras.
Mientras,
mientras, guarda la llave de oro
de mis versos
entre tus joyas.
Guárdala y espera.

Chico y chica abrazados frente a un árbol en un bonito exterior rodeados de naturaleza

¿Más poemas bonitos de Antonio Machado? ¡Por supuesto! Y es que más allá de las poesías de Machado cortas, no os faltarán propuestas de gran belleza. ¡Un poema de Antonio Machado siempre será un acierto en una fecha tan señalada!

8. Soñé que tú me llevabas

Soñé que tú me llevabas
por una blanca vereda,
en medio del campo verde,
hacia el azul de las sierras,
hacia los montes azules,
una mañana serena.

Sentí tu mano en la mía,
tu mano de compañera,
tu voz de niña en mi oído
como una campana nueva,
como una campana virgen
de un alba de primavera.

¡Eran tu voz y tu mano,
en sueños, tan verdaderas!...

Vive, esperanza, ¡quién sabe
lo que se traga la tierra!

9. Amada, el aura dice...

Amada, el aura
dice tu pura veste blanca...
No te verán mis ojos;
¡mi corazón te aguarda!

El viento me ha traído
tu nombre en la mañana;
el eco de tus pasos
repite la montaña…
no te verán mis ojos;
¡mi corazón te aguarda!

En las sombrías torres
repican las campanas…
No te verán mis ojos;
¡mi corazón te aguarda!

Los golpes del martillo
dicen la negra caja;
y el sitio de la fosa,
los golpes de la azada...
No te verán mis ojos;
¡Mi corazón te aguarda!

Chcio y chica sonrientes en un exterior, cogidos de la mano y apoyados en un seto sin verse

10. Inventario galante

Tus ojos me recuerdan
las noches de verano,
negras noches si luna,
orilla al mar salado,
y el chispear de estrellas
del cielo negro y bajo.
Tus ojos me recuerdan
las noches de verano.
Y tu morena carne,
los trigos requemados,
y el suspirar de fuego
de los maduros campos.

Tu hermana es clara y débil
como los juncos lánguidos,
como los sauces tristes,
como los linos glaucos.
Tu hermana es un lucero
en el azul lejano...
Y es alba y aura fría
sobre los pobres álamos
que en las orillas tiemblan
del río humilde y manso.
Tu hermana es un lucero
en el azul lejano.

De tu morena gracia
de tu soñar gitano,
de tu mirar de sombra
quiero llenar mi vaso.
Me embriagaré una noche
de cielo negro y bajo,
para cantar contigo,
orilla al mar salado,
una canción que deje
cenizas en los labios...
De tu mirar de sombra
quiero llenar mi vaso.

Para tu linda hermana
arrancaré los ramos
de florecillas nuevas
a los almendros blancos,
en un tranquilo y triste
alborear de marzo.
Los regaré con agua
de los arroyos claros,
los ataré con verdes
junquillos del remanso...
Para tu linda hermana
yo haré un ramito blanco.

Cualquiera de estos poemas de amor de Antonio Machado puede formar parte del vuestro gran día, ¿no os parece? Unas bonitas palabras que, en forma de poemas de amor cortos, sorprenderán y enternecerán a todos los presentes. ¿Tenéis ya claro cuál de estos poemas es vuestro preferido?