Boga Estudio
Boga Estudio

¿Os gustaría celebrar vuestra boda al aire libre? ¿Soñáis con casaros en un entorno idílico y natural? Puede ser una boda junto al mar, con la brisa acariciando vuestra piel; una ceremonia en pleno bosque, envueltos por los sonidos de la naturaleza; un "sí, quiero" campestre, rodeados de naturaleza; un enlace en un precioso jardín urbano, en un entorno idílico... Las posibilidades a la hora de elegir son numerosas. Sin embargo, al organizar un enlace al aire libre es posible que os asalten algunas dudas: ¿hará buen tiempo?, ¿refrescará por la noche?, ¿será del gusto de vuestros familiares y amigos? Si es vuestro caso, no os perdáis estas sencillas recomendaciones que os permitirán acertar seguro y disfrutar de un gran día fantástico y lleno de magia de principio a fin.

¿Mañana o tarde?

Alejandro Onieva
Alejandro Onieva

Si el lugar elegido para casaros goza de un buen clima a lo largo del año, estaréis menos condicionados a la hora de escoger una fecha concreta en la que celebrar la boda. Otro apunte positivo: las celebraciones pueden hacerse a cualquier hora del día, especialmente en la temporada de primavera-verano. Y aunque hay una gran preferencia porque los cócteles de bienvenida y los banquetes sean a plena luz del día, un aperitivo y/o una cena al atardecer quedarán grabados para siempre en vuestras memorias. ¿Os imagináis saboreando esas fantásticas ideas para el candy bar tras la puesta de sol, en un ambiente acogedor y lleno de romanticismo? Disfrutar de una celebración a última hora de la tarde será asimismo una excelente elección si la fecha elegida para intercambiar las alianzas es en los meses más calurosos del año, ¿no os parece?

Fusión con los elementos naturales

Miravent
Miravent

Si el vuestro será un "sí, quiero" civil, aprovechad al máximo el fantástico entorno durante la ceremonia, al igual que también podréis hacerlo en el banquete y en la fiesta final. En cualquier caso, comentad con los organizadores vuestro deseo de integrar al máximo los elementos naturales en la puesta en escena. Por ejemplo, haciendo el aperitivo en unas amplias terrazas o en un bonito patio rodeado de zonas ajardinadas, organizando la ceremonia en una zona del jardín entre palmeras o bajo una pérgola junto al mar, y disfrutando de la fiesta con unas vistas increíbles del lugar. El entorno se convertirá así en el mejor telón de fondo posible para una ceremonia y un banquete inmejorables. ¡Seguro!

Una ceremonia llena de magia

Alba Escrivà
Alba Escrivà

Para centralizar las miradas en la pareja casadera, ¿qué tal una maravillosa pérgola cubierta de telas de gasa dando forma al altar? ¿O preferís unas preciosas enredaderas? ¿O bien os va más un altar lleno de flores? ¿Lo vuestro son las formas geométricas, como círculos, triángulos, cuadrados o rombos? ¿Queréis vestirlo con elementos retro, a juego con ese fantástico vestido de novia vintage? Os decantéis por la opción que os decantéis, seguro que el resultado es 100% romántico. Pero no olvidéis aseguraros de que la opción que elijáis sea fiel al resto de ideas de decoración para la boda escogidas.

Espacios a la medida de vuestras necesidades

Lado Eventos
Lado Eventos

Como decíamos al inicio, el aperitivo y el banquete también pueden tener lugar al aire libre. Pero, al igual que en el caso de la ceremonia, no está de más tener un plan B en caso de meteorología adversa. Pueden ser indistintamente una carpa o unos acogedores salones interiores, con capacidad para todos los comensales. Si no hiciera falta recurrir a ellos, no estará de más habilitar en la zona del cóctel de bienvenida algunas sombrillas o parasoles en los que todos los presentes se puedan proteger en caso de que la celebración sea a plena luz del día y el calor apriete. Unos sombreros de paja, unas gafas de sol y unos abanicos serán muy bien recibidos por todos ellos. ¿Sopla una ligera brisa? ¿Se prevé una bajada de las temperaturas? Colocad encima de cada asiento una manta para que se cubran las piernas si lo consideran necesario.

En cuanto a la decoración de ambos escenarios, es el momento de integrar perfectamente el entorno. Así, podéis recurrir a colores vivos, como en las mantelerías, en los centros de mesa o en las copas; a elementos naturales, como la madera, las balas de paja o los cestos de fibras naturales, a todo tipo de composiciones florales y a grandes marcos que "enmarquen" el idílico paisaje que os rodea. No habrá mejor fondo posible para esas estupendas ideas para el photocall que tenéis en mente.

Unas fotografías increíbles para el álbum nupcial

Parhelia
Parhelia

Rodeados del verde de la naturaleza, del azul del mar o de las luces de vuestra ciudad si os habéis decantado por una celebración en una espaciosa terraza urbana, seguro que el fotógrafo profesional que hayáis contratado sabrá captar mejor que nadie unas imágenes increíbles en un enclave tan fantástico. Sonriendo a la cámara, cogidos de la mano, dándoos un beso... Sea cual sea la toma, las fotografías serán absolutamente maravillosas.

Paleta cromática elegida

Rosseblanc
Rosseblanc

Dependerá de vuestros gustos, del lugar y de la época del año en la que os vayáis a dar el "sí, quiero". Y es que no será la misma si tenéis previsto casaros en un bosque en primavera que en otoño, por ejemplo. ¿El enlace tendrá lugar al lado del mar? Entonces tendréis una espectacular gama de azules que se irá modificando a medida que pasen las horas. Intentad que todos los elementos decorativos estén en perfecta armonía con el lugar que os rodea.  No os faltarán opciones y conseguiréis un resultado de 10.

Ya sea organizada íntegramente al aire libre o bien solo la ceremonia, el cóctel de bienvenida, el banquete o la fiesta, lo cierto es que vuestra boda será inolvidable. Tanto se habéis apostado por un traje y un vestido de novia que marquen la diferencia, como si la vuestras son unas canciones de boda ante las que es imposible quedarse indiferente. Y es que las bodas al aire libre... ¡son lo más!