Exterior de una iglesia el día de la boda con todos los invitados a punto de entrar
Rodri Vila Bodas

El lugar en el que queréis celebrar el enlace es una de las primeras decisiones que deberéis tomar durante la planificación de vuestra boda. Y si ya tenéis claro que el enlace será religioso, tenéis que escoger si queréis daros el "sí, quiero" en una iglesia parroquial o bien os decantáis más por hacerlo en una capilla. Os damos una serie de pautas para que os resulte mucho más fácil la elección.

Diferencias entre iglesia, capilla pública y capilla privada

Interior de una capilla con butacas y alfombra roja el día de la boda
La Bobadilla, A Royal Hideaway Hotel

Empezaremos por definir los distintos lugares para celebrar una boda. Se denomina iglesia al edificio destinado al culto religioso. Suele ser de grandes dimensiones y se ubica por lo general en el centro de las poblaciones. Por su parte, la capilla es una pequeña edificación de carácter religioso destinada a la oración de los fieles. Puede estar en el interior de la iglesia o estar anexa a ella. En este caso, se trata de una capilla privada. Pero también existen capillas públicas junto a fincas, palacios o masías, del mismo modo que hay capillas privadas que se incluyen entre sus espacios.

¿Es válido el matrimonio religioso en una capilla?

Exterior de una iglesia el día de la boda con los novios frente a ella durante la sesión fotográfica
Es Revellar Art Resort

Sí, lo es, pero hay un aspecto que deberéis tener muy en cuenta. En el caso de que optéis por una iglesia o capilla pública, el sacerdote adscrito al lugar será el encargado de casaros y será la propia iglesia la que se encargue de todos los trámites necesarios para validar vuestro enlace religioso.

Si os decantáis por una capilla privada perteneciente a un espacio de celebración, deberéis informaros con antelación sobre quien os va a casar, qué gestiones deberéis realizar y si las ceremonias religiosas que en ella tienen lugar son totalmente válidas.

¿Cuántos invitados tenéis?

Interior de una capilla pequeña antes de la ceremonia religiosa el día de la boda
Cortijo Mazuecos

El número de invitados que tengáis previsto quizá os puede ayudar a decidir. Si tenéis una larga lista de asistentes es mejor que os decantéis por una iglesia parroquial, pues su capacidad permitirá que todos los presentes puedan ver el emocionante momento del “sí, quiero”.

Si, por el contrario, vuestro deseo es celebrar una boda íntima, optar por una capilla puede ser una magnífica elección, ya que estará más acorde con la boda y resultará mucho más acogedora que una iglesia en la que queden muchos bancos vacíos, ¿no os parece?

Ceremonia y banquete en un mismo lugar

Interior de una capilla el día de la boda con la pareja a punto de hacer su salida
El Paratge

Celebrar la ceremonia y el banquete nupcial en el mismo lugar es muy práctico ya que os ahorraréis los desplazamientos y ganaréis en seguridad y comodidad. Además, tanto vosotros como vuestros invitados aprovecharéis mucho más todo el día. Sin olvidar que sus bellos enclaves y espacios permiten realizar allí mismo la sesión fotográfica en pareja.

Como comentábamos al principio, en nuestro país existen diferentes castillos, masías o fincas de banquete con capilla, en las que podréis intercambiar las alianzas frente a todos vuestros familiares y amigos. Consultad previamente todas vuestras dudas con los profesionales del espacio elegido e informaos bien de cuál es el procedimiento en su caso concreto. Por ejemplo, ¿es una capilla pública o privada? ¿Tienen un párroco que realice los servicios con regularidad? ¿La ceremonia religiosa será totalmente legal? Por lo general no hay ningún inconveniente, ya que cuentan con los servicios de un sacerdote que os puede casar sin ningún problema. Pero eso sí: antes tendréis que realizar todo el papeleo del expediente matrimonial en la parroquia correspondiente.

Otras cuestiones que deberéis tener en cuenta

Salida de los novios de la ceremonia religiosa el día de la boda
Masia Egara

Hay otros detalles que debéis valorar antes de tomar la decisión de celebrar la boda en una iglesia o bien en una capilla pública. Por ejemplo, no olvidéis informaros bien sobre el número de bodas que tendrán lugar el mismo día y del tiempo que tendréis disponible. Sabréis así si podéis optar por una ceremonia con misa –más largas– o no.

Sin duda, lo más importante es que decidáis si queréis celebrar la boda en una iglesia o en una capilla teniendo en cuenta también el lugar que os apetezca que sea el escenario de uno de los momentos más especiales de vuestro gran día y de vuestras vidas: el del “sí, quiero”. Así que informaos bien de todos los pasos que deberéis dar y poneos cuanto antes manos a la obra. ¡Felicidades a los dos!