Ir al contenido principal
Bodas

Padres divorciados: protocolo en las bodas

Los hijos de padres divorciados se enfrentan a varias cuestiones en su boda: ¿qué pasa con ellos a la hora de las fotos? ¿Los sentamos juntos en la mesa presidencial? Si no queréis tensiones tomad nota de estos consejos… ¡y a disfrutar se ha dicho!

Te ayudamos a encontrar a los mejores organizadores de bodas 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas
Padres divorciados: qué hacer el día de la boda

Padres divorciados: qué hacer el día de la boda

El divorcio de los padres nunca es fácil. Y aunque todo se suavice con el tiempo, es inevitable que los hijos de padres divorciados se pregunten qué hacer con ellos el día de la boda. El principal problema se centra, sobre todo, en la ceremonia nupcial y el banquete. Pero tranquilos, aunque la situación parezca difícil, tenemos buenas noticias: tiene solución. Hablar las cosas con calma y serenidad previamente –con cada uno de ellos por separado–, será clave para conseguir que todo salga tal y como esperabais. Así que si os estáis preguntando cuál es el protocolo de boda para padres divorciados no os perdáis estos prácticos consejos. ¿Listos?

Cómo organizar una boda con padres divorciados

Ceremonia de boda civil con padres divorciados

Planificar una boda con padres divorciados no tiene normas: tan solo es cuestión de actitud, voluntad y sentido común. Sin embargo, los esfuerzos variarán dependiendo de lo bien o mal que se lleven las ex parejas. Cuanta más flexibilidad haya por parte de todos, menos problemas se crearán. Lo básico es que los padres sean conscientes de que es el gran día de su hija o hijo, y que lo único que importa es que ellos sean felices. Todo lo demás es secundario.  

Consejos para hijos de padres divorciados: hablad con ellos

Qué hacer con unos padres divorciados el día de la boda

Como comentábamos al inicio, lo mejor es que habléis con vuestros padres con anterioridad al gran día. Sed conscientes de que la situación quizá no sea nada cómoda, pero sentaros a intercambiar impresiones. Invitadlos a comer juntos o por separado –dependiendo de la relación que tengan entre ellos– y poned sobre la mesa lo que esperáis de ellos el gran día. Negociad su papel y dónde se colocarán durante la ceremonia y el banquete nupcial, pidiéndoles por favor que eviten desaires o momentos tirantes si entre ellos se llevan mal. Especialmente si uno de los dos o ambos tienen nuevas parejas que no son de su agrado. Es uno de los puntos fundamentales en cualquier guía para padres divorciados: saberse comportar cuando se encuentran y hacer del respeto mutuo una máxima imprescindible en su relación.

¿Qué pasa con los padres divorciados con nueva pareja?

Recomendaciones para padres divorciados: llevarse bien en la boda de sus hijos

El tema de los acompañantes de los padres divorciados puede ser algo complicado y la decisión que toméis dependerá totalmente de la situación de ambos. Si os preocupa la reacción de alguno de ellos (tu padre se trae a su pareja y a tu madre le molesta, por ejemplo), es preferible que vayan solos a la boda. Sin embargo, si tus padres se han vuelto a casar o tienen una relación estable es normal que vayan acompañados. En este caso los acompañantes deben situarse junto a tu padre o madre durante la ceremonia, o bien cerca de ellos.

Consejos para padres divorciados: ¿qué hacer durante la ceremonia?

Padres divorciados con hijos: cómo actuar el día de la boda

Los padres divorciados con hijos tienen claro que ellos son lo primero, por lo que suelen hacer el esfuerzo de sentarse y salir juntos de la iglesia o del lugar elegido para la ceremonia civil. Pero si no es posible –siempre que no hayáis previsto que él o ella, dependiendo de su rol, se quede en el altar a vuestro lado– uno de ellos se puede sentar en la primera fila y el otro en la segunda, junto a otros familiares. ¿Otra opción? Sentarse ambos en primera fila, pero con vuestros hermanos, abuelos o hijos entre ambos. Unas propuestas que sirven indistintamente para boda civil que para boda religiosa.

¿Cómo sentar a los padres divorciados en la boda?

Mesa presidencial boda con padres divorciados

Decidir cómo será la mesa presidencial de la boda con padres divorciados no es tarea fácil. Si vuestros padres todavía mantienen una relación cordial, seguro que no les importa pasar juntos unas horas durante el banquete. Recordad que, aunque hayan rehecho sus vidas y tengáis una relación estupenda con sus parejas, no tienen por qué estar todos juntos en la mesa presidencial. Vuestros padres son vuestros padres, y son ellos quienes deben sentarse con vosotros. Aunque, como en todo lo relacionado con vuestra boda, sois vosotros los que tenéis la última palabra. Y tranquilos. Seguro que sus parejas lo entenderán llegado el caso y estarán encantadas de estar en otras mesas con el resto de invitados de la boda, y que en la mesa nupcial con padres divorciados reinará la cordialidad.

¿Qué pasa si no hay comunicación entre los padres divorciados?

Hijos de padres divorciados: qué protocolo seguir el día de la boda

Si tras el divorcio vuestros padres no se llevan nada bien y van a pasar un mal rato, saltaos el protocolo y evitad que se sienten juntos en la mesa presidencial. Si no queréis estar solos, compartid la mesa con hermanos, amigos o testigos, y que los padres coman separados en mesas distintas con sus respectivos familiares. ¿Qué necesidad hay de estar en una mesa todos juntos, si puede haber tensiones?

Una alternativa igualmente válida consiste en decantaros por mesas rectangulares durante el banquete nupcial. Una opción que permite que padres divorciados e hijos se puedan sentar donde deseen, por lo que solucionaréis igualmente el "problema". ¿Más opciones? Que los dos estéis solos en una mesa presidiendo el banquete o bien decantarse por un cóctel, lo que evitará el protocolo y permitirá que cada invitado vaya libremente a su aire y se relacione con quien le apetezca en cada momento. Una solución que evitará posibles problemas y que permitirá que los hijos de padres divorciados estén felices en todo momento en una fecha tan señalada de sus vidas.

Imágenes de padres divorciados, ¿son posibles?

Imágenes de padres divorciados con sus hijos el día de la boda

Sí, ¿por qué no? Está claro que con un poco de buena voluntad por parte de todos, el gran día puede ser tan magnífico como siempre habéis soñado. Así que, si a pesar del divorcio, vuestros padres se llevan relativamente bien entre ellos, no lo dudéis y retrataos con ellos. En una familia de padres divorciados no tienen por qué faltar las fotografías de todos juntos. Y menos en una de las jornadas más felices de vuestras vidas.

Sea cual sea la relación que tengan actualmente, no os olvidéis que el divorcio de vuestros padres no tiene por qué pasaros factura el día de la boda. Así que tomad buena nota de este protocolo en las bodas con padres divorciados y no olvidéis hablar con ellos de todos vuestros posibles temores al respecto. Es vuestro gran día, así que no dejéis que... ¡nada ni nadie os lo arruinen!

Te ayudamos a encontrar a los mejores organizadores de bodas 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas