Violetas en el asfalto

Hoy en día son muchas las parejas que se casan por lo civil en el ayuntamiento o juzgado y, días después, deciden organizar una ceremonia personalizada con todos sus seres queridos en la que no falta de nada, desde el ramo de novia hasta los conos con arroz o pétalos de flores, pasando por las ideas originales para bodas más indicadas para cada momento. En este caso el oficiante es una figura clave, ya que será el encargado de seguir el guion de la ceremonia, quien dará paso a las diferentes lecturas y discursos, y el responsable de dirigir las ceremonias simbólicas que hayáis elegido mientras, de fondo, suenan las mejores canciones para bodas. Por eso es muy importante escogerlo bien. Pero, ¿es mejor decantarse por un oficiante o por alguien más cercano, perteneciente a vuestra familia o grupo de amigos más próximos? Os detallamos las distintas posibilidades.

Ceremonia con un familiar

Si queréis que la ceremonia sea oficiada por un familiar o amigo cercano es importante que esa persona esté de acuerdo y le haga ilusión ejercer dicho papel. Debéis tener en cuenta que no a todo el mundo le gusta hablar en público, así que elegid a alguien que no tenga problema en hacerlo ante un grupo numeroso de personas y esté a la altura de las circunstancias.

También deberá ser alguien que os conozca desde hace tiempo y que entienda muy bien cómo queréis que se celebre la ceremonia. Reuníos con él varias veces para organizarlo todo y conseguir que se sienta más cómodo en su papel. Al tratarse de alguien conocido, sus palabras estarán llenas de cariño y demostrarán lo mucho que os quiere y lo importantes que sois en su vida.

Obviamente, en este caso su participación será gratuita, aunque no está de más que tengáis un detalle con él o con ella. Cualquier regalo original para una boda servirá.

Oficiantes profesionales

Angel - Oficiantes de Bodas

Si no encontráis a la persona idónea para ejercer este papel entre vuestros familiares y amigos, siempre tenéis la opción de contratar un oficiante profesional. Se trata de personas que os explicarán los diferentes tipos de guiones que podéis utilizar en vuestra ceremonia, dependiendo de vuestros gustos y preferencias. Además, tienen una gran experiencia en hablar frente a grupos numerosos de personas, están acostumbrados a tratar con diferentes tipos de público y saben cómo mantener el interés y la atención de los invitados durante su discurso. Y no temáis: obviamente no os conocerán como alguien de vuestro círculo más íntimo, pero suelen ser personas cercanas que enseguida conectarán tanto con vosotros como con todos los asistentes al enlace.

Tanto si optáis por un oficiante profesional como por un familiar o amigo, deberéis decidir juntos variados aspectos, como cuál será la duración de la ceremonia, si habrá discursos, la música para bodas civiles que sonará durante el acto, el orden de las lecturas, las ideas de decoración para bodas que queréis que den forma a vuestro escenario nupcial...

Guion para la ceremonia

Élite Fotógrafos

Es importante elaborar un guion para que el oficiante –sea quién sea– tenga las ideas claras y la ceremonia se desarrolle de manera fluida. Esta es la estructura básica de una ceremonia civil personalizada:

  • Presentación por parte del oficiante. Al son de las mejores canciones románticas para bodas, la novia caminará del brazo de su padrino luciendo su ramo de novia original. Una vez en el altar, el oficiante explicará el motivo de la reunión y hablará brevemente sobre vosotros: cómo os conocisteis, alguna anécdota de vuestra historia de amor y su propia satisfacción por compartir un momento tan especial con vosotros.
  • Discursos de vuestros seres queridos. Familiares y amigos no querrán desaprovechar la ocasión de dedicaros unas emotivas palabras. El único requisito: que sean breves para que la ceremonia no se alargue más de la cuenta.
  • Lecturas de los artículos civiles. El oficiante será el encargado de leer los artículos 66 a 68 del Código Civil.
  • Preguntas del oficiante. Llega entonces el momento más esperado: el del "sí, quiero" por parte de ambos contrayentes y el del intercambio de alianzas.
  • El beso. El oficiante os declarará marido y mujer y ya podréis besaros. Un momento inolvidable que te permitirá lucir espléndida con tu vestido de novia vintage.

Son muchas las posibilidades que ofrecen las ceremonias civiles. Así que pensad muy bien qué queréis transmitir en ese momento a todos vuestros seres queridos, magníficos con sus vestidos de fiesta, y no olvidéis que se trata de un día único en la vida, en el que las emociones estarán a flor de piel. Y otro aspecto muy importante: recordad explicar el tipo de ceremonia que vais a organizar en vuestras invitaciones de boda. ¡Felicidades!