Pedro Mon

Ya te ves en la iglesia luciendo ese precioso vestido de novia ante todos los invitados, caminando hacia el altar con tus cómodos zapatos de novia y sosteniendo en tus manos ese ramo de novia tan original. Sin embargo, todavía no habéis comenzado a hacer ningún trámite para presentar la documentación del matrimonio en vuestra parroquia. Tomad nota de lo que se precisa para casarse por la iglesia y pensad que necesitaréis tiempo para prepararlo todo convenientemente.

1. Pedid cita con el párroco para informaros

Recordad que el Estado español reconoce el matrimonio canónico como legal, de modo que no es necesario celebrar matrimonio en el Registro Civil ni en el juzgado. Según establecen la normas eclesiásticas, el párroco es la única persona competente para decidir qué tipo de documentos debéis entregar antes de celebrar vuestra boda religiosa, aunque en casi todas las diócesis los requisitos son los mismos. Así pues, el párroco es quien se encarga de los trámites administrativos, de forma que cuando salgáis de la Iglesia ya estaréis legalmente casados.

  • ¿Cuándo pedir la cita?
    Lo habitual es unos seis meses antes de la boda, siempre que ambos pertenezcáis a la misma diócesis. En cambio, si uno de los dos procede de otro lugar es aconsejable hacerlo con mayor antelación. Tened en cuenta que los documentos del expediente matrimonial han de tener menos de seis meses desde la fecha de expedición hasta el día de la boda. Si no es así, deberéis empezar de nuevo todo el papeleo.
  • ¿Trámites más rápidos que en una boda civil?
    En una ceremonia religiosa los procesos pueden ser más rápidos, ya que la iglesia se encarga de toda la documentación legal y os la tramita para que solo tengáis que preocuparos de firmar.

2. Documentos necesarios para la tramitación del expediente matrimonial

Los documentos básicos para celebrar un matrimonio religioso son los siguientes:

  • Fotocopia del DNI, pasaporte o tarjeta de residencia de cada uno de los miembros de la pareja.
  • Fotocopia de la hoja del libro de familia de los padres donde aparece inscrito vuestro nombre.
  • Partida de bautismo de los dos cónyuges (se puede pedir en la parroquia donde os bautizaron).
  • Certificado literal de nacimiento de cada uno de los novios (solicitar en el Registro Civil de la localidad donde nacisteis).
  • Certificado de fe y estado (se solicita en el Registro Civil).

Además, algunas parroquias pueden exigir otros documentos, como el certificado de soltería y el certificado o justificante de haber asistido a un cursillo prematrimonial.

3. ¿Qué hacer en casos especiales?

En caso de que uno de los contrayentes sea viudo deberá aportar además la siguiente documentación:

  • Certificado de matrimonio de la iglesia donde aparezca el matrimonio con el cónyuge fallecido.
  • Certificado de defunción del cónyuge.

Y si estáis casados por lo civil entre vosotros y ahora queréis celebrar una boda religiosa necesitaréis:

  • Certificado del matrimonio civil y una fotocopia del mismo que se expide en el lugar donde os casasteis.

Pedro Mon

4. Cursillos prematrimoniales

Si ya habéis pensado hasta en los textos para invitaciones de boda y tenéis claro que queréis obsequiar a vuestros familiares y amigos con unos detalles originales para bodas, no olvidéis que también es importante que le dediquéis un tiempo a organizar el cursillo prematrimonial. No lo dejéis para el final.

Acudid a vuestra parroquia cuanto antes para que os informen sobre el calendario de los cursillos. Es importante hacerlo con cierta antelación (unos seis meses antes de la boda) y recordad que el cursillo se puede realizar en cualquier parroquia, no necesariamente donde vayáis a casaros. Para inscribiros debéis llevar un formulario firmado por el párroco de tu iglesia o la de tu pareja. No olvidéis tampoco que son obligatorios si queréis contraer matrimonio canónico.

¿De qué se trata? Son una serie de charlas amenas para recibir una preparación espiritual, al término de las cuales se os entregará un certificado que debe adjuntarse al expediente matrimonial. ¡Igual os inspiran a la hora de pensar textos para invitaciones de boda!

5. ¿Los testigos son los mismos que en una ceremonia civil?

No. En la boda religiosa se necesitan dos tipos de testigos: los de la toma de dichos y los propios de la ceremonia.

Los primeros que se escogen son los testigos de la toma de dichos, que deben visitar al párroco unos tres meses antes de la boda. No han de ser familiares de los contrayentes, tienen que ser mayores de edad y deben conocer muy bien a los novios. A estos testigos se les pregunta cuánto tiempo hace que son amigos de la pareja y otras cuestiones destinadas a comprobar que la unión se hace solo por amor.

Los testigos de la ceremonia pueden ser los mismos que los de la toma de dichos. Pero no tiene porqué ser así. Suelen ser familiares o amigos, mayores de edad más y dos como mínimo. Al término de la ceremonia dan fe de que la boda se ha celebrado, firmando el acta. ¡Deberéis pensar en unos regalos para invitados de boda muy especiales para ellos!

La Kuriosa

Y si ya lo tenéis todo a punto para la ceremonia, podréis dedicar más tiempo a elaborar una playlist con las canciones para bodas que os acompañarán en vuestro gran día, y a buscar las ideas originales para bodas que mejor se adapten a vuestros seres queridos.