*Artículo cedido por Raúl Kaala, Diseñador de eventos y Director de Raúl Kaala Eventos de Autor.

Todos asociamos la celebración de una boda civil a un rito frío cuando en realidad se puede conseguir el efecto totalmente contrario. Las ceremonias civiles pueden realizarse en el mismo lugar del banquete, en una playa de arena blanca, en un acantilado espectacular... en definitiva, donde queramos.

En una ceremonia civil casi todo tiene cabida. Sorpresas llenas de emotividad para los contrayentes y los invitados, música de todo tipo, intervenciones de los amigos y familiares, etc. Realmente las posibilidades son ilimitadas, aunque al final, la decisión de incorporar o no tales elementos depende únicamente del gusto y los deseos de los novios.

El Oficiante de la boda

La presencia del maestro de ceremonias supone la ratificación de la celebración del matrimonio aunque en realidad no tiene ningún efecto ni validez legal. Previamente a la boda, el maestro de ceremonias se reúne con los novios, les asesora en todo lo relacionado con el protocolo, la música y las lecturas para definir el guión de la ceremonia.

La única desventaja del matrimonio civil celebrado ante un oficiante de boda es que al no tener validez legal, los novios deben casarse previamente en un juzgado o ayuntamiento ya que las actas de matrimonio por ley no pueden ser sacadas de los edificios oficiales.

Programa de una Ceremonia Civil

Al definir el programa de una ceremonia civil, lo principal es tener claro que se trata de una celebración muy personal donde los novios son los auténticos protagonistas de una demostración de amor y no sólo de una simple firma.

Programa de una Ceremonia Civil:

  1. Música de entrada
  2. Palabras de bienvenida
  3. Lecturas de los invitados
  4. Lectura de los artículos civiles
  5. Aceptación de principios civiles
  6. Aceptación del matrimonio por los contrayentes
  7. Intercambio de alianzas
  8. Palabras de unión
  9. Lectura de actas
  10. Firma, despedida y música de salida