Click and Pum
Rincones: cartelería Por Click and Pum

Naturaleza y sencillez marcan tendencia hoy en día. Así, entre los ramos de novia más aclamados se encuentran los compuestos por flores silvestres como la paniculata, mientras que los vestidos de novia cómodos y vaporosos y los zapatos de novia de tela y suela de esparto, están ganando –y cada vez más– un gran protagonismo en los enlaces. Del mismo modo, las bodas al aire libre se han convertido en la opción preferida de las parejas actuales, tanto en lo que hace referencia a la ceremonia como al banquete. Y es que un espacio natural aporta un valor añadido a cualquier celebración, haciendo de esta algo mucho más romántico y especial. 

Además, la puesta en escena que ofrece un enlace de estas características es inmejorable. Su decoración natural y el sinfín de posibilidades que ofrece a la hora de conformar una ambientación absolutamente única hacen que tantos jardines, como campos, playas, montañas o bosques, por ejemplo, se conviertan en escenarios privilegiados para la celebración de una boda perfecta. ¿Queréis saber mucho más?

Aspectos básicos que debéis tener en cuenta

La decoración de vuestro mágico escenario nupcial dependerá de aspectos tan diversos como el estilo del enlace, la estación del año, la luz e, incluso, el espacio en cuestión.

El estilo del enlace

Por supuesto, el estilo de celebración marcará unos básicos en vuestras ideas de decoración para bodas. Así, si apostáis por un enlace shabby o vintage, por ejemplo, los detalles en madera, latón o cristal, así como las flores de colores vivos y las tonalidades neutras, nude, blancas o azules serán imprescindibles. Si os decantáis por un enlace rústico o campestre, el escenario aportará la esencia principal a este tipo de celebraciones, sobre todo si elegís un campo o jardín. En este tipo de "sí, quiero", los detalles elaborados con palés y cajas de madera, junto con los tonos naturales, como marrones, verdes, beige o blancos, y las flores silvestres y de colores intensos, ambientarán a la perfección vuestro mágico escenario nupcial. Y en bodas románticas, el cristal, la madera, las tonalidades blancas y neutras, las flores de temporada –a juego con el ramo de novia natural, por ejemplo– y una delicada iluminación darán como resultado una decoración en plena sintonía con vuestro estilo.

La estación del año

La meteorología propia de la estación que hayáis elegido para daros el "sí, quiero" también resultará determinante en la decoración del espacio, pues quizá sea necesario el uso de carpas para protegerse del calor intenso, del frío o bien de las inclemencias del tiempo. En cualquier caso, deberán estar en total armonía con el resto de elementos de la boda.

La luz

Será, por supuesto, otro elemento fundamental que deberéis tener presente para conseguir un resultado de gran belleza en vuestro "sí, quiero" al aire libre. Así, en función de si la boda es de día o de noche, será apropiado, y prácticamente obligatorio, incluir entre los elementos decorativos velas, farolillos o antorchas, por ejemplo. La gran tendencia actual –sobre todo en enlaces que se celebran en el exterior– son los elementos suspendidos con iluminación en su interior, perfectos para crear una atmósfera envolvente, cálida, llena de magia y de gran belleza. ¡Sucumbiréis a sus encantos!

El propio espacio

Dependiendo de si os habéis decantado por una ceremonia en la playa, en el campo o en un bosque, por ejemplo, podréis emplear un tipo u otro de elementos prácticos y decorativos. Así, si el vuestro va a ser un "sí, quiero" junto al mar, apostad por colocar unas sillas de color blanco para la ceremonia y vestid el lugar con elementos frescos y naturales de inspiración marina: cochas, estrellas de mar, caracolas... Si, por el contrario, estáis pensado en una celebración en un jardín, unas sillas de forja y unas flores que armonicen con las del ramo de novia natural serán una excelente elección. ¿El vuestro es más un enlace en el campo? ¿Qué os parece apostar por unos fardos de paja a modo de asientos para los invitados? Cubridlos con unas telas de algodón o de tul de color blanco, a juego con el vestido de novia sencillo, y tendréis el éxito asegurado. ¿Preferís una boda en el bosque? Unos bancos de madera con unas flores o cintas de raso o tul se convertirán en la mejor de las opciones.

Cualquiera de estos espacios los podréis vestir, además, con tarritos de cristal decorados con telas y encaje; guirnaldas; alfombras de tela o pétalos; palés; jarrones de cristal transparente o de variados y divertidos colores; bicicletas antiguas; cestos de paja; carteles de madera que ayuden a orientarse a todos vuestros seres queridos o pizarras, entre muchísimas otras opciones. Sin duda, las propuestas perfectas para una decoración al aire libre, romántica y soñada por muchas parejas.

Ahora que ya sabéis mucho más acerca de vuestras opciones a la hora de decorar enlaces al aire libre, no dudéis en escoger las demás partidas del gran día en sintonía. Por ejemplo, unos detalles de boda artesanales o unas ideas originales para bodas que potencien la naturalidad del entorno. ¡Va a ser una boda de 10!