Fabrizio Campioni PhotographyFabrizio Campioni Photography

Muchas de las ideas originales para bodas se importan directamente desde EE.UU., como la tematización de las invitaciones de boda para que su diseño sea acorde al estilo del enlace o la personalización de los detalles de boda para que sean algo más que un simple detalle de protocolo.

Sin embargo, existe una figura casi imprescindible en los enlaces americanos y anglosajones, que ha ido ganando presencia y cada vez está más arraigada en las bodas de nuestro país: las damas de honor. Hermanas, primas o amigas íntimas de la novia, su ayuda durante los preparativos y el gran día resulta fundamental para la ella. Pero, una vez elegidas, se presenta otra gran incógnita: ¿cómo deben ir vestidas? Debes saber que la elección del vestido de las damas de honor corresponde únicamente a la novia, es decir, que eres tú la que marca el dress code, aunque lógicamente compartas tus opiniones con ellas y te den, a su vez, su opinión. ¿No sabes por dónde empezar? Tranquila. Descúbrelo todo en esta práctica guía. Tus damas de honor te lo agradecerán.

Consideraciones previas

El protocolo dice que el vestido debe ser largo, sin excepción, sea de día o de noche. Aunque últimamente, dependiendo del estilo de la boda, sobre todo si es informal, muchas novias optan por pedir a sus damas que luzcan vestidos cortos.

Respecto al estilo del vestido, elige uno acorde con la estación del año en la que se celebrará el enlace, con la temática del mismo y con las ideas de decoración para bodas. Es un primer paso para definir si será un vestido formal o informal y descartar algunos colores y tejidos. Eso sí, la uniformidad del conjunto es la regla que rige el dress code. Asimismo, es importante que cada dama de honor vista de acuerdo a su edad, otro factor importante que deberás tener en cuenta a la hora de decantarte por un estilo u otro. También deberá primar el confort, de forma que todas ellas se sientan cómodas con la elección. Del mismo modo que te sentirás tú dándolo todo en la pista de baile luciendo esos increíbles zapatos de novia cómodos que tanto te gustan.

Cero17 PhotographyCero17 Photography

Tú eres la novia

El protagonismo del día debe recaer sobre ti. Escoge un diseño que favorezca a tus damas y con las que se vean guapas y elegantes, pero no olvides que tú eres la novia, así que nada de brillos, cortes sexy, escotes ni diseños extremados que se lleven todas las miradas. Los vestidos deben ser de discretos y elegantes, pero alejados de estridencias.

El color

Si somos puristas, esta tradición de origen anglosajón establece que las damas de honor deben vestir igual que la novia, es decir, de blanco (de ahí que Pippa Middleton fuera de blanco en la boda de su hermana, Kate Middleton, duquesa de Cambridge).

No obstante, la práctica pone de manifiesto que esta costumbre, más allá de hacer pasar desapercibida a la dama de honor, lo que consigue es restar protagonismo a la novia, así que, a no ser que por algún motivo especial quieras que tus damas vistan de blanco, es mejor que no te decantes por este color. Asimismo, tampoco deberías optar por el color negro ni por las telas estampadas.

Actualmente, el protocolo dice que las damas de honor deben vestir vestidos lisos de la misma tonalidad. Si se trata de una boda de mañana, los más idóneos para la ocasión serán los colores suaves o pasteles, como rosa palo, azul o amarillo pastel, verde mint, malva, salmón… Si, por el contrario, se trata de un enlace de tarde, puedes optar por colores más intensos, como el rojo, azulón, verde esmeralda, coral, etc.

Hoy día, a muchas novias les gusta adaptar y modernizar las tradiciones. Así, algunas dejan que sus damas de honor se vistan en una gama de colores concreta, escogiendo cada una el tono que mejor les sienta o bien proponen dos colores distintos pero que combinen y que deberán repartirse entre ellas. Otra variante es escoger un mismo modelo pero que cada una luzca un color diferente.

También puedes hacer coincidir el color de tu vestido con el color temático de la boda, con tu ramo de novia silvestre o con algún complemento de color que luzcas en tu look nupcial: pendientes, pulsera, cinturón...

FandiFandi

El tejido

En este concepto no hay dudas ni tendencias: los vestidos deben ser todos del mismo tejido. La época del año será primordial para elegirlo aunque, por norma general, se suelen utilizar telas como la organza, el tul, la gasa, el chifón o el organdí, pues dulcifican y dan un aspecto más suave y sencillo.

Hay novias que prefieren escoger un color pero dejar a elección de cada dama el aspecto final del vestido. En este caso, si cada una opta por un tejido diferente asegúrate de que hay uniformidad en las telas, es decir, misma calidad, mismo peso del tejido y que todos tengan idéntico acabado: brillante o mate.

El corte

Si quieres que todas las damas de honor luzcan un mismo modelo, asegúrate de que el corte del vestido es adecuado para todas ellas, favoreciendo su figura independientemente de su altura o complexión.

Una opción muy recurrente es optar por un mismo color y tejido pero variando el corte del vestido y/o la forma del escote. En este caso, si vas a marcarles unas reglas básicas sobre tejido y color pero vas a darles libertad para hacerse o comprarse el vestido que más les guste, comprueba cómo van a ser los diferentes cortes, pues te puedes llevar más de una sorpresa.

Quizá demasiadas formas de vestido quede muy recargado visualmente hablado. Sin embargo, jugar con los escotes de los vestidos será una bonita manera de dar personalidad a cada dama sin salirse del conjunto. Las firmas de moda nupcial ya conocen esta costumbre y en sus colecciones presentan un mismo traje de fiesta con diferentes opciones de escote y cuello para satisfacer a todos los gustos.

Maduixa Foto Antonio Valverde FotografMaduixa Foto Antonio Valverde Fotograf

Los zapatos

El protocolo dicta que las damas de honor deben llevar el mismo modelo y color de zapato. Únicamente se les permite variar la altura del tacón a fin de poder compensar la altura de todas y la de la novia para crear un bonito equilibrio. No obstante, como en el resto de tips, también en este caso hay novias que utilizan el calzado para diferenciar a sus damas de honor y apuestan porque cada una lleve un modelo diferente o bien idéntico pero de distinto color.

Las joyas

El uso de joyas debe ser sobrio; no pueden destacar por extravagantes ni recargar el estilismo, sobre todo si algunos vestidos llevan brillos o pedrería.

El ramo o corsage

Nada dice el protocolo sobre el ramo de las damas de honor, pero las películas de Hollywood han hecho que parezca casi obligatorio. Desde lucir una pequeña reproducción del ramo de novia natural a llevar cada una un ramo distinto como motivo de diferenciación y como seña de identidad propia.

También los corsage, pulseras de flores que se llevan en la muñeca, sirven tanto para complementar el look de las damas de honor como para diferenciarlas en caso de ser de distintas flores o colores.

Seyma FotografíaSeyma Fotografía

¡Vais a estar todas increíbles! Tú con ese vestido de novia con el que siempre soñaste y tus damas de honor con unos vestidos de fiesta realmente únicos y acordes tanto a sus gustos como a su personalidad. El gran día se acerca, así que ves ultimando detalles y déjate ayudar por ese pequeño pero selecto grupo de familiares y amigas. ¡Va a ser un día lleno de emociones!