Rosseblanc
Rosseblanc

Los poemas de amor cortos y románticos son siempre un acierto. Y aunque vosotros ya no necesitáis echar mano de poemas cortos para enamorar a vuestra pareja, sí serán una fantástica elección para reflejar todas las emociones que sentís al dar el "sí, quiero". Podréis utilizarlos en las invitaciones de boda y en diferentes elementos de la papelería nupcial, para acompañar a los detalles de boda que entregaréis a todos los asistentes y, por supuesto, en las lecturas de la ceremonia civil, en un brindis o en un bonito discurso. Os explicamos primero todas sus posibilidades el día de la boda y os inspiramos después con 15 magníficos poemas de amor cortos para bodas para que tengáis diferentes posibilidades a la hora de escoger las palabras que os llegan dentro.

Poemas románticos cortos: usos

Estefanía Fredes
Estefanía Fredes

Breves y concisos pero llenos de significado, los poemas cortos tienen una ventaja añadida frente a los poemas de amor largos y es que no necesitaréis recurrir únicamente a uno de sus versos, sino que podréis incluirlos al completo y se adaptarán a la perfección al formato de papelería o al de los elementos que hayáis elegido.

Papelería y cartelería

Estos poemas de amor para invitaciones de boda serán ideales también en las tarjetas de agradecimiento, para acompañar al seating plan o para dejar unas bonitas palabras tras los meseros que formarán parte de los centros de mesa del banquete. ¡Sobre todo los poemas muy cortos! Por otro lado, estas frases de poemas cortos también quedarán geniales en un cartel con el que deis la bienvenida a todos vuestros familiares y amigos.

Frases para el vídeo de la boda

Cualquiera de los poemas de amor cortos y bonitos que hemos seleccionado pensando en vosotros será el acompañante perfecto del vídeo de boda o del que proyectaréis el mismo día: el same day edit. ¿Y qué os parece la idea de usarlos en pequeños vídeos a modo de save the date virtuales o en los que subáis a vuestras redes sociales dando a conocer vuestra intención de pasar en breve por el altar?

Cucca Rossé
Cucca Rossé

Lecturas de ceremonia

Utilizadlos también como poemas de amor de boda civil. Los poemas de amor cortos famosos sonarán magníficos a modo de lectura en un momento tan solemne como justo antes o después de pronunciar el "sí, quiero". Podréis así recurrir a los poemas cortos de Miguel Hernández, a los poemas de Federico García Lorca cortos o a los poemas de Bécquer cortos, por ejemplo. Serán todo un acierto.

Discursos y brindis en el banquete

Asimismo, estos poemas bonitos cortos servirán para dar cobertura a esas palabras que, ya seáis vosotros o alguno de vuestros invitados, pronunciaréis en el banquete. Son lindos poemas de amor cortos que os servirán para introducir vuestras propias palabras o bien para concluirlas en el discurso o en el brindis. En este sentido, os puede resultar especialmente útil el poema de Wislawa Szymborska que, aunque quizá es más un poema medio que un poema corto, narra el proceso mágico de conocer a esa otra persona. ¡Seguro que os encanta!

18 poemas cortos de amor

Lara Cos
Lara Cos

1. Agua Mujer, Juan Ramón Jiménez

¿Qué me copiaste en ti,
que cuando falta en mí
la imagen de la cima,
corro a mirarme en ti?

2. Como si cada beso, Fernando Pessoa

Como si cada beso
fuera de despedida,
Cloé mía, besémonos, amando.
Tal vez ya nos toque
en el hombro la mano que llama
a la barca que no viene sino vacía;
y que en el mismo haz
ata lo que fuimos mutuamente
y la ajena suma universal de la vida.

3. Quien alumbra, Alejandra Pizarnik

Cuando me miras
mis ojos son llaves,
el muro tiene secretos,
mi temor palabras, poemas.
Solo tú haces de mi memoria
una viajera fascinada,
un fuego incesante.

David Morales
David Morales

4. Menos tu vientre, Miguel Hernández

Menos tu vientre,
todo es confuso.

Menos tu vientre,
todo es futuro
fugaz, pasado
baldío, turbio.

Menos tu vientre,
todo es oculto.

Menos tu vientre,
todo inseguro,
todo postrero,
polvo sin mundo.

Menos tu vientre,
todo es oscuro.

Menos tu vientre
claro y profundo.

5. Al oído de una muchacha, Federico García Lorca

No quise.
No quise decirte nada.

Vi en tus ojos
dos arbolitos locos.
De brisa, de risa y de oro.
Se meneaban.
No quise.
No quise decirte nada.

