Phototeca B&N

Todas las parejas que se casan desean con todas sus fuerzas que su gran día sea inolvidable y único. Por esta razón dedican meses a los diferentes preparativos nupciales y se esfuerzan no solo en buscar el vestido de novia perfecto o unos maravillosos zapatos de novia, sino también en dar con el lugar de celebración ideal y en encontrar los mejores detalles de boda para sus seres queridos. Asimismo, muchas optan por personalizar al máximo su enlace introduciendo diferentes rituales simbólicos que llenen de carácter su paso por el altar. Y entre las diferentes opciones existentes, hay una que ha cobrado mucha fuerza en la actualidad. Se trata del rito de la unión de manos o handfasting que, sin duda, aportará un gran romanticismo a vuestro "sí, quiero". ¿Queréis saber en qué consiste exactamente esta ceremonia alternativa? Estad atentos. ¡Os desvelamos su significado!

Símbolo de amor eterno

Capturando Sentimientos

El handfasting o unión de manos es un rito de matrimonio y una antiquísima tradición celta, según la cual las parejas juntan sus manos con un vistoso lazo o cuerda, de uno o varios colores, como símbolo de su amor eterno. Los antiguos celtas creían que no era solo una ceremonia en la que se unían para siempre dos personas físicas, sino dos almas que, tras buscarse en el tiempo, se encontraban al fin para convertirse en una sola. En la época celta, las parejas casaderas unían sus manos con un lazo, de forma provisional, un año antes de la boda. Y, pasado este tiempo, en el que vivían como si realmente estuvieran casadas, decidían si la convivencia había ido bien y si estaban preparadas para formalizar el enlace o, por el contrario, preferían separarse.

Una bella ceremonia

Font de fades

Según la tradición celta, este rito se celebra al aire libre, en contacto directo con la naturaleza. Si se quiere seguir esta ceremonia al pie de la letra, la pareja ha de colocarse dentro de un gran círculo que representa la eternidad. Dado que un componente fundamental es la naturaleza, el oficiante siempre invoca a la tierra, al aire, al fuego y al agua frente a los novios.

Seguidamente, los contrayentes, uno frente al otro y mientras se miran a los ojos, se toman de las manos de manera cruzada, es decir mano derecha con izquierda y viceversa, simbolizando el infinito. Después, el oficiante formula distintas preguntas acerca del compromiso y se leen los votos matrimoniales. A continuación, el mismo oficiante ata las manos de los contrayentes con un lazo o una cuerda. Un gesto que simboliza la eternidad y la unión sagrada de las energías femeninas y masculinas. También representa la suma de fuerzas, lo que convierte a los contrayentes en perfectos compañeros de vida. Para terminar, la pareja tiene que quitarse el lazo o la cuerda sin deshacer el nudo y guardarlo como recordatorio de los votos que se han hecho el uno al otro. ¿Deseando incluir esta ceremonia celta entre vuestras ideas para bodas civiles?

El color del lazo

Ceremóniate

A la hora de elegirlo, tened en cuenta que el color del lazo o la cuerda también tiene un simbolismo particular. Y recordad: podéis elegirlo liso o bien combinando distintos colores que representen aquello que deseáis compartir en vuestra nueva vida en común.

  • Blanco: pureza y paz espiritual, sinceridad.
  • Azul claro: entendimiento, serenidad y paciencia.
  • Azul oscuro: fortaleza interior y longevidad.
  • Rojo: pasión, valentía y fertilidad. 
  • Verde: fertilidad, fortuna y salud.
  • Naranja: bondad, humildad y abundancia.
  • Amarillo: Armonía, confidencias y luz espiritual.
  • Lila: poder, fortaleza y salud.
  • Gris: equilibrio, balance y neutralidad.
  • Marrón: salud, talento y hogar.
  • Dorado: unidad, longevidad y coraje.
  • Negro: sabiduría, éxito y atrevimiento.

El color seleccionado puede ir a juego con el de las ideas de decoración para bodas que hayáis escogido para vestir los diferentes escenarios nupciales, así como con el de los detalles originales para bodas que habéis elegido para obsequiar a vuestros seres queridos.

Cuándo celebrar el rito

Foto Estudio Carmona

Al tratarse de un rito personalizado podéis elegir cualquier momento de vuestra boda para celebrarlo, si bien muchas parejas intercambian las alianzas de boda tras este ritual simbólico, que también puede acompañarse de alguna de las muchas opciones de música para bodas civiles.

Una tradición que marca tendencia en la actualidad

Un Día de Contraste Perfecto

El handfasting se ha popularizado entre los novios gracias a películas como Braveheart, en la que se celebra este rito en el enlace de William Wallace y Murron, y a la boda real de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton. Y es que aunque este ritual se celebra en los "sí, quiero" civiles, en 2011 el Arzobispo de Canterbury que ofició el enlace unió las manos de ambos con un lazo, pronunciando la siguiente frase: "A los que Dios ha unido, no los separe el hombre".

¿Qué os ha parecido este antiguo ritual celta de unión de manos? Seguro que os ha seducido por su gran belleza y simbolismo, como también encantará a quienes recibieron vuestras invitaciones de boda. ¡Será un momento muy emotivo! Casi tanto como cuando la protagonista del gran día haga entrega de su ramo de novia a la mujer elegida. ¡Todo va a salir a pedir de boca en vuestra gran cita nupcial!