Black Friday, ¡más para tu boda! Ver promociones Promociones Black Friday
Ir al contenido principal
Bodas

Protocolo nupcial: este es el orden de entrada a la iglesia en una boda

Aunque el protocolo de entrada a la iglesia es bastante claro al respecto, a menudo ni las parejas ni sus invitados saben cómo actuar o dónde colocarse antes, durante y después de la ceremonia. Resolvemos todas vuestras dudas… ¡también de la salida!

Novia en el momento de entrar a la iglesia del brazo de su padrino

Con el gran día a la vuelta de la esquina, toca plantearse diferentes cuestiones importantes, como saber cuál es el orden de entrada a la iglesia en una boda católica. Y el de salida. Pensadlo bien. Habéis dedicado meses de vuestro tiempo a organizarlo todo a vuestro gusto. Así que, si queréis que el resto del enlace salga perfecto, es importante que sepáis cómo debéis comportaros una vez dentro del templo y cómo deben ser las respectivas entradas de todos los presentes. ¡Y las salidas! Tomad pues buena nota del protocolo de boda en la iglesia para que todo vaya sobre ruedas. Y recordad: tenéis libre elección para adaptar el protocolo como más os guste, aunque respetarlo siempre será una opción muy acertada.

Protocolo de boda: entrada a la iglesia

Primero los invitados

Grupo de personas elegantemente vestidas frente a una iglesia

¿Cómo debe ser la entrada a la iglesia en una boda? Lo correcto es que todos los invitados entren en la iglesia a medida que vayan llegando y se sienten. Lo educado es hacerlo entre media hora y 15 minutos antes de la hora de inicio de la ceremonia, lo que garantizará que todo el mundo esté en su sitio cuando el novio primero y la novia después hagan su entrada.

Asimismo, los primeros bancos a ambos lados se reservan para los familiares directos. Es decir, padres, hijos (si los hubiera), hermanos/cuñados, sobrinos, abuelos y testigos. A partir del tercer o cuarto banco, se sentarán el resto de los familiares y amigos. Pero, ¿cómo saber dónde deben sentarse todos ellos?

  • Mirando hacia el altar desde la puerta de la iglesia, la familia de la novia debería colocarse a la izquierda y la del novio a la derecha.
  • Como decíamos, los tres o cuatro primeros bancos –dependiendo del tamaño de la iglesia y de la cantidad de invitados–, se reservan para los familiares más directos. Para evitar confusiones, una excelente opción pasa por colocar carteles con los nombres de cada uno en las primeras filas o, simplemente, un letrero o una pizarra en el que se lea "reservado". En la actualidad esta opción es muy común y las parejas apuestan por escoger modelos que armonicen a la perfección con el resto de ideas de decoración para la boda.
  • Los testigos y las personas que vayan a hacer alguna de las lecturas deberán colocarse cerca del altar y en un lugar de fácil acceso (como junto al pasillo, por ejemplo).

Este es el protocolo de boda religiosa, aunque, al igual que ocurre en las bodas civiles, cada vez es más normal que las parejas y sus invitados opten por saltarse el protocolo de la boda, lo que en este caso se traduce en que familiares y amigos se sientan donde quieren.

Bodas religiosas: entrada del novio y la madrina

Interior de una iglesia con el novio y la madrina caminando por el pasillo central hasta el altar

Siguiendo con el orden de entrada en una boda, una vez que todos los invitados están debidamente colocados dentro de la iglesia, y unos minutos antes de la hora de inicio de la ceremonia, entrarán el novio y la madrina mientras, de fondo, suena alguna de las canciones románticas para bodas elegidas. El novio entrará dándole el brazo derecho a la madrina –normalmente su madre, aunque puede ser quien vosotros queráis– y caminará hasta situarse a la derecha del altar, donde ambos esperarán de pie la llegada de la novia.

La entrada de la novia en la iglesia

Novia y padrino muy sonrientes mientras caminan por el pasillo central de una iglesia camino al altar

Le toca entonces hacer su entrada triunfal a la novia, el momento preciso en el que todos los presentes descubrirán por fin uno de los secretos mejor guardados: el de ese maravilloso vestido de novia que has elegido.

