S.Morris Produccions

La ceremonia es uno de los momentos de la boda donde los sentimientos y las emociones están más a flor de piel, un momento especial que cala en el recuerdo de todos los presentes. Tanto si sois vosotros mismos quienes dedicaréis unas hermosas palabras a vuestra pareja como si serán los invitados quienes os sorprenderán con una bonita lectura hoy os dejamos una selección de cuentos, fábulas y relatos muy conmovedores.

FÁBULA EL AMOR Y EL TIEMPO

Había una vez una isla muy linda y de naturaleza indescriptible, en la que vivían todos los sentimientos y valores del hombre; El Buen Humor, la Tristeza, la Sabiduría… como también, todos los demás, incluso el AMOR.

Un día se anunció a los sentimientos que la isla estaba por hundirse.

Entonces todos prepararon sus barcos y partieron. Únicamente el AMOR quedó esperando solo, pacientemente, hasta el último momento.

Cuando la isla estuvo a punto de hundirse, el AMOR decidió pedir ayuda.

La riqueza pasó cerca del AMOR en una barca lujosísima y el AMOR le dijo: “Riqueza… ¿me puedes llevar contigo?”

No puedo porque tengo mucho oro y plata dentro de mi barca y no hay lugar para ti, lo siento, AMOR…

Entonces el Amor decidió pedirle al Orgullo que estaba pasando en una magnífica barca. “Orgullo te ruego… ¿puedes llevarme contigo?

No puedo llevarte AMOR… respondió el Orgullo: Aquí todo es perfecto, podrías arruinar mi barca y ¿cómo quedaría mi reputación?

Entonces el AMOR dijo a la Tristeza que se estaba acercando: “Tristeza te lo pido, déjame ir contigo”. No AMOR… respondió la Tristeza. Estoy tan triste que necesito estar sola.

Luego el Buen Humor pasó frente al AMOR, pero estaba tan contento que no sintió que lo estaban llamando.

De repente una voz dijo: “Ven AMOR te llevo conmigo”. El AMOR miró a ver quien le hablaba y vio a un viejo.

El AMOR se sintió tan contento y lleno de gozo que se olvidó de preguntar el nombre del viejo.

Cuando llegó a tierra firme, el viejo se fue. El AMOR se dio cuenta de cuanto le debía y le preguntó al Saber: “Saber, ¿puedes decirme quien era este que me ayudó?”.

“Ha sido el TIEMPO”, respondió el Saber, con voz serena.

¿El Tiempo?… se preguntó el AMOR. ¿Por qué será que el tiempo me ha ayudado?

Porque solo el Tiempo es capaz de comprender cuan importante es el AMOR en la vida.

 

EXTRACTO DE EL PRINCIPITO de Antoine de Saint-Exupéry

Sobre el planeta del Principito hubo siempre flores simples que ni ocupaban lugar, ni molestaban a nadie. Aparecían y desaparecían. Pero un día apareció una briznilla que no se parecía a las otras, el tiempo y el cuidado que se tomó antes de hacer su primera aparición despertó en el Principito una expectación enorme. Era conmovedoramente bella, la cuidaba, regaba y abrigaba en las noches frías.
Un día el Principito marchó de viaje a otros planetas. En uno de ellos, tras haber pasado por multitud de dificultades encontró un camino que le condujo hasta un jardín de rosas idénticas a la suya. En ese momento descubrió que su rosa no era única en el universo, sino una rosa más, una rosa ordinaria. Entonces cayó en la cuenta de que con una rosa ordinaria y tres pequeños volcanes (uno quizá extinguido para siempre), no se podía considerar un gran príncipe.
Y, tendido en la hierba, lloró.

Al rato, se dio cuenta de que esas rosas no eran iguales a la suya y les dijo:
No son nada, ni en nada se parecen a mi rosa. Son muy bellas, pero están vacías y nadie daría la vida por ustedes. Cualquiera que las vea podrá creer indudablemente que mi rosa es igual que cualquiera de ustedes. Pero ella se sabe más importante que todas, porque yo la he regado, porque ha sido a ella a la que abrigué con el fanal, porque yo le maté los gusanos (salvo dos o tres que se hicieron mariposas ) y es a ella a la que yo he oído quejarse, alabarse y algunas veces hasta callarse. Porque es mi rosa, en fin.

Sé que en algún lugar del mundo, existe una rosa única, distinta de todas las demás rosas, una cuya delicadeza, candor e inocencia, harán despertar de su letargo a mi alma y mi corazón.
Esa rosa, existe… rodeada de amapolas multicolores, filtrando todo lo bello a través de sus ojos aperlados, cristalinos y absolutamente hermosos… Tú, (nombre del novio) has hallado tu rosa, la tienes a tu lado, cuídala, porque es TU ROSA
Si alguien ama a una flor de la que sólo existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mira a las estrellas.

