Todos tenemos esos tarros de conservas que guardamos para reutilizarlos. Pues vamos a aprovecharlos para hacer unos centros de mesa la mar de chulos y perfectos para una boda inspirada en San Valentín.

Materiales

 

  • Tarros de vidrio de diferentes medidas
  • Blondas de papel pequeñas
  • Cartulina roja
  • Tijeras
  • Cuerda
  • Pegamento

Paso a paso

Empezamos recortando unos corazones de cartulina, adecuados a la medida de la blonda. A continuación, pegamos cada corazón en el centro de cada blonda. 

 

Colocamos la blonda centrada en el tarro de vidrio, y aplicamos un poco de pegamento para fijarla. Pasamos la cuerda alrededor del tarro, por encima de la blonda, dando dos vueltas y hacemos un nudo doble en la parte trasera del tarro.


Repetimos la operación en la parte inferior. Y ya tenemos nuestro tarro decorado


Podemos utilizarlos como centros de mesa de la manera que más nos guste: con flores, velas arena blanca... Quedan muy bonitos en grupo, combinando tarros de diferentes tamaños, o también separados a lo largo de la mesa.

Y por supuesto podéis sorprender a vuestra pareja con una romántica cena a la luz de las velas con vuestros tarros decorados de San Valentín. 

*Tutorial realizado por Fuxia Atelier