El ramo volador

Si es la primera vez que vas a ejercer como dama de honor en una boda, es posible que tengas algunas dudas sobre cuáles son las tareas de las que deberás hacerte cargo. Además de decidir qué peinado de boda vas a llevar y aportar algunas ideas originales para bodas, como por ejemplo la elección de los detalles de boda, también serás fundamental como apoyo moral cuando necesite tener una amiga a su lado. 

1. Ayudar con los preparativos

Las damas de honor también ayudan a la novia en tareas de organización de la boda. Si sois un grupo, intentad reuniros y decidir de qué se encargará cada una. Es muy práctico crear un grupo de WhatsApp para que todas estéis al día de lo que se va preparando.

Si crees que tienes habilidades especiales en algún tema específico, ofrécete a encargarte de ello. Por ejemplo, si sabes mucho de música o conoces algún grupo que pueda tocar en la boda, puedes encargarte de preparar la playlist de canciones románticas para bodas o coordinar la música en vivo. Si lo tuyo es la moda, puedes ser la encargada de acompañar a la novia a comprar el vestido o a las pruebas.

2. Ayudar a escoger el vestido de novia y el de las damas de honor

Hay novias que quieren que las damas de honor se vistan todas iguales, pero también es algo que podéis acordar entre todas. Quizá sea suficiente elegir un color y que cada una decida el tipo de traje de fiesta que va a llevar, pero al ir todas vestidas del mismo tono será mucho más fácil identificaros para el resto de invitados. Puede ser divertido ir todas juntas a visitar tiendas de vestidos de fiesta.

Artefoto

3. Preparar la despedida de soltera

Las damas de honor también se encargan de organizar la despedida de soltera. Seguramente esta es una de las partes más divertidas de ser elegida dama de honor.

4. Ayudar a la novia los días previos y el mismo día de su boda

Una tarea delicada y que requiere atención es la de anotar todos los regalos que reciban los novios antes y durante la boda. Una de las damas de honor puede encargarse de hacer la lista, incluyendo el nombre de la persona que ha hecho el regalo. Esto servirá para enviar las tarjetas de agradecimiento más adelante.

Si los novios organizan alguna cena o fiesta preboda, las damas de honor deben estar presentes, ya que de este modo conocerán a otros invitados y el día de la boda será mucho más sencillo relacionarse con ellos.

El día de la boda es el más importante de todos. Las damas de honor pueden encargarse de asegurarse de que las flores llegan a tiempo, de que todo está preparado en el restaurante y de solucionar imprevistos de última hora. 

También tienen que hacer un papel de relaciones públicas durante la fiesta, atendiendo a todos los que recibieron tus invitaciones de boda caseras y estando pendientes de que la novia saluda a todo el mundo. Invitar a los recién llegados a visitar la mesa de cócteles y firmar en el libro de visitas es otra de sus tareas.

Gabriel Navas Fotógrafo

5. Dar un emotivo discurso

Es tradición que las damas de honor hagan un regalo especial a la novia, que pueden entregarle durante la cena pidiendo atención a todos los invitados.

En cuanto empiece a sonar la música del baile, os aconsejamos que seáis las primeras en salir a la pista para "romper el hielo" y que los demás invitados se animen también a bailar. ¡Con vuestros vestidos de fiesta causaréis sensación! Y, sobre todo, ¡no olvidéis poneros en primera fila cuando se lance el ramo de novia!