Mad Media Bodas

EL ÁRBOL DE LOS AMIGOS de Jorge Luis Borges

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen
felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo
muchas lunas pasar, mas otras apenas vemos entre un paso y otro. A todas las llamamos amigos y
hay muchas clases de ellos. Tal vez cada hoja de
un árbol caracteriza uno de
nuestros amigos.

El primero que nace del brote es nuestro amigo
papá y nuestra amiga mamá, que nos muestran lo que es la vida. Después vienen los amigos
hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio
para que puedan florecer como
nosotros. Pasamos a conocer a toda la familia de
hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.

Mas el destino nos presenta a otros amigos, los
cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos
amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son
verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz. Y a veces uno de esos amigos del
alma estalla en nuestro corazón y entonces es
llamado un amigo enamorado.
Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros
labios, saltos a nuestros pies.

Más también hay de aquellos amigos por un tiempo,
tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas. Ellos
acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca. Hablando de
cerca, no podemos olvidar a amigos distantes,
aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se
aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por
muchas estaciones. Pero lo que nos deja mas
felices es que las que cayeron
continúan cerca, alimentando nuestra raíz con
alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud,
suerte y prosperidad.

Hoy y siempre… Simplemente porque cada persona
que pasa en nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.

Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de
los que no nos dejarán nada.

Esta es la mayor responsabilidad de nuestra
vida y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.


EXTRACTO DE "EL REGALO DEL MAR" de Anne Morrow Lindbergh

Cuando tú amas a alguien, tu no lo amas todo el tiempo, exactamente del mismo modo, de momento a momento. Esto es imposible. Es aún una mentira pretenderlo y todavía esto es exactamente lo que en mayor parte nos demanda. Nosotros tenemos tan poca fe en el flujo y reflujo de la vida, de amor, de relaciones. Nosotros brincamos en el flujo de la marea y resistimos con terror cuando mengua. Nosotros tenemos miedo que nunca vuelva. Insistimos en la permanencia, en la duración, en la continuidad; cuando la única continuidad posible, en la vida como en el amor, es el crecimiento, en la fluidez en libertad, en el sentido en el que los bailarines son libres, casi sin tocar como ellos pasan, pero compañeros en el mismo modelo. 
La única seguridad real es no dominar o poseer, no demandando y esperando, agudeza en la esperanza, igual. La seguridad en la relación descansa en no mirar atrás nostálgicamente, ni hacia adelante con temor y anticipación, sino viviendo en la presente relación y aceptándola como es ahora. Las relaciones deben ser como islas. Uno debe aceptarlas porque hoy están aquí y ahora, dentro de sus límites - islas, rodeadas e interrumpidas por el mar, y continuamente visitadas y abandonadadas por las mareas.

Mad Media Bodas

 

CUANDO POR FIN SE ENCUENTRAN DOS ALMAS, de Victor Hugo

Cuando por fin se encuentran dos almas, que durante tanto tiempo se han buscado una a otra entre el gentío. Cuando advierten que son parejas, 
que se comprenden y corresponden, en una palabra, que son semejantes,
surge entonces para siempre una unión vehemente y pura como ellas mismas.

Una unión que comienza en la tierra y perdura en el cielo. Esa unión es amor, amor auténtico, como en verdad muy pocos hombres pueden concebir, amor que es una religión, que deifica al ser amado cuya vida emana del fervor y de la pasión y para el que los sacrificios más grandes son los gozos más dulces.


UNA HISTORIA DE AMOR de Diane Ackerman
Amor.  Que pequeña palabra usamos para una idea tan inmensa y poderosa que ha alterado el flujo de la historia, calmó monstruos, enciendió trabajos de arte, animó al desamparado, volvió personas duras en sentimentales, consoló al esclavo, llevó fortaleza a mujeres desquiciadas, glorificó al humilde, alimentó con petróleo escándalos nacionales, declaró en quiebra a los barones amigos de lo ajeno, y ha hecho picadillo a reyes. ¿Como puede la amplitud del amor ser transportada a los estrechos confines de una sílaba?... Amor es un antiguo delirio, un deseo antiguo como la civilización, con raíces principales alargadamente profundas en la oscuridad de los misteriosos días...
El corazón es un museo viviente.  En cada una de sus galerías, no importa cuan estrechas o débiles sean, preservadas para siempre como diatomas maravillosas, están nuestros momentos de amor y son disfrutados.

