Instántanea y Tomaprimera
Instántanea y Tomaprimera

Hay muchos factores en común en la organización de una boda religiosa y otra civil, como el envío de las invitaciones de boda o lucir el complemento nupcial por excelencia, el ramo de novia. Sin embargo, hay aspectos muy diferentes, como las canciones para bodas que sonarán en un tipo de enlace u otro. Pero no es el único. Si queréis descubrir numerosas cuestiones sobre las ceremonias por la iglesia, no os podéis perder este artículo. Seguro que despejaremos todas vuestras dudas.

¿Por qué hay unas bodas con misa y otras sin?

Está en función del deseo de los contrayentes, dependiendo de si prefieren una ceremonia más sencilla y corta o bien una más completa y larga, así como de la disponibilidad de la iglesia y del sacerdote. No hay que olvidar, por otro lado, que el matrimonio es un sacramento en sí mismo, por lo que no precisa acompañarse de ninguno otro, como la eucaristía.

¿Es necesario estar bautizado para casarse?

Sí, para casaros por la iglesia tenéis que estar bautizados con anterioridad, ya que el bautismo implica la entrada en la iglesia de las personas que quieren formar parte de ella. Actualmente hay una preparación para los adultos que desean recibir el bautismo. Para saber qué pasos seguir, consultad con el párroco de vuestra iglesia.

Si uno de los dos no está bautizado también tenéis la opción de pedir una dispensa. Para ello debéis acudir al Vicario General o a la Notaría de Curia del Obispado o Arzobispado de vuestra ciudad, donde os indicarán qué papeles se han de rellenar y entregar.

¿Y haber hecho la comunión?

No, no es obligatorio. La opción más común cuando ninguno de los dos la ha hecho es celebrar la ceremonia del matrimonio sin misa, mientras que si uno sí que la ha hecho y el otro no, podéis elegir entre hacer lo mismo o bien acompañar la boda de una misa, aunque en este caso, obviamente, quien no haya recibido la primera comunión no podrá comulgar. 

Alberto Guinea
Alberto Guinea

¿Hace falta estar confirmado?

No. La Iglesia no exige a los novios estar confirmados para poder contraer matrimonio, aunque sí aconseja que lo estén.

¿Podemos realizar el curso prematrimonial en una parroquia distinta a la que nos casamos? 

No hay ningún problema en realizar los cursillos prematrimoniales donde queráis. Lo que sí es importante es que os entreguen el certificado de haberlos hecho para que los podáis llevar a la parroquia donde os vais a casar.

Arcos Fotografía
Arcos Fotografía

¿Qué documentación necesitamos y con qué antelación la hemos de presentar?

Para casaros por la iglesia los novios precisáis haber preparado lo que coloquialmente se denominan "los papeles de la boda", y que no son otra cosa que el Expediente Matrimonial. Para completarlo necesitaréis una fotocopia del DNI, la partida literal de nacimiento, la partida del bautismo y, por último, el certificado de haber participado en el cursillo prematrimonial. Algunas parroquias exigen también un certificado de soltería eclesiástico, que podéis solicitar en el ayuntamiento en el que estéis censados.

Recordad que toda esta documentación tiene que tener menos de seis meses de antigüedad desde la fecha de expedición hasta la de la boda y que, de no ser así, tendríais que pedirla de nuevo en los organismos correspondientes. Por lo general, los novios presentan estos documentos en la parroquia de uno de los dos para iniciar el expediente matrimonial unos tres meses antes de la boda.

Además de la documentación anterior, en algunos casos se requiere otra complementaria: en caso de que los novios os casarais previamente por lo civil, ya sea entre vosotros o con otra persona (en cuyo caso será necesaria la certificación de divorcio), si alguno no tiene la nacionalidad española, es menor de edad o viudo. Y la nulidad eclesiástica en el supuesto de que uno de los dos o ambos hubiérais estado casados anteriormente por la iglesia. El párroco os detallará qué papeles os hacen falta para cada supuesto.

¿Cuáles son los requisitos para poder casarnos con personas de otras religiones?

Os informarán debidamente en la sección de Notaría de Curia del obispado de vuestra ciudad. Allí os abrirán un expediente específico para estos casos.

Queremos casarnos en el campo. ¿Es posible?

En el campo, en la playa con un vestido de novia corto, en el jardín de casa con un traje de novio original... No hay inconveniente en celebrar bodas religiosas fuera de la iglesia, aunque muy pocos sacerdotes se prestan a ello. Sin embargo, los jóvenes están más dispuestos a hacerlo, pues están acostumbrados a adaptarse a nuevas situaciones. Para ello, id a hablar con el sacerdote de la Delegación Pastoral Juvenil de vuestra diócesis y planteadle vuestros deseos. Seguro que os podrá ayudar.

¿Podemos personalizar la ceremonia?

A pesar de que las ceremonias en la iglesia siguen un protocolo muy claro, hay momentos que podréis personalizar vosotros, como las lecturas o la música para bodas religiosas que no queréis que falte. En cualquier caso, lo recomendable es que lo consultéis todo con el párraco de vuestra iglesia. Así tendréis más claro qué podéis elegir y que no.

Artesano de la Luz
Artesano de la Luz

Y después de la boda, ¿qué?

Aunque pueda parecer lo contrario, lo cierto es que el papeleo todavía no ha acabado después del enlace. Y es que para que tenga validez legal, debéis inscribir la boda en el registro civil de la localidad donde se haya celebrado la ceremonia. ¿Cómo? Presentando el acta matrimonial firmada por los novios y los testigos de la boda durante los cinco días hábiles siguientes al enlace. Por lo general se ocupan de ello desde la misma iglesia, aunque también puede hacerlo algún familiar o amigo cercano en nombre vuestro. ¡Seguramente vosotros ya estaréis disfrutando de vuestra luna de miel, sin pensar en más detalles originales para bodas!

¿Cuánto cuesta celebrar la boda en la iglesia?

Dependerá del lugar donde os caséis y de lo que tengan estipulado para ello. Así, mientras que en algunas parroquias solo se pide la voluntad –dinero que se invierte en preparar la iglesia para la celebración y en limpiarla después–, en algunos templos el "donativo" puede superar los 1000 euros, si bien los precios suelen rondar los 200-300 euros.

Y una vez tengáis más claros los pasos y el papeleo que necesitáis para vuestra ceremonia eclesiástica, llega el momento de pensar en otros detalles de la organización del gran día, como el vestido de novia que te permitirá lucir más radiante que nunca o los detalles de boda con los que queréis que vuestros invitados se sientan realmente queridos. ¡No os olvidéis de nada!