Este es uno de los momentos más emocionantes que has vivido. Esa persona tan especial en tu vida se va a casar y ha decidido que no hay nadie más indicado que tú para ser su dama de honor. Al principio estarás eufórica de alegría pero… ¿Sabes cuáles son las funciones que se esperan de una dama de honor? Tendrás que acompañarla a mirar vestidos de novia, deberás opinar con tacto sobre todos los vestidos de fiesta que ella sueña para ti, necesitará tu consejo cuando tenga que decidir zapatos de novia e incluso ayudar a elegir canciones para videos de boda, cualquier ayuda a la novia es poca. Si te sientes un poco perdida, aquí tienes la solución:

1. Ayudar con los preparativos

Desde cosas tan importantes como la elección del lugar de la ceremonia hasta los pequeños detalles de la boda como escoger los regalos para invitados de boda. Una dama de honor debe estar siempre disponible para ayudar a la novia con todos los preparativos para asegurarse de que todo esté a punto para el gran día.

Durante el inicio de los preparativos, deberás ofrecerte -y encargarte si así lo desea la novia- a buscar los mejores espacios para eventos de nuestro listado de proveedores, contactar con ellos y llamar a las iglesias o espacios para ceremonias civiles para concertar las primeras visitas, cuadrar las fechas libres, o investigar qué servicios ofrecen. También cuando los preparativos estén más avazados quizá la novia te pida ayuda para elegir el mejor diseño para las invitaciones de boda 2017.

2. Ayudar a escoger el vestido de novia y el de las damas de honor

Si disfrutas yendo de compras un día normal, imagina lo que puede ser acompañar a la novia a encontrar el vestido perfecto para la boda. Si nunca antes has vivido una experiencia similar, entrarás por primera vez en una tienda de vestidos de novia y tendrás un primer contacto con los tejidos y cortes de los vestidos, lo que te hará disfrutar de algo único.

Si ya has tenido la oportunidad de acompañar a tus amigas o familiares a probar vestidos de novia, podrás aportar tu experiencia y conocimiento en este campo para ayudar a la novia a comprar su vestido de novia.

Además, es habitual que todas las damas de honor lleven los mismos vestidos de fiesta largos o cortos o que sean de un color similar. Por ello, entre todas, y junto con la novia, deberéis pensar en un diseño y un color que os siente bien a todas cuando vayáis a las tiendas de vestidos de fiesta a elegir el vuestro.

3. Preparar la despedida de soltera

Ella se merece una despedida de soltera a lo grande y tú serás la encargada de conseguir que se convierta en una noche mítica. La conoces mejor que nadie y sabes lo que le haría ilusión y lo que no aprobaría. No pienses en lo que te gustaría hacer a ti, pues ella tiene que ser la reina de la fiesta. Elabora la lista de invitadas, escoge la fecha más conveniente y prepara la mejor despedida de soltera de la historia.

En los meses previos, presta atención a todos los detalles que le gustan y piensa cómo incorporar esos elementos de una manera original en la despedida. Quizá podéis recopilar todas las ideas de photocall para montar uno en su fiesta, crear un kit de supervivencia para repartirlo a todas o elaborar juntas un DIY de coronas de flores, entre otras ideas originales.

4. Ayudar a la novia el día de su boda

El gran día ha llegado y el estrés se ha apoderado de la novia. Tú tienes que estar ahí en todo momento para tranquilizarla y ayudarla con los detalles y los inconvenientes que puedan surgir.

Si el ramo que llega no es lo que había pensado, cálmala; si el maquillaje o el peinado se resiste, respira hondo con ella y hazle tener paciencia; y si hay retrasos en el programa del día, hazle saber que lo importante es el matrimonio que está iniciando y no los detalles de la celebración.

5. Dar un emotivo discurso

Sorprende a todos con unas emotivas palabras para la novia. Escoge el momento adecuado, que suele ser tras el banquete, durante los cafés o la primera copa. 

Si tienes pánico escénico, prepárate lo que quieres decir días antes, practica en casa a solas para no cometer errores o atascarte mientras hablas. Aunque mejor que leer, lo que de verdad emocionará a los novios y todos los asistentes serán unas palabras espontáneas dichas desde el corazón; deja que los sentimientos hablen por ti.

Desde que lleguen las primeras invitaciones de boda, van a ser unos meses de mucho trabajo y estrés. Pero piensa que esa persona que significa tanto en tu vida merece todo eso y más. Con tu ayuda, no hay duda de que la boda será perfecta. El día de la boda las damas de honor tendréis un papel importante y distinguido en el que quizá no todas llevaréis el mismo peinado, pero si el mismo estilo de peinados para bodas o también es posible que llevéis corsages, minireproducciones de los ramos de novia, como distintivo.