Marcar la diferencia y apostar por el efecto sorpresa son dos de los principales objetivos que todas las parejas se marcan para su boda. Por ello, se esfuerzan al máximo para que tanto los aspectos más destacados del enlace como los pequeños detalles del mismo reflejen un toque único y diferente, muy personal. Las variadas ideas de decoración para bodas les aportan excelentes propuestas para lograrlo, al igual que también lo hacen las ideas originales para bodas y todo un clásico del sector nupcial: las manualidades. Y es que gracias a ellas conseguirán ese carácter único que tanto anhelan para su "sí, quiero". Seáis o no unos manitas, seguro que os seduce el DIY que os presentamos a continuación. Se trata de elaborar vosotros mismos un mesero utilizando botellas de vino. ¡Será una manera original de indicar a los invitados cuál es su mesa! ¿Listos para poneros manos a la obra?

¿Qué es el mesero de boda?

Para que familiares y amigos puedan encontrar fácilmente su mesa a la hora del banquete, estas se suelen numerar o bien se les ponen diferentes nombres en función de la temática elegida para el gran día. Son los meseros para bodas. Y existen diferentes tipos de meseros. Pueden ser, por ejemplo, meseros de boda de viajes con nombres de distintas ciudades si os distinguís por vuestro espíritu viajero, de razas de perros si os encantan estos animales, de películas si sois unos cinéfilos declarados o bien de variedades florales si siempre hay un ramillete fresco en vuestro hogar. Tampoco os faltarán opciones en meseros vintage, meseros elegantes, meseros modernos... Además, tenéis la opción de acompañar o no estos nombres de una foto o de un dibujo para que el resultado sea más visual todavía.

Pero tan importante como el número o el nombre que elijáis es el mesero que lo sujeta. Y aquí también podéis reflejar vuestra personalidad. Así que, si sois grandes enólogos o, simplemente, disfrutáis de una copa de vino de vez en cuando en la mejor de las compañías, seguro que os encanta esta sencilla manualidad que os presentamos: elaborar vuestros propios meseros de boda con botellas de vino. ¿Por dónde empezar? Os lo descubrimos todo a continuación.

¿Qué materiales necesitaréis?

Son pocos y muy básicos, por lo que os resultará sencillo conseguirlos. Apuntadlos bien y no os dejéis ninguno. ¡Ya estaréis listos para empezar con vuestros meseros de boda con botellas de vino!

  • Botellas de vino. Reunid tantas como mesas tengáis o creáis que vais a tener si todavía no habéis planificado cómo se sentarán los invitados en el banquete. Del mismo modo, tened en cuenta que, aunque nosotros hayamos optado por botellas de color verde oscuro, tenéis muchas otras opciones cromáticas: variadas tonalidades verdosas, marrones, rosadas, azules... También pueden ser transparentes o bien opacas, y tanto mates como brillantes. ¡Tenéis un sinfín de opciones a vuestro alcance! Así que podréis elegir tranquilamente en función del resultado que deseéis obtener.
  • Pegatinas autoadhesivas transparentes con números. Aunque también podéis decantaros por opciones que podréis personalizar como queráis: con variados nombres, con fondos transparentes o de color... De nuevo, las posibilidades a la hora de escoger son múltiples.
  • Unas ramitas de verde o unas flores que podréis elegir a juego con las que integrarán el centro de mesa o el ramo de novia natural que lucirá la protagonista femenina de la jornada.
  • Espátula.
  • Cúter o tijeras.
  • Por último, y dependiendo del estilo del enlace por el que os hayáis decantado, podéis decorar las botellas con diferentes trozos de tela. Podrán ser de encaje para bodas de esencia vintage, de arpillera o yute si el vuestro será un "sí, quiero" de esencia campestre, de gasa si será un paso por el altar clásico en el que no faltará un precioso vestido de novia de corte princesa...

Práctico paso a paso

Es tan sencillo... ¡que no tendréis ningún problema en hacerlo! Y es muy rápido, por lo que no tardaréis casi nada en tener listos vuestros meseros de boda con botellas de vino.

  • Empezad por juntar todas las botellas que queráis usar y, después de lavarlas bien, dejarlas secar hasta que el agua se haya evaporado por completo. Y para evitar los molestos rastros de las gotas de agua, pasadles un paño.
  • Pegad entonces con cuidado las etiquetas en las botellas, asegurándoos de que no se formen burbujas de aire en su interior con la ayuda de la espátula. Si queréis cuidar al máximo de todos los detalles y conseguir la máxima armonía el día B, elegid unos números o encargad unas pegatinas con nombres en los que la tipografía empleada sea la misma que la de las invitaciones de boda y la del resto de elementos de la cartelería nupcial, como el seating plan o las minutas, por ejemplo.
  • Colocad entonces las ramitas de verde o las flores escogidas en su interior.
  • Y, para concluir, ya solo quedará cortar un trozo de la tela elegida y sujetarla con un bonito lazo en el cuello de la botella (opcional). ¡Será un elemento decorativo añadido!

¿Qué os ha parecido este DIY? Muy fácil, ¿verdad? Con él conseguiréis unos meseros de boda originales que encantarán a todos los presentes y añadiréis ese toque personal tan bonito y entrañable a las mesas del banquete. ¡Disfrutad de un "sí, quiero" único!