Ir al contenido principal
Bodas

Gastos de una boda que no se os pueden pasar por alto

A la hora de hacer el presupuesto conviene que destinéis una partida a los gastos de una boda imprevistos, pues os permitirán cubrir aquellos pagos en los que quizá no habíais pensado inicialmente. ¡Atentos/as!

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas

Gastos de una boda: pareja de recién casados besándose en un exterior luciendo sus respectivos outfits nupciales

Puede que después de hacer el presupuesto del enlace y de poner en marcha los preparativos nupciales aparezcan algunos gastos de una boda inesperados que no habíais contemplado desde un principio. Por eso siempre os recomendamos destinar una partida del presupuesto a estos gastos (ocultos) pero igualmente necesarios que os evitarán sorpresas de última hora. Atención pues a esta lista con los gastos más habituales que se suelen pasar por alto.

Registraos en Bodas.net

1. Gastos de envío de las invitaciones de boda

No habéis olvidado incluir las invitaciones de boda y el resto de los elementos de la papelería nupcial a la hora de calcular el presupuesto de boda. Pero, a no ser que os hayáis decantado por unas invitaciones de boda digitales, deberéis pensar también en los gastos de envío. ¿Será solo el de las invitaciones o también el de esos maravillosos save the date con los que queréis comunicar vuestro deseo de pasar por el altar a familiares y amigos? Realmente será un gasto pequeño en comparación con muchos otros, pero que también deberéis incluir en vuestra lista de gastos para una boda.

Gastos de una boda: invitación de boda con lacre y sobre en verde musgo

2. IVA y tasas del ayuntamiento o la iglesia

A la hora de consultar precios es importante que os aseguréis de si incluyen o no el IVA, ya que este factor puede variar bastante el precio final. Del mismo modo, y aunque en los juzgados la ceremonia es totalmente gratuita, en los ayuntamientos e iglesias se suele cobrar una tasa que varía en función del lugar. Deberéis sumarlos a los gastos de una boda por la iglesia o a los gastos de una boda civil. ¡No lo olvidéis!

3. Regalos especiales para algunos invitados

Aunque no sean muy caros, los ramos de flores con los que queréis obsequiar a vuestras madres, las pulseras florales o corsage de las damas de honor, los calcetines iguales para todos los best-men o el pastel adicional para ese invitado que cumple años el día de vuestro paso por el altar, por ejemplo, serán gastos añadidos que, seguramente, no habréis tenido en cuenta en un primer momento. ¡Incluidlos en los gastos aproximados de una boda!

Gastos de una boda: novia con ramo y damas de honor luciendo su corsage o pulsera floral

4. Arreglos o modificaciones en el vestido de novia

Los arreglos van incluidos (por lo general) en el precio del vestido, pero únicamente un número limitado. Es decir, que aquellos cambios especiales y no necesarios puede que impliquen un coste adicional. Por ejemplo, ajustar un vestido de novia recto para que quede perfecto no será un gasto adicional, pero sí añadir unos tirantes o unos manguitos extraíbles.

5. Complementos de vuestros respectivos outfits

Evidentemente habéis incluido el traje de novio y/o el vestido de novia entre los gastos de una boda. Pero, ¿habéis tenido en cuenta también los distintos accesorios? Hablamos del velo, de la liga, de la capa, de los tirantes, de la pajarita y de los zapatos, por ejemplo. Y el precio de alguno de ellos puede resultar más alto de lo esperado.

Unos gastos que, según recoge el Libro imprescindible de las bodas, publicado por Bodas.net en colaboración con Google y Esade, se sitúa, de media, en los 195 euros en el caso de los complementos de novia.

Gastos de una boda: diferentes complementos del novio, como los zapatos, el cinturón, el pañuelo, los gemelos, la pajarita y el reloj

6. Pruebas de maquillaje o peinado

Del mismo modo, es importante que te asegures si el precio del servicio de maquillaje y peluquería del gran día incluye también la prueba previa o esta se tiene que pagar aparte. Si es así, no olvides preguntar cuánto cuesta. Es importante que la lista de gastos de una boda sea lo más detallada posible.

7. Copias extra de las fotos

Seguro que en el precio que habéis pactado con el fotógrafo profesional contratado está todo muy bien detallado, pero ¿habéis contemplado la posibilidad de regalarles un álbum de fotos más pequeño a vuestros padres? ¿O de hacer copias especiales para los seres queridos que tuvieron un papel destacado en algún momento de la boda, como el brindis o la entrega de la figura de la tarta nupcial? Dependiendo de lo que decidáis, el precio puede variar bastante.

Fotógrafos de boda

Gastos de una boda: álbum de boda  abierto por una de sus páginas

8. Tiempo extra de algunos profesionales

Es fácil que, con la emoción del momento, pidáis al DJ que alargue una hora más o que le digáis al fotógrafo que se quede hasta el final de la fiesta. Unos gastos que, a no ser que hayáis pactado previamente, os pueden salir muy caros. Así que no olvidéis preguntar las tarifas antes de alargar la boda o bien aseguraros con anterioridad de si sus servicios son por horas o por evento.

9. Menús para algunos proveedores

Os acompañarán desde el principio del gran día hasta el final, por lo que es importante que os aseguréis que se sienten cómodos, frescos y con energía durante toda la jornada. ¿Habíais pensado en el menú del fotógrafo, del videógrafo y del wedding planner, por ejemplo? Unos gastos de una boda que no podéis pasar por alto. No es necesario que coman lo mismo que los invitados de la boda, pero sí que tengan un menú para ellos.

Los mejores wedding planners

Gastos de una boda: plato de pescado

10. Invitados sorpresa

Puede ser que a última hora aparezcan invitados inesperados que no estaban en vuestra lista: el primo que había dicho que no iba venir, la nueva novia de tu mejor amigo o un amigo de tus padres que da por hecho que también se espera a su hija y a su nieta. ¡Y cada cubierto adicional implica mayores gastos! No importa si son los gastos de una boda sencilla o de una boda con un presupuesto alto. Los invitados sorpresa descuadran el presupuesto siempre.

11. Visados o gastos asociados a la luna de miel

Dependiendo del destino que hayáis decidido visitar durante vuestra luna de miel, deberéis pagar por los visados de entrada. Gastos a los que habrá que sumar el importe derivado de actualizar el pasaporte y, en caso de que lo necesitéis, el de solicitar el carné de conducir internacional. También puede ser que necesitéis una maleta nueva, compraros ropa adecuada o actualizar la cámara de fotos. Y todo suma o resta, según se mire, en los gastos de una boda.

Agencias de viajes de novios

Gastos de una boda: pareja haciendo padel surf en un entorno idílico

Para evitar estos gastos de una boda ocultos lo mejor es tener una pequeña reserva que os permita hacerles frente con relativa facilidad –dependiendo del importe total, claro–. Y si, pese a toda vuestra previsión, habéis sobrepasado la partida de imprevistos o no contabais con ella y no queréis exceder el presupuesto total de la boda, tendréis que recortar en otros aspectos del gran día. ¡Lo importante es que os cuadren las cuentas al final!

¡Imprescindibles en la organización de la boda!

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas