Danny Goiri
Calas blancas con hojas verdes Por Danny Goiri
La naranja enana
Ramo de vara con calas en dos tonos Por La naranja enana
Gabel Fotógrafos
Calas lilas con rosas blancas Por Gabel Fotógrafos
Tania Delgado Fotografía
Bouquet de calas blancas y flox lilas Por Tania Delgado Fotografía
Rakel Rodriguez Photoart
Ramillete de calas blancas cortas Por Rakel Rodriguez Photoart
Danny Goiri
Ramo de calas con base verde Por Danny Goiri
La naranja enana
Calas fucsias con flores silvestres Por La naranja enana
David Folch
Ramo redondo de calas blancas y gerberas fucsias Por David Folch
Laura Arroyo
Calas degradadas con rosas y bayas Por Laura Arroyo
Glow Photo Estudio
Calas lilas para un ramo de invierno Por Glow Photo Estudio
Miguel Cañavate
Bouquets de hoja verde con calas blancas Por Miguel Cañavate
Cristina Abadía
Ramo silvestre con calas blancas Por Cristina Abadía
Oh Happy Day
Tonos teja para un ramo de otoño Por Oh Happy Day
TVM Foto
Ramo clásico de calas y rosas en blanco Por TVM Foto
Ernst Prieto Fotografía
Original bouquet con bayas y calas lilas Por Ernst Prieto Fotografía
Lovely Moments Fotografia
Ramillete blanco de calas y rosas Por Lovely Moments Fotografia
Plazaola
Calas naranjas para bodas de verano Por Plazaola
Irene Cazón Fotografía
Romántico bouquet blanco total Por Irene Cazón Fotografía
Bodakids
Calas en lila degradado para un ramo vintage Por Bodakids
Irene Cazón Fotografía
Calas blancas y rosas azules en ramo de vara Por Irene Cazón Fotografía

Elegir uno de los ramos de novia es una de las últimas cosas que debes hacer en la organización de tu boda, ya que su estilo y color no dependen solo del vestido de novia elegido, sino también del peinado que finalmente decidas lucir o, si los vas a llevar de color, de los zapatos de novia que te calzarás el gran día.

Las calas son, con su aspecto sofisticado y elegante, una de las flores preferidas por las novias durante todo el año, ya que se encuentran en cualquier estación y soportan bien tanto el frío como el calor. Las encontrarás en muchos tamaños distintos: las más pequeñas son ideales para confeccionar delicados bouquets con otras flores de los mismos tonos, mientras que las más grandes son la mejor opción si quieres llevar un ramo de novia de vara o de presentación (se llaman así porque se llevan en el brazo como si fueran un bebé que fueras a mostrar). En realidad, la cala, con su porte delicado y su discreta personalidad, es una apuesta segura para elaborar este tipo de ramos alargados: bastan dos o tres calas de tallo largo y anudar una cinta de gasa del mismo color para lograr un ramo de novia con mucho estilo. Y quedan preciosas combinadas con orquídeas o cymbidium, también de tallo largo. Son una gran opción para los ramos de novia sencillos, sin renunciar a la elegancia.

Las calas también armonizan muy bien con hojas verdes, que pueden dar más volumen al ramo, y con flores ligeras como la paniculata o el limonium, con las que consigue crear preciosos ramos de novia silvestres. Son flores minimalistas, pero se transforman en compañía de otras como las coloridas gerberas, las románticas peonías, las clásicas rosas o, incluso, las bayas. La mayor ventaja de las calas es su versatilidad en el color: blancas, lilas, naranjas, fucsias, marrones, rosas... El secreto está en saberlas combinar. Por ejemplo, las calas blancas quedan perfectas en ramos de novia blancos, ya sea solas o en compañía de rosas también blancas. ¡Son uno de los ramos más luminosos que puedes llevar en tu boda! También puedes combinar las rosas blancas con calas de color, como azules o lilas, o de un tono pastel como el rosa palo. ¿Buscas ideas de ramos de novia originales? No dejes de lado las clásicas calas, porque combinadas con iris o lilas deparan ramos de novia espectaculares y con mucho estilo. Algunas variedades de cala incluso ofrecen un elegante degradado de color, que varía de la base de la flor al extremo del pétalo. Descubre en nuestra galería de fotos 20 buenas ideas para incluir las elegantes calas en tu ramo de novia. 

Si buscas otro tipo de ramo, encontrarás inspiración en nuestro catálogo de ramos de novia. Cuando te enamores de tu ramo ideal, recuerda que lo mejor es que visites tu floristería unos tres meses antes de la boda. Hazte fotografías durante las pruebas de los vestidos de novia o cuando estés buscando peinados para bodas y llévalas contigo para que así puedan aconsejarte mejor.