Pedro Zamorano

¡Felicidades, tu hijo se casa! Seguro que verlo impecable con su traje de novio será uno de esos momentos en la vida que se te quedará guardado para siempre en la memoria. ¿Quieres saber cómo convertirte en la madrina perfecta? El punto de partida será teniendo en cuenta diferentes aspectos de comportamiento y atuendo, como la elección del vestido de fiesta y sus variados accesorios, el maquillaje y el peinado de boda más apropiado. Pero también deberás desempeñar a la perfección tus funciones. ¿Preparada para descubrirlas todas? Te las detallamos.

Colaborar con los preparativos

La organización de un enlace precisa de mucho trabajo, por lo que seguro que los novios agradecerán cualquier posible ayuda, ya sea revisando las direcciones antes del envío de las invitaciones de boda vintage, acompañando al hombre protagonista del gran día a elegir su traje de novio original o echando una mano con las ideas de decoración para la boda. Una variada lista de tareas que, a buen seguro, podrás desempeñar a la perfección.

Ayudarle a prepararse el gran día

Obviamente tu hijo sabe vestirse solo, pero en un día tan importante de su vida no estará de más que supervises su indumentaria, estirando cualquiera arruga real o ficticia de su camisa, ayudándole con el nudo de la corbata o colocándole bien el boutonnière que lucirá en ese elegante traje de Hugo Boss. ¡Ha de estar impecable para su paso por el altar!

Fotografía Difusa

Tranquilizar a tu hijo

Después de meses organizándolo todo, por fin ha llegado el esperado día B. Tu hijo está contento y rebosante de felicidad pero, al mismo tiempo, se muestra nervioso porque todo salga tal y como han planificado. En momentos así, cuando más nervios se acumulan, deberás estar a su lado, calmándolo y distrayéndolo con alguna divertida anécdota, unas cariñosas palabras, una dulce caricia o un abrazo de complicidad.

Acompañarle en su camino hacia el altar

Sin duda, uno de los momentos más emocionantes en la vida de ambos y una de las funciones que todo el mundo conoce: acompañar al novio hasta el altar, mostrándote sonriente, orgullosa de él y encantada de la nueva vida que está a punto de emprender.

Booda Fotografía

Esperar a su lado la llegada de la novia

Tras vuestra entrada triunfal, no queda sino esperar la llegada de la novia, al son de algunas de las canciones románticas para bodas. Mientras tanto, tendrás que permanecer a su lado, dándole todo tu ánimo y diciéndole lo feliz que estás por él y lo bien que va a salir todo: desde la ceremonia hasta el baile final, pasando por el banquete, las ideas para candy bar y todas esas divertidas ideas para photocall que han preparado con tanto mimo durante meses.

Estar impecable

En un día tan importante, con todos los ojos puestos en los novios pero también en ti, debes estar a la altura de las circunstancias. ¿Cómo? Eligiendo un outfit acorde con tu gran papel. Lo ideal es que escojas un impecable vestido de madrina, aunque tienes otras muchas posibilidades, como los vestidos de fiesta largos o los midi (siempre por debajo de la rodilla). En cuanto a los colores, decántate por tonalidades neutras, como nude o pasteles, o bien por colores más intensos que constituyen todo un clásico en moda nupcial: vestidos de fiesta azules, rojos, verdes, morados, rosas... Y recuerda: el protocolo establece que tu seas la primera que elija el vestido y, a continuación, le comuniques tu elección a la madre de la novia para no coincidir en el color.

Los complementos, el maquillaje y el peinado también deberán ser sobrios y estar en consonancia con el resto del look, si bien también tienes la opción de decantarte por una vistosa mantilla. ¿Tu hijo se casa en una temporada en que puede ser que refresque al atardecer? Tranquila. Podrás complementar tu outfit de 10 con un abrigo de fiesta de caída impecable o con un colorido chal de fiesta. En cualquier caso, la sobriedad y la elegancia serán tus mejores bazas.

Missperfectmakeup

Atender a los invitados

Tras la ceremonia, y mientras los novios realizan la tradicional sesión fotográfica, la madrina será una de las encargadas de actuar como maestra de ceremonias, dando la bienvenida a todos los invitados y asegurándose de que todos están bien atendidos y a gusto.

Será una jornada intensa que, abuen seguro, vivirás casi con la misma emoción que el día de tu enlace. ¿Recuerdas lo fantástica que estabas enfundada en aquel maravilloso vestido de novia? ¿Conservas todavía aquellos zapatos de novia con un tacón de infarto? Una boda siempre es motivo de alegría y dicha así que... ¡felicidades mamá!