Los escenarios naturales son tendencia. Las bodas al aire libre son el recurso favorito entre los novios actuales para celebrar su boda, tanto ceremonia como banquete; un espacio natural aporta un valor añadido a cualquier celebración, haciendo de ésta algo mucho más romántico y especial. La puesta en escena que ofrece un espacio de estas características, su decoración natural, y el sinfín de posibilidades que ofrece para conformar una ambientación absolutamente única, hacen que tantos jardines, como campos, playas, montañas o bosques, por ejemplo, se conviertan en escenarios privilegiados para la celebración de una boda perfecta.

La decoración de vuestro mágico escenario dependerá, sin duda, de características como el estilo de vuestra boda, el clima, la luz e incluso el espacio en cuestión. Por supuesto, el estilo de celebración marcará unos básicos en vuestra decoración; si apostáis por una boda shabby o vintage, los detalles en madera, latón o cristal, así como las flores en colores vivos y las tonalidades neutras, nude, el blanco, por supuesto, y otras tonalidades como el azul agua marina, por ejemplo, serán imprescindibles. Si os decantáis por una boda rústica o campestre, el escenario aportará la esencia principal a este tipo de celebraciones, sobre todo si elegís un campo o jardín. Por otro lado, los marrones, los detalles elaborados con palés y cajas de madera, y las tonalidades naturales, verdes, beige o blancas, por ejemplo, junto a flores de colores vivos y silvestres, como la paniculata, ambientarán a la perfección vuestro mágico escenario campestre. Para bodas románticas, el cristal, la madera en tonalidades muy nude o blanco, flores de color y una delicada iluminación, darán como resultado una decoración en sintonía completa con vuestro estilo.

El clima determinará el uso de sombrillas o carpas, que deberán estar en absoluta armonía con toda la boda, en su conjunto, por lo que pasará a formar parte de la propia decoración. En la actualidad, y según nuestros especialistas de Actuality Carpas, los toldos más demandados por los novios actuales son aquellos que protegen del clima, sin dejar de lado las vistas privilegiadas del lugar; carpas abiertas, donde la naturaleza sigue siendo protagonista absoluta.

La luz, por supuesto, será otro elemento fundamental a tener en cuenta, si lo que queremos es una decoración completamente acertada para un espacio natural de gran belleza; en función de si la boda es de día o de noche, será apropiado, y prácticamente obligatorio, incluir entre los elementos decorativos velas, farolillos o antorchas, por ejemplo. La gran tendencia reside en las guirnaldas de luces, por su practicidad y la gran belleza de su iluminación.

Las flores, las velas, los tarritos de cristal decorados con telas y encaje, los manteles individuales, las guirnaldas, las alfombras de tela o pétales, los palés, la madera en general, y otros detalles de latón, cristal o telas como el tul, así como la tendencia de las food truck o el uso de pizarras, entre muchísimas otras opciones, serán propuestas perfectas para una decoración al aire libre, romántica y soñada por muchos.