 

EL ARTE DEL MATRIMONIO de Wilferd Arlan Peterson
Las pequeñas cosas son las grandes cosas.
Nunca se es tan viejo para sostenerse las manos.
Es recordar decir "Te amo" al menos una vez al día.

Es nunca ir a dormir enojados.
Es nunca hablar con el otro solo por ser condescendiente;
el cortejo no debería terminar con la luna de miel,
debería continuar a través de los años.

Es tener un sentido mutuo de valores y objetivos comunes.
Es pararse juntos enfrentando al mundo.
Es formar un círculo de amor que se alimenta en toda la familia.
Es hacer cosas para el otro, no en la actitud de servicio o sacrificio,
sino en el espíritu de gozo.

Es hablar con palabras de apreciación y demostrar
gratitud de maneras consideradas.
Es no esperar que el esposo use una aureola o que la esposa tenga las alas de un ángel.
Es no buscar la perfección en el otro.

Es cultivar la flexibilidad, la paciencia, el entendimiento y el sentido del humor.
Es tener la capacidad de perdonar y ser perdonados.
Es dar al otro un ámbito en el que pueda crecer.

Es encontrar espacios para las cosas del espíritu.
Es una búsqueda común del bien y la belleza.
Es establecer una relación en la cual la independencia sea por igual, la dependencia mutua y las obligaciones recíprocas.
Es no solamente casarse con la pareja perfecta, es ser la pareja perfecta.

Marisa Rivas
 

EXTRACTO DE "DESDE SIEMPRE EL PUENTE AL OTRO LADO" Por Richard Bach
Un alma gemela es alguien quien tiene cerraduras que encajan en nuestras llaves, y llaves que encajan en nuestras cerraduras. Cuando nos sentimos lo suficientemente seguros para abrir las cerraduras, nuestra confiable personalidad sale y nosotros podemos ser completamente honestos con quienes somos; podemos ser amados por quienes somos y no por lo que pretendemos ser. Cada uno muestra la mejor parte para el otro. No importa que es lo que esté mal con nosotros, con esta persona nosotros estamos seguros en nuestro paraiso. Nuestra alma gemela es alguien que comparte nuestros más profundos anhelos, nuestro sentido de dirección. Cuando somos dos globos, y nuetra dirección juntos es arriba, las chances son que encontramos la persona correcta. Nuestra alma gemela es la persona que hace que la vida venga a la vida.


EXTRACTO DE "EL PAíS DEL MATRIMONIO" Por Wendell Berry
“...nuestra vida me recuerda a una selva
en la cual hay un gracioso descampado
y en éste una casa,
un huerto y un jardín,
con agradables sombras, y flores,
rojas y amarillas en el sol,
un patrón hecho en la luz,
por la luz para volver.
La selva es mayormente oscura,
esa es la forma de haber hecho
día tras día,
la oscuridad más abundante que la luz
y más bendecida,
puesto que permaneceremos lo suficientemente
valientes para seguir.”


CIMIENTOS DEL MATRIMONIO Por Regina Hill
Amor, confianza y perdón son los cimientos del matrimonio. En el matrimonio, muchos días traerán felicidad, mientras otros días serán tristes. Pero juntos, dos corazones pueden sobrellevar todas las cosas...En el matrimonio, todos los momentos no serán excitantes o románticos, y algunas veces las preocupaciones y la ansiedad serán abrumadoras. Pero juntos, dos corazones que lo aceptan encontrarán consuelo. Recolección de pasados gozos, dolores, y sentimientos compartidos será el cemento que sostendrá todas las cosas juntas durante los peores y más inseguros momentos. Haber llegado a ser amigos, y convertirse en el confidente y compañero que el otro necesita, es la verdad bella y mágica de dos personas juntas. Esto inspira en cada uno un sueño o un sentimiento, y teniendo fe en cada uno y no dándose por vencidos... aún cuando todas las probabilidades digan que hay que retirarse. Esto permite a cada uno ser vulnerable, ser él mismo o ella misma, aún cuando las opiniones o pensamientos no estén en total acuerdo o exactamente lo que a Uds. les hubiera gustado ser. Esto involucra y muestra interés en cada uno, realmente escuchando y estando disponible, la manera en que lo haría cualquier buen amigo. Exactamente tres cosas deben ser recordadas en un matrimonio si este es un lazo mutuo o compartido, cuidado, y amado a través de la vida: amor, confianza y perdón.

 

Fotvik


YO PROMETO Por Dorothy Colgan
Yo prometo darte a ti lo mejor de mí
y pedirte a ti no más de lo que tú puedas dar.

