Mireia Guilella
Mireia Guilella

A la hora de escoger los pendientes que llevarás el día de la boda debes tener en cuenta tanto tus gustos y tu estilo como el peinado de novia que lucirás, ya sea un recogido, un semirecogido o bien optes por dejar tu melena al viento. De esta manera... ¡acertarás seguro! Y tranquila, porque te damos todas las claves para triunfar. Descúbrelas a continuación... ¡y empieza a soñar con tu romántico look!

Coleta alta y pendientes minimidi

Roberto Ruiz Creative Photography
Roberto Ruiz Creative Photography

La coleta alta es un recogido sencillo para bodas que añadirá un toque de frescura a tu look, sin olvidar que resulta muy cómodo y juvenil. Sin duda, una de las opciones favoritas de las novias que desean apostar por un peinado práctico y ligero, que conceda todo el protagonismo a su vestido y a los diferentes complementos. Un recogido que te permite elegir entre un amplio abanico de pendientes. Así, unos pendientes de novia pequeños con brillantes resultarán muy acertados, al igual que las perlas nacaradas para bodas –sobre todo si no eres una novia supersticiosa–.

Fotografía Difusa
Fotografía Difusa

Sin olvidarse de los pendientes largos, una de las últimas tendencias en pendientes de novia, y muy indicados si tu rostro es redondo, pues lo afinarán. Por ejemplo, unos pendientes de novia lágrima, en oro blanco con pequeños brillantes incrustados, aportarán luz a tu rostro y romanticismo a tu look nupcial. ¡Serán perfectos!

Moño bajo y pendientes midi con color

Frame Fotografía
Frame Fotografía

El moño bajo es un recogido cómodo y versátil que, además, sienta de maravilla. Lo lleves como lo lleves –más formal o con mechones sueltos para un resultado más desenfadado y fresco–, unos pendientes de aro, unos pendientes pequeños o, sobre todo, unos pendientes de brillantes para novias midi quedarán ideales. Como también lo hará un modelo midi que incluya color. Pueden ser unos pendientes de novia azules –perfectos para cumplir con la tradición de llevar algo de este color el gran día–, unos pendientes rosas –desde un suave nude hasta un intenso fucsia–, unos pendientes verdes –el color de la esperanza–o, incluso, unos pendientes multicolor. Escoge el color que más te guste y cuyo significado mejor te represente para que el resultado sea un fiel reflejo de tu personalidad.

Moño alto y perlas

Montiel Fotógrafos
Montiel Fotógrafos

El moño de inspiración bailarina, que lucirá completamente pulido a media altura de la cabeza, es uno de los peinados de boda más populares por su elegancia y romanticismo. Y, precisamente por este motivo, combinará a la perfección con unos pendientes de novia largos con perlas. Y es que, más allá de supersticiones, los pendientes de perlas para novias son un clásico que nunca falla.

Recogido trenzado y pendientes largos

Sendjafilms
Sendjafilms

El recogido trenzado se ha convertido en la opción favorita de muchas novias, pues la trenza les aporta un plus de romanticismo, dulzura y un cierto aire de desenfado que encanta por igual. Para este tipo de peinados, lo ideal son los pendientes de novia largos y finos, que caigan delicadamente desde el óvulo de la oreja hasta rozar prácticamente el hombro. Una opción que nunca falla son los pendientes de novia con diamantes de diferente tamaño. Acertarás y atraerás muchas miradas. ¡Sin duda!

Semirecogidos o melenas al viento con pendientes maxi

Alejandro Onieva
Alejandro Onieva

Si deseas lucir tu melena al viento, o apostar por un favorecedor semirecogido que aporte libertad y movimiento al cabello, funcionarán de maravilla unos pendientes de novia originales o en tamaño maxi. Entre las distintas opciones, los aros siguen siendo los grandes favoritos, sobre todo los rígidos con pequeños brillantes incrustados. Pero no son los únicos, ya que los pendientes de oro rosa y los pendientes originales que representan voluminosas ondulaciones, acabados geométricos o, incluso, motivos naturales –como ramas, hojas, plumas o flores– están de plena actualidad.

Recogido y tocado con brilli brilli

Mika and Joan
Mika and Joan

Si quieres completar tu peinado de novia con una bonita tiara o con un tocado con mucho brilli brilli, lo mejor es que apuestes por unos pendientes de novia sencillos y discretos que no recarguen en exceso tu look y equilibren el resultado final. ¿Cuáles puede ser tus grandes aliados? De nuevo, unos pendientes de perlas no demasiado grandes, unos pendientes de novia cortos y unos pendientes pequeños –como pueden ser unos pendientes originales de forma cuadrada, redonda, de flor o de estrella, por ejemplo–. Debes saber, además, que los pendientes cortos y con volumen son la mejor opción si tienes un rostro muy alargado, ya que suavizan tus facciones.

Si no tenías claro qué pendientes lucir en la boda dependiendo del peinado de novia elegido, seguro que ahora te resulta mucho más fácil dar con el par perfecto para ti. Eso sí, no olvides ser fiel a tu estilo y escoger unos pendientes con los que te veas reflejada y con los que te sientas 100% cómoda durante toda la jornada. Y si en el momento de decidir dudas entre varios diseños, tranquila. Déjate guiar por tu joyero de confianza y acertarás seguro, pues nadie mejor que él/ella te podrá aconsejar. Elijas el que elijas... ¡seguro que en tu gran cita nupcial estarás sencillamente increíble!