Inlove Studio
Inlove Studio

6. Hay ojos que miran, hay ojos que sueñan, Miguel de Unamuno

Hay ojos que miran, –hay ojos que sueñan,
hay ojos que llaman, –hay ojos que esperan,
hay ojos que ríen –risa placentera,
hay ojos que lloran –con llanto de pena,
unos hacia adentro –otros hacia fuera.

Son como las flores –que cría la tierra.
Mas tus ojos verdes, –mi eterna Teresa,
los que están haciendo –tu mano de hierba,
me miran, me sueñan, –me llaman, me esperan,
me ríen rientes –risa placentera,
me lloran llorosos –con llanto de pena,
desde tierra adentro, –desde tierra afuera.

En tus ojos nazco, –tus ojos me crean,
vivo yo en tus ojos –el sol de mi esfera,
en tus ojos muero, –mi casa y vereda,
tus ojos mi tumba, –tus ojos mi tierra.

7. Contigo, Luis Cernuda

¿Mi tierra?
Mi tierra eres tú.

¿Mi gente?
Mi gente eres tú.

El destierro y la muerte
para mi están adonde
no estés tú.

¿Y mi vida?
Dime, mi vida,
¿qué es, si no eres tú?

El Baúl Fotógrafos
El Baúl Fotógrafos

8. Amor eterno, Gustavo Adolfo Bécquer

Podrá nublarse el sol eternamente;
podrá secarse en un instante el mar;
podrá romperse el eje de la tierra
como un débil cristal.

¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón;
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.

9. El enamorado, Jorge Luis Borges

Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,
lámparas y la línea de Durero,
las nueve cifras y el cambiante cero,
debo fingir que existen esas cosas.
Debo fingir que en el pasado fueron
Persépolis y Roma y que una arena
sutil midió la suerte de la almena
que los siglos de hierro deshicieron.
Debo fingir las armas y la pira
de la epopeya y los pesados mares
que roen de la tierra los pilares.
Debo fingir que hay otros. Es mentira.
Sólo tú eres. Tú, mi desventura
y mi ventura, inagotable y pura.

Elitday
Elitday

10. Amor, Salvador Novo

Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.

Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.

11. Pensarte es tenerte, Pedro Salinas

¡Cómo me dejas que te piense!
Pensar en ti no lo hago solo, yo.
Pensar en ti es tenerte,
como el desnudo cuerpo ante los besos,
oda ante mí, entregada.

Siento cómo te das a mi memoria,
cómo te rindes al pensar ardiente,
tu gran consentimiento en la distancia,
y más que consentir, más que entregarte
me ayudas, vienes hasta mí, me enseñas
recuerdos en escorzo, me haces señas
con las delicias, vivas, del pasado,
invitándome.

Me dices desde allá
que hagamos lo que quiero
unirnos al pensarte,
y entramos por el beso que me abres,
y pensamos en ti, los dos, yo solo.

Inlove Studio
Inlove Studio

12. Amo, amas, Rubén Darío

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo:
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.

Y cuando la montaña de la vida
nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,
amar la inmensidad que es de amor encendida
¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!

13. Si me quieres, quiéreme entera, Dulce María Lyonaz

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz y sombra…
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde y rubia,
y morena…
Quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!…

Si me quieres, no me recortes:
¡quiéreme toda… o no me quieras!

Bamba & Lina
Bamba & Lina

14. Amor a primera vista, Wislawa Szymborska

Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?

Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
–quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún "lo siento"
o el sonido de "se ha equivocado" en el teléfono–,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.

Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,
que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.

Hubo signos, señales,
ero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?
Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.

Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.

Todo principio
no es más que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.

Júpiter Fotografía
Júpiter Fotografía

15. Si has de amarme, Elizabeth Barrett Browning

Si has de amarme que sea solo
por amor de mi amor. No digas nunca
que es por mi aspecto, mi sonrisa, la melodía
de mi voz o por mi dulce carácter

que concuerda contigo o que aquel día
hizo que nos sintiéramos felices...
Porque, amor mío, todas estas cosas pueden cambiar,
y hasta el amor se muere.

No me quieras tampoco por las lágrimas
que piadosamente limpias de mi rostro...
¡Porque puedo olvidarme de llorar
gracias ti, y así perder tu amor!

Por amor de mi amor quiero que me ames,
para que habite en los cielos, eternamente.

Sara de Diego
Sara de Diego

Seguro que, con cualquiera de estos poemas cortos para el día de la boda, conseguiréis más de un suspiro. Lo que es innegable es que todos resultan perfectos para una jornada tan especial en vuestras vidas. Así que dejaos hechizar por su magia y elegid vuestro/os favorito/os. ¡Y muchas felicidades por el gran paso que estáis a punto de dar!