Según dicta el protocolo de entrada a la iglesia en una boda católica, mientras de fondo empieza a sonar uno de los primeros acordes de la música para bodas religiosas elegida, la novia tomará el brazo derecho de su padrino –por lo general su padre, aunque, de nuevo, puede ser quien vosotros decidáis– y juntos darán los primeros pasos que los llevarán hasta el altar. Una vez allí, la novia se despedirá de él con un beso y se situará a la izquierda del novio, mientras sigue sosteniendo en sus manos su precioso ramo de novia.

Orden de entrada en una boda para el cortejo nupcial

Interior de una iglesia con el cortejo nupcial haciendo su entrada. En primer plano, las damas de honor

A su vez, en caso de haberlo previsto así, entrará el cortejo de pajes y damitas de honor, lanzando a su paso pétalos de rosa si así lo habéis decidido o bien portando carteles para anunciar la llegada de la novia.

Destacar en este punto que, si bien tradicionalmente el cortejo se situaba detrás de la novia y del padrino para sujetar la cola del vestido, hoy en día se sitúa casi siempre delante de ambos. Y es que esta opción asegura también que los niños estarán más controlados y evita que se queden solos después de la novia, sin ninguna figura adulta detrás. A la llegada al altar, pajes y damitas pueden sentarse junto con sus padres para sentirse más cómodos. 

¿Cuál es el orden de entrada en una boda para las damas de honor? Si no hay niños precediendo la entrada de la novia, pueden hacer su entrada en la iglesia las damas de honor, ya sea solas o con los best men. En caso de ir acompañadas, lo harán en parejas hasta el altar, donde se colocarán las chicas en el lado izquierdo formando una fila y los chicos en el lado derecho simétricamente. Sin best men, el pasillo lo recorrerán las damas de honor en fila. No obstante, las damas de honor también pueden entrar después de la novia. Se trata de una opción muy frecuente cuando hay un cortejo infantil previo.

Este sería en resumen el orden del cortejo de boda cristiana, como acabamos de contaros:

  • En primer lugar, entran los invitados.
  • El novio y la madrina entran y se quedan de pie junto al altar esperando a la novia.
  • A continuación, entra la corte de honor de la novia, normalmente pajes y damitas.
  • Llega entonces el turno de la entrada de la novia del brazo de su padrino.
  • Finalmente llega la entrada de las damas de honor a la iglesia. Pero hay que tener en cuenta que esta opción está ligada a que haya un cortejo infantil que preceda a la entrada de la novia, por lo que también es frecuente verlas llegar antes que a la protagonista femenina de la jornada.

¿Cuál es la posición de los novios y padrinos en el altar?

Interior de una iglesia con el cura, los novios, el padrino y la madrina y algunos de los invitados

El protocolo más utilizado a la hora de colocarse en el altar, durante la ceremonia, sigue este esquema: padrino, novia, novio y madrina. Otra opción es madrina, novia, novio y padrino. Así las mujeres se colocan a la izquierda y los hombres, a la derecha. Otra posibilidad es dejar a los novios en el altar solos, mientras que el padrino y la madrina ocupan sus lugares en los primeros bancos, el de la derecha para la madrina y el de la izquierda para el padrino. Como veis, la ubicación de los novios en la iglesia es bastante sencilla.

Salida de los novios de la iglesia

Novios saliendo de la iglesia donde les esperan sus familiares y amigos para tirarles confeti, arroz, pétalos...

¿Necesitáis ideas para la salida de la iglesia en una boda? Según dicta el protocolo, la salida de novios se puede realizar en forma de cortejo. De este modo, los novios serán los primeros en salir: el novio dando su brazo derecho a la novia. Seguidamente irá la pareja formada por el padrino y la madrina y, a continuación, los padres de los novios que no han sido madrina ni padrino. Después irían los testigos y, por último, el cortejo de pajes y damitas o damas de honor, si lo hubiera. Un momento especialmente emotivo.

Sin embargo, lo más usual es que todos los familiares y amigos esperen fuera de la iglesia mientras firmáis en el acta matrimonial. Y a la salida os espera la lluvia de arroz, pétalos de flores, confeti...

Con todas las dudas sobre cuál debe ser el orden de entrada en la iglesia en una boda resueltas, ya os podréis dedicar a ultimar otras partidas del enlace. ¡Felicidades por el gran paso que estáis a punto de dar!

Y por si queréis saber mucho más sobre las bodas en la iglesia, atentos a toda esta información: