Bodas

'Marcasitios' de lavanda... o de otras plantas aromáticas

Si queréis crear un ambiente acogedor y personalizado el día B, seguro que os gusta esta manualidad. Y es que hoy os proponemos una manera diferente y muy perfumada de indicar el lugar que ocuparán vuestros seres queridos en las mesas del banquete.

¿Aún sin las flores para tu boda? 🌻
Pide información y precios de Flores y Decoración a empresas cercanas

Organizar una boda implica mucho trabajo y cuidar hasta el más mínimo detalle para que todo salga perfecto y familiares y amigos se vayan a casa con el mejor recuerdo posible de vuestro enlace. Para conseguirlo, deberéis mimar especialmente la decoración de los distintos espacios, la elección de las invitaciones de boda y escoger un menú que sepáis que será del agrado de todos los presentes. Pero aún hay más. Y es que también tendréis que prestar especial atención a los regalos de boda con los que les agradeceréis su asistencia al día B, a las ideas originales para bodas que no podrán faltar en vuestro "sí, quiero" y a esos pequeños elementos que marcarán claramente la diferencia. Y, entre ellos, están los marcasitios que indicarán a vuestros seres queridos cuál es su asiento en el banquete.

Unos bonitos marcasitios artesanales... con gran valor añadido

¿Os seduce la idea de prepararlos vosotros mismos? A juego con el resto de la cartelería nupcial, como las invitaciones de boda 2020 que habéis enviado a todos los familiares y amigos, el seating plan o el menú del banquete, su presentación será simplemente perfecta. Al mismo tiempo, estos marcasitios artesanales añadirán un toque muy personal a la comida o cena nupcial. Sin olvidar que resultarán incluso más fáciles de hacer que las invitaciones de boda caseras y que, sea cual sea la estética del día B, podéis utilizar la misma tipografía que en los textos para invitaciones de boda. Pero aún hay más. Y es que si queréis que la armonía sea total, podéis recurrir a la misma paleta cromática de esas fantásticas ideas de decoración para la boda. Pero su principal valor añadido será, sin duda, el agradable olor que desprenderá el ramillete de lavanda o de la planta aromática escogida. Será un fantástico detalle original para la boda, ¿no os parece?

Si ya no podéis esperar más para poneros manos a la obra, os descubrimos todos los materiales que necesitaréis en su elaboración y os detallamos, paso a paso, cómo prepararlos. ¡Empezamos!

¿Qué materiales se necesitan?

Reunir los elementos os resultará muy sencillo... ¡así que no esperéis más! Una vez los tengáis todos, ya estaréis listos para comenzar a hacer estos marcasitios.

  • Lavanda seca o la planta aromática que vosotros queráis.
  • Cartulinas de dos colores. En este caso hemos optado por un blanca y una verde, pero podéis elegirlas en cualquier tono, siempre que armonicen entre sí. Si deseáis que el resultado sea especialmente elegante, podéis escogerlas con textura.
  • Cintas de raso en varios colores y de 1 mm de ancho. Es importante que estas tonalidades combinen bien con las de las cartulinas, pero no tendréis ningún problema porque el abanico de opciones es muy amplio: blanco, amarillo, rosa, fucsia, lila, rojo, verde, azul, gris, negro... Muchos de los rollos que se comercializan tienen unos 23 m de largo.
  • Pluma o rotulador.
  • Lápiz.
  • Goma.
  • Perforadora de papel.
  • Pegamento de barra.
  • Tijeras.
  • Regla.

¡Montarlos es muy sencillo!

¡Ha llegado el momento de empezar! Y tranquilos porque, seáis o no unos habituales de los DIY, estos marcasitios no pueden ser más fáciles. Así que seguro que no tendréis ningún problema en conseguir el resultado deseado, aunque no seáis unos manitas.

  • El primer paso es conseguir las tarjetas más grandes (las blancas en la imagen). Nosotros las hemos hecho de 8,50 x 5 cm, aunque les podéis dar las medidas que queráis. En este punto también es importante plantearos dónde vais a poner los marcasitios y cómo queréis que se aguanten. ¿Por qué? Porque eso os servirá para determinar si queréis que las tarjetas sean "simples", ya que las colocaréis planas sobre el plato de cada comensal, o bien "dobles", lo que permitirá que se aguanten por sí mismas y puedan disponerse al lado de las copas, por ejemplo. En este caso, con la ayuda de la regla, del lápiz, de la goma (si fuera necesario) y de las tijeras, tendríais que cortar la cartulina en trozos de 17 x 10 cm.
  • A continuación toca repetir la operación, recortando la cartulina verde en rectángulos de unos 7,50 x 2,50 cm.
  • Cuando ya tengáis todas las tarjetas blancas y verdes listas, marcad sobre las primeras con el lápiz los cuatro puntos que delimitarán donde deben ir colocadas las cartulinas verdes.
  • Unid entonces las dos cartulinas con el pegamento de barra, asegurándoos de que no se forman grumos y dejándolas secar bien.
  • Habrá llegado el momento de hacer dos agujeros en el extremo superior izquierdo de las cartulinas blancas, empleando la taladradora de papel.
  • Con la pluma o el rotulador que hayáis escogido, escribid los nombres de todos vuestros seres queridos en cada una de las tarjetas, utilizando en todos los casos el mismo tipo de letra. ¡Y no olvidéis comprobar que los nombres son fáciles de leer!
  • Por último, ya solo quedará cortar las cintas de raso en tiras de unos 20 cm de largo, aproximadamente, y, tras juntarlas, pasarlas por los agujeros de las tarjetas blancas, antes de hacer un doble nudo o un bonito lazo para aseguraros de que quedan bien sujetas. ¡Ya tendréis listos todos vuestros marcasitios de plantas aromáticas!

Si lo deseáis, podéis utilizar esta sencilla manualidad para dar forma también a las tarjetas que acompañarán a cada uno de los detalles para invitados de boda. Igualmente pueden contener sus nombres, como en el caso de los marcasitios, o bien unas bonitas palabras de cariño demostrándoles lo importantes que son en vuestras vidas o agradeciéndoles su compañía en una fecha tan señalada. Del mismo modo, podréis utilizar este DIY para colocar bonitos cartelitos junto a cada una de las delicias que compondrán las ideas para el candy bar, por ejemplo. ¡Lo que está claro es que la versatilidad de estas tarjetas parece no tener límite!

Seguro que este sencillo detalle encantará a vuestros invitados. Como también lo hará la magnífica selección de canciones de boda que habéis preparado para toda la jornada y que llevará a los presentes a emocionarse o a querer bailarlas todas, por muy elegantes que sean sus trajes y vestidos de fiesta. ¡Enhorabuena por vuestra dedicación y por el trabajo bien hecho!

¿Aún sin las flores para tu boda? 🌻
Pide información y precios de Flores y Decoración a empresas cercanas

Otros artículos que te pueden interesar

  • Centros de mesa con libros y plantas
    Hazlo tú mism@
    Centros de mesa con libros y plantas
    Si buscas unos centros de mesa diferentes y originales no hay duda de que esta es tu manualidad. Seguro