Yo prometo respetarte a ti como a mi propia persona
y realizar tus intereses, deseos y necesidades
que son no menos importantes que los míos.

Yo prometo compartir contigo mi tiempo y atención
y dar gozo, fortaleza e imaginación a nuestra relación.

Yo prometo mantenerme abierto para ti,
dejarte a ti mirar a través de la ventana de mi mundo dentro de mis temores más profundos
y sentimientos, secretos y sueños.

Yo prometo crecer solo contigo,
gustoso de enfrentar los cambios para mantener nuestra relación viva y excitante.

Yo prometo amarte en los buenos y malos tiempos,
con todo lo que yo tengo para dar y todo lo que siento dentro en la única manera que yo conozco.
Completamente y para siempre.


CARTAS Por Rainer Maria Rilke
El matrimonio es en muchas maneras una simplificación, y se combinan naturalmente las fortalezas y los deseos de dos jóvenes personas así que, juntos, ellos mirarán de alcanzar en el futuro lo que ellos hicieron antes. Por encima de todo, el matrimonio es una tarea y una nueva formalidad, - una nueva demanda de fortaleza y generosidad de cada uno, y un gran nuevo peligro para ellos.
El punto del matrimonio es no crear un conventillo traspasando todos los límites; por el contrario, un buen matrimonio es aquel por el cual cada uno comisiona al otro el ser guardián de su soledad, y de ese modo cada uno muestra al otro la confianza más grandiosa. Una fusión de dos personas es un imposible, y donde parece existir, está escondiendo algo, un consenso mutuo que roba de una parte de ambas de su total libertad y desarrollo. Pero una vez que se comprende que hasta entre la gente más cercana infinitas distancias existen, una maravillosa vida lado a lado puede hacer crecer a ambos, si ellos tienen éxito el amor se expande entre ellos, lo cual le da la posibidad a cada uno de ver siempre al otro como un conjunto y ante un inmenso cielo.

Es así porque este también debe ser el criterio para la elección o el rechazo: si tu estás gustoso de montar guardia sobre alguien que además está solo, y si puedes ser capaz de poner a la misma persona en la puerta de su propia profundidad, la cual sólo aprende a través de sus pasos, de entrecasa, fuera de la gran oscuridad.

La vida es auto transformación, y relaciones humanas, las cuales son un extracto de la vida, son las más variables de todas, ellos ascenderán y caerán minuto a minuto, y los amantes son aquellos para quienes ningún momento es igual al otro. La gente para quienes nada habitual tiene lugar en toda la vida, nada que haya existido, pero justo lo que es bueno, inesperado, sin precedentes. Estas son tremendas conexiones, las cuales deberán ser grandiosas, una casi insoportable felicidad, pero ello puede ocurrir solo entre seres muy ricos, entre aquellos quienes han de venir, cada uno por su propio bien, rico, calmo, y concentrado; solamente si dos mundos son anchos y profundos e individuales pueden ser combinados....

...Cuanto más estamos, más abundancia experimentamos. Y aquellos que quieren tener un profundo amor en sus vidas deben recoger y guardarlo, y alimentarlo dulcemente.


EL MATRIMONIO UNE A DOS PERSONAS EN EL CÍRCULO DE SU AMOR Por Edmund O'Neill
El matrimonio es un compromiso de vida, el mejor que dos personas pueden encontrar y llevar uno con otro. Ofrece la oportunidad de compartir y crecer que ninguna otra relación puede igualar. Es una unión física emocional prometida de por vida.

Dentro del círculo de ese amor, el matrimonio contiene toda la más importante relación de la vida. Una pareja son uno con otro mejor amigo, confidente, amante, maestro, oyente y crítico. Y aunque pueden venir tiempos donde uno de ellos tenga el corazón roto o enfermo, y el amor del otro pueda parecer el cuidado tierno de un padre por un hijo.

El matrimonio hace más profunda y rica cada faceta de la vida. La felicidad está completa, los recuerdos son frescos, el compromiso es fuerte, hasta el enojo es sentido más fuertemente, y pasa siempre más rápido.

El matrimonio entiende y perdona los errores de la vida que no se pueden evitar. Da coraje y alimenta la nueva vida, las nuevas experiencias, y las nuevas maneras de expresar un amor que es tan profundo como la vida.

Cuando dos personas prometen su amor y cuidan uno del otro en el matrimonio, ellos crean un único espíritu dentro de sí mismos que los liga cercanamente más que cualquier palabra hablada o escrita. El matrimonio es una promesa, potencial, hecha de los corazones de dos personas que se aman uno al otro y toman su vida para colmarla.

Mario Trueba


NUNCA TE CASES SI NO ES POR AMOR Por William Penn
Nunca te cases si no es por amor; ve de tu amado lo que es adorable. Si el amor no es tu principal motivo, te marchitarás tan pronto como el aburrimiento crezca en el estado del matrimonio y perderán vuestra promesa, al buscar los placeres en los lugares prohibidos...
Entre el hombre y su mujer nada debe regir excepto el amor... Y el amor debe llevarlos juntos, así que esta es la mejor manera de conservarlos juntos.

Un esposo y una esposa que se aman y valoran uno a otro se lo muestran a sus hijos... Y ellos harían eso tambien. Otros pierden visiblemente autoridad en su familia por las rebeldías con el otro, y enseñan a sus hijos lo que no es natural con su propio ejemplo.

No reduzcan el gozo, sino auméntenlo, y el afecto; estas son las bases de la pasión como cuando no las tenemos, despreciamos lo que poseemos.

Aquí esta lo que debemos buscar para nuestro placer, donde el campo es largo y lleno de variedad, y de una perdurable naturaleza; la enfermedad, la pobreza o la desgracia no deben agitarlo porque no está bajo las influencias de movimiento de contingencias mundiales.

Nada puede ser más completo y sin reservas; nada más afanoso, afectuoso y sincero; nada más agradable que semejante pareja, ni la colosal felicidad que se dan uno al otro.


EXTRACTO DE "EL PROFETA" Por Kahlil Gilbran
Tu amigo es tu necesidad de respuestas. Él es tu campo el cual tu siembras con amor y cosechas en el día de acción de gracias. Y él es tu tablero y tu fogón. Porque tú vienes a él con tu apetito, y tú lo buscas a él por paz.
Cuando tu amigo habla no tiene en cuenta el temor en tu propia mente, ni eres tú sosteniendo la afirmación.Y cuando él está en silencio tu corazón no cesa de escuchar su corazón; Porque sin palabras, en la amistad, todos los pensamientos, todos los deseos, todas las expectativas nacen y se comparten, con alegría que no se reclama.

Cuando tú eres parte de tu amigo, tú no te acongojas; por ello tú amas la mayoría de las cosas de él que pueden ser claras en su ausencia, como la montaña para el escalador es transparente desde la planicie.

Y deja sin propósito en la amistad guardar la profundidad del espíritu. Para el amor esta búsqueda no da nada sino el descubrimiento de que su propio misterio no es amor sino una trampa moldeada en adelante; y solo lo desaprovechado es capturado.

Y déjale lo mejor para tu amigo. Si él conoce el reflujo de tu marea, déjalo saber si se inunda también. ¿Para que buscar un amigo con horas para para matar el tiempo? Búscalo a él para vivir la vida. Por eso él está para llenar tus necesidades, pero no tus vacíos. Y en la dulzura de la amistad deja que sea alegre, y comparta los placeres. A causa del rocío en las pequeñas cosas el corazón encuentra que es su mañana y se renueva.

Boda de Laura & Jesús



LOS SONIDOS DEL SILENCIO Por Raymond J. Baughan
Aquí en el espacio entre nosotros y el mundo
descansa el significado de la humanidad.
Dentro de la vasta incertidumbre que llamamos.
Los ecos hacen nuestra música,
afiladas ecuaciones que pueden sostener a las estrellas,
y maravillosas mitologías en las que confiamos.
Esto puede ser todo lo que necesitemos
para elevar nuestro amor contra la indiferencia y el dolor.
Aquí en el espacio entre nosotros y los otros
descansa todo el futuro
de los fragmentos del universo.


EXTRACTO DE "LOS MARTES CON MORRIE" Por Mitch Albom
“ Quieto,” Dijo Morrie , “Hay unas pocas reglas que yo conozco y que son verdad acerca del amor y matrimonio: Si tú no respetas a la otra persona, tú vas a tener un montón de problemas. Si tú no sabes como comprometerte, tú vas a tener un montón de problemas. Si tú no puedes hablar abiertamente acerca de Uds., tú vas a tener un montón de problemas. Y si Uds. no tienen un lugar común para los valores de la vida, tú vas a tener un montón de problemas. Sus valores deben ser semejantes.

“¿Y el mayor de esos valores, Mitch?”

¿Si?

“Tú crees en la importancia de tu matrimonio.”

Él aspiró, luego cerró sus ojos por un momento.

“Personalmente,” dijo suspirando, sus ojos aún permanecían cerrados, “Yo creo que el matrimonio es un cosa muy importante, y tú te pierdes un montón de cosas si no lo intentas.”

Terminó el tema recitando un poema que él creyó como una plegaria: “Amar uno al otro o perecer.”