Uno punto cuatro Fotografía
Uno punto cuatro Fotografía

Especialmente si vais a celebrar una boda civil, el ritual de la arena puede ser una excelente manera de dar a la ceremonia un toque muy personal. Como una más de las ideas originales para bodas que tenéis prevista para el gran día, seguro que quienes recibieron vuestras invitaciones de boda se emocionarán al verla. Especialmente si acompañáis el momento de alguna de las canciones de boda más románticas. ¿Listos para descubrir más acerca del rito de la arena?

Ritual de arena para bodas: una tradición milenaria

Los orígenes de esta tradición no están demasiado claros, si bien la mayoría de teorías apunta a dos procedencias distintas. La primera versión asegura que la ceremonia de la arena tiene su origen en una antigua tradición hebrea: el llamado "pacto de sal". En tiempos del patriarca Abraham, el pacto de sal se utilizaba para sellar acuerdos, amistades y contratos. Cada parte llevaba un saco de sal y los mezclaban en el suelo. Esto también significaba que, una vez que estuviera mezclada la sal, nunca podría separarse, convirtiéndose en un pacto para toda la vida.

Sin embargo, otros historiadores afirman que la ceremonia de la arena de boda tiene su origen en las antiguas bodas hawaianas que se celebraban en la playa, pues con la arena se sellaba la unión de los esposos. La pareja traía puñaditos de arena de sus lugares de origen y las mezclaban como símbolo de unión y amor eterno, imposible de separarse.

Jordi Fernández Photography
Jordi Fernández Photography

¿Qué se necesita para el ritual de arena para boda?

Necesitaréis tres cilindros de cristal transparente o bien diversos recipientes. Por ejemplo, podéis utilizar frascos de diferente tamaño, jarrones, pipetas de laboratorio, un envase de cristal con forma de corazón o, lo más nuevo, un marco personalizado con una foto de ambos, vuestros nombres y la fecha del enlace, que se acompaña de un embudo para facilitar el proceso. Otra opción igualmente válida consiste en recurrir a un reloj de arena vacío. También encontraréis numerosos kits para la ceremonia de la boda que ya incluyen todo lo necesario,

Antes de que el ritual de la arena empiece, deberéis colocar la arena que os corresponde a cada uno de vosotros en dos de los recipientes elegidos. El tercero será en el que la verteréis después los dos juntos. Recordad que tiene que ser más grande que los anteriores y con una abertura ancha para dejar caer las arenas al mismo tiempo, lo que asegurará que queden bien mezcladas.

Arena de distintos colores

En cuanto a la arena, lo habitual es optar por arena decorativa de cuarzo en todo tipo de colores: blanco, negro, gris, rosa, azul, verde, lila, marrón, naranja... Así que podréis escoger las dos tonalidades que más os gusten o las más utilizadas en las diferentes ideas de decoración para bodas. ¡No os faltarán opciones! Aseguraos de elegirlas en colores muy distintos para que se aprecie mejor el contraste cromático. El resultado será muy decorativo. ¡Y un bonito recuerdo de uno de los días más felices de vuestra vida!

Armando Díaz
Armando Díaz

Ceremonia emotiva

Actualmente, en las ceremonias nupciales, el ritual de las arenas suele hacerse después del intercambio de las alianzas y de las lecturas de los votos. La ceremonia debe ser dirigida por un oficiante, que puede leer unas palabras para dar más significado al momento. Entonces la pareja vierte a la vez sus respectivas arenas en el recipiente elegido. Los finos granos de arena se mezclarán y no podrán separarse más, del mismo modo que no lo harán los contrayentes. Pero como todo en vuestra boda, podéis modificar la ceremonia según vuestras preferencias. 

Este podría ser un ejemplo de las palabras que puede pronunciar el oficiante: "Marta y Álex se unen hoy para el resto de sus vidas. Somos testigos de esta unión con la mezcla de estas arenas. Una te representa a ti, Marta, y todo lo que aportas a esta unión. La otra te representa a ti, Álex, y todo lo que aportas a esta unión. Ambas arenas se mezclarán hoy para no separarse nunca, como vuestra vida en común. Como símbolo de lo que fuisteis y de lo que seréis, que esta mezcla selle vuestro compromiso”.

North Miles
North Miles

¿Más opciones?

También podéis dejar un poco de arena en vuestros frascos, simbolizando que, aunque a partir de ahora estáis juntos, vais a mantener vuestra propia personalidad. Este tipo de ceremonia puede ser una de las muchas ideas para bodas civiles. Otra opción es entregar a vuestros seres queridos pequeñas botellitas llenas de arena de colores, como uno más de los regalos para invitados de boda que habéis encargado para todos ellos.

Vuestros hijos, protagonistas

Si tenéis hijos y queréis que también participen en el ritual de la arena, verted con su ayuda la arena en el recipiente escogido. ¡Seguro que les encanta participar con vosotros en un momento tan emotivo de la ceremonia!

Records
Records

¿También los invitados?

Aunque no es la opción más común, hay parejas que invitan a sus padres o familiares más cercanos a intervenir en la ceremonia. ¿Cómo? Ellos pueden ser los encargados de acabar de rellenar el recipiente que hayáis elegido, simbolizando que son una parte fundamental en vuestra vida y que seguirán estando a vuestro lado en la nueva etapa que emprendéis. Unos momentos muy emocionantes que harán que, más de uno de vuestros invitados, no pueda reprimir las lágrimas. Como tampoco lo harán al ver cómo intercambiáis las alianzas, cuando pronunciéis el "sí, quiero" o cuando hagáis entrega de ese maravilloso ramo de novia con calas a la persona escogida.

¿Qué os ha parecido? El rito de la arena es una ceremonia entrañable y fácil de organizar. Al igual que también lo será dar con los detalles de bodas más prácticos para todos vuestros familiares y amigos, elegantemente vestidos para la ocasión con sus mejores trajes y vestidos de fiesta. ¡Vais a vivir un día increíblemente perfecto de principio a fin!