Victor Herrera Fotógrafo

La emoción de saber que estáis a pocos meses de daros el "sí, quiero" trae consigo los nervios por encontrar el perfecto vestido o traje de novio, así como todo ese sinfín de ideas originales para bodas que encajarán en vuestro mágico escenario y, cómo no, también las ganas de dar la gran noticia a vuestros seres queridos con el envío de las invitaciones de boda. Debéis dedicarle tiempo a todo, pues si cuidáis de cada detalle con mimo conseguiréis vivir un día inolvidable y absolutamente perfecto.  

Si habéis comenzado con la organización del día B y tenéis en mente algunas ideas de decoración para bodas –como, por ejemplo, el color que predominará en la ceremonia y la posterior celebración–, sabed que lo primero que necesitáis tener claro antes de poneros manos a la obra es el estilo que vestirá vuestro romántico escenario. Rústico, vintage, clásico, bohemio, shabby... Cada uno de ellos es especial y único, y simplemente debéis encontrar aquel con el que os sintáis cómodos y os veáis más reflejados. 

¿No conocéis qué estilos son tendencia o no sabéis cuál de ellos podrá vestir mejor el escenario de vuestra boda? Pues bien... ¡tomad nota! Os contamos los que se han convertido en los favoritos de los novios en los últimos años, así como los elementos que los hacen tan especiales y deseados. No perdáis detalle.

Estilo clásico

Ángeles Silvestre Wedding & Lifestyle

Si desde siempre habéis soñado con lucir un precioso vestido de novia de corte princesa –a juego con unos tacones blancos y un ramo de novia natural en forma de buqué– y el tradicional chaqué, sin duda el clásico es vuestro estilo. En él predominan los colores blancos, nude, cremas y empolvados, en contraste con otros tonos eléctricos, como el metálico o el dorado.

Tanto en la ceremonia como en el banquete, las flores jugarán un papel importante y representativo. Sobre todo las más clásicas y románticas, como las rosas o las peonías, que lucirán en arreglos florales de gran volumen y altura. También las estructuras de vidrio o cristal, los candelabros de aspecto envejecido y las velas vestirán parte del escenario, cuyas paredes y techos pueden estar decorados con variadas molduras. Lo importante es incorporar los distintos elementos de manera equilibrada, creando ambientes monocromáticos, armónicos y nada recargados.

Estilo romántico

Flors i Passió

El estilo romántico se caracteriza por su suavidad, delicadeza y por esa esencia mágica y maravillosa que parece envolverlo todo. Los pequeños detalles marcarán la diferencia en una boda de estas características, siempre vistiéndose de tonos pasteles, rosas empolvados, azules cielo, verdes mint, amarillos y lilas. De nuevo las flores jugarán un papel destacado, más allá de en el ramo de novia con peonías que acompañe a ese precioso vestido. Y es que los estampados florales se convertirán asimismo en una excelente apuesta, llenando de vida pequeños detalles del "sí, quiero", como la papelería nupcial o las mesas del banquete. 

En una boda, ¡el amor está en el aire! Y si además es de estilo romántico, todavía con más razón. Cread ambientes acogedores con velas, elementos suspendidos, corazones, un sinfín de fotografías, dedicatorias para vuestros invitados o carteles con mensajes llenos de amor. ¡El resultado será maravilloso!

Estilo vintage

Misty Forest Weddings

La magia del estilo vintage radica en la belleza del ayer. Así, la decoración característica de estos escenarios se convertirá en un auténtico homenaje a todos los elementos que dejaron huella en épocas pasadas. Es decir, en un romántico y entrañable viaje al pasado. En cuanto a texturas, los estampados florales y de aspecto envejecido, aunque bien cuidado, cobrarán gran presencia. Por otro lado, la madera en tonos nude, los objetos de metal y el vidrio acompañarán una decoración floral brillante y voluptuosa. También destacarán otros detalles del ayer, como sillones de estilo victoriano, cámaras de carrete, libros antiguos, puertas o marcos de apariencia añeja, farolillos, relojes, teléfonos clásicos, máquinas de escribir o jaulas, entre otras numerosas propuestas.

Estilo shabby chic

Jose Pleguezuelos

Nos encontramos con una de las últimas grandes tendencias, el estilo shabby chic. Es un concepto que se encuentra a medio camino entre lo romántico y lo vintage. De este modo, la naturaleza cobra un significado especial, destacando los arreglos florales naturales y de aspecto desenfadado. De nuevo, las rosas y las peonías serán las grandes protagonistas, que lucirán en combinación con los verdes más vibrantes del eucalipto. Por otro lado, la porcelana, los encajes y los bordados crearán texturas claves, así como las jaulas, los jarrones y los juegos de té. De este modo, el shabby chic se convierte en sinónimo de delicadeza, detalle y personalización

Estilo rústico

Ivo Sousa

Las decoraciones de estilo rústico se convierten en espacios frescos, naturales, repletos de luz y de verdes vibrantes. Combinan con colores cálidos, como el amarillo, el naranja o, incluso, el granate. La madera, los elementos naturales y los detalles elaborados a partir de telas o mimbre son la esencia del estilo. También lo es la tendencia handmade, en la que se incluyen tanto las invitaciones de boda caseras como una decoración elaborada a partir de objetos reciclados. 

Por otro lado, no hará falta que vistáis las mesas del banquete con imponentes manteles. Las mesas al desnudo o con discretos caminos de mesa o manteles individuales, así como los adornos colgantes y las flores silvestres, se adhieren al concepto natural y rústico. También lo harán las sillas y mesas elaboradas a partir de palés o cajas de madera, las botellas de vidrio convertidas en auténticos jarrones o las latas de latón formando parte de cualquier rincón. Siguiendo la tendencia ecológica, ¡el resultado será brillante! Y además conseguiréis destinar parte de vuestro presupuesto a otros detalles, como el vestido, el ramo de novia silvestre o ese precioso traje de novio. ¡Imposible pedir más!

Estilo industrial

Boda de Paco & María

Hablamos de un estilo inspirado en una vida cosmopolita y basado en el bullicio de la ciudad. Pueden ser antiguas fábricas, galerías de arte conceptuales o, incluso, grandes bodegas, en las que el negro, el gris, el morado, el blanco, el plata, el bronce o el dorado tendrán una gran presencia. Por otro lado, las vigas, los ladrillos y el hormigón formarán parte del escenario de manera natural, convirtiéndose en elementos propios de la decoración. Un estilo, en definitiva, en el que el minimalismo se convierte en la principal fuente de belleza del escenario nupcial, siempre acompañado de flores sencillas y grandes verdes, enredaderas y un sinfín de luces cálidas.

Estilo bohemio

Enfoco Estudio Bodas

Recuerda a la cultura hippie, pues se trata de un estilo natural, sencillo y de esencia festiva que brinda paz, armonía y amor. Los colores vivos –como el rojo, el fucsia, el morado o el ocre– serán piezas clave en el romántico telón, siempre acompañando a las telas, los jarrones de vidrio colgantes, las alfombras, los atrapasueños y los fardos de paja que pondrán el broche de oro en cada pequeño rincón del espacio. 

Por supuesto, no faltará un total look nupcial de esencia hippie, en el que el blanco será el color por excelencia, tanto para ella como para él. Las botas camperas, un bonito peinado para pelo suelto, las telas frescas y desenfadas, las flores... Cada pequeño detalle formará parte de un outfit que, sin lugar a dudas, desbordará personalidad.

Ivan Pujol Photography

Y vosotros, ¿ya habéis encontrado vuestro estilo? Recordad que tanto el vestido de novia como el traje y cada detalle de la decoración deberán ser un fiel reflejo del estilo que deseáis, por lo que tendréis que tener una idea clara del mismo para crear el equilibrio y la armonía necesarios. Con tiempo, mimo y dedicación conseguiréis un resultado maravilloso. Seguro que todos vuestros invitados, que lucirán radiantes con sus vestidos de fiesta, recordarán vuestro enlace como un día inolvidable y perfecto de principio a fin.