Pareja en el altar durante la celebración de la ceremonia de la rosa el día de la boda
Artesano de la Luz

Entre las distintas ideas originales para bodas existe un rito que cada vez más parejas quieren incluir en su boda por el especial significado que tiene: el de la rosa. Y es que además de ser una de las flores para boda preferidas, la rosa también puede incluirse en el transcurso de una ceremonia simbólica. Se trata de un momento lleno de romanticismo para los contrayentes, ya que simboliza su amor. ¿Queréis saber en qué consiste exactamente? Estad atentos. Os desvelamos todo su significado.

La rosa, símbolo del amor

La rosa siempre ha sido considerada como la flor de la pasión, el amor y el respeto. Tiene resistencia, dulzura y belleza. Desde tiempos inmemoriales, los enamorados se han regalado estas flores como símbolo de sus sentimientos, como manera de declarar su amor a los cuatro vientos. Y eso es precisamente lo que vais a hacer el día de vuestra boda delante de todos vuestros familiares y amigos: proclamar lo mucho que os queréis el uno al otro.

Pareja sonriente en el altar después de haberse intercambiado las rosas durante la ceremonia de la rosa el día de la boda
La Kuriosa

¿En qué consiste la ceremonia civil de la rosa?

La ceremonia de la rosa es muy sencilla y os encantará tanto a vosotros como a todos vuestros invitados, que lo vivirán con la misma intensidad y se llevarán ese instante lleno de magia y romanticismo como recuerdo para siempre. Es muy habitual en enlaces civiles, aunque también puede introducirse en una ceremonia religiosa tras consultar con el sacerdote si es posible llevar a cabo este ritual nupcial. Consiste en el intercambio de sendas rosas en el altar.

¿Cuál es el punto de partida?

Necesitaréis dos rosas, una para cada uno de vosotros. Casi siempre se trata de rosas rojas por el significado de su color: pasión. Pero podéis escogerlas de la tonalidad que vosotros prefiráis. Además, el momento se suele acompañar de alguna de las muchas canciones románticas para bodas. Imprescindible será también un florero con agua, en el que las colocaréis para que se conserven mejor.

Pareja cogida de la mano en el altar después de haber intercambiado las rosas durante la ceremonia de la rosa el día de la boda
Diego Mora

¿Cómo se desarrolla esta ceremonia?

En esta ceremonia simbólica la pareja intercambia las rosas en el altar en un gesto de amor, respeto y confianza mutuo, mientras se pronuncian las palabras elegidas. El texto para la ceremonia de la rosa lo podéis escribir vosotros mismos para que el resultado sea más personal o bien tomarlo prestado de fragmentos de alguna de vuestras novelas o libros de poemas preferidos. O, incluso, del estribillo de alguna canción con un especial significado en vuestra historia de amor.

El oficiante de la ceremonia explica a todos los presentes el significado del ritual que se va a llevar a cabo para que todos estén bien atentos. Y ha llegado el esperado instante. Hasta hace un momento sosteníais cada uno una rosa roja. Ahora también, pero algo ha cambiado. Aparentemente, la rosa es la misma, pero sabéis que no es así. Es la flor que os ha dado vuestra pareja, simbolizando su amor y representando el nuevo camino que acabáis de empezar. Además, por muchos regalos que os hayáis hecho en el pasado, será el primer obsequio de casados, por lo que su valor sentimental será inmenso. Dos sencillas rosas simbolizando el inicio de una nueva etapa para los dos.

Pareja a punto de intercambiarse la rosa durante la ceremonia de la rosa el día de la boda
Booda Fotografía

Un ritual... con continuidad

El ritual, además, no termina el día de la boda. Las rosas intercambiadas se deben guardar en casa y renovarlas cada aniversario, transmitiendo de este modo a la pareja que la seguís amando por encima de todo y que las promesas que os hicisteis delante de todos vuestros seres queridos siguen en pie. Podéis utilizar las rosas como mensajeras siempre que queráis, no solo en vuestro aniversario. Y es que son igual de válidas para decir cualquier cosa: "te echo de menos", "te quiero"...

¿Cuál es el origen de la ceremonia de la rosa?

Aunque su origen es incierto, sí se cree que data de alguna civilización antigua. Lo que está claro es que, desde la antigüedad, las rosas han sido el símbolo del amor y de la pasión por excelencia. Y es que las rosas son siempre un acierto. ¡En cualquier situación! De hecho, son perfectas para hacer especial un día cualquiera.

Destacar, por último, que las rosas pueden convertirse en el símbolo de vuestro enlace pues, además de en la ceremonia de la rosa para bodas civiles, podéis utilizarlas para decorar el pasillo hasta el altar y diferentes rincones del espacio de celebración. ¡Y la protagonista femenina de la jornada puede convertirla en la flor principal de su ramo de novia! Seguro que será un día de lo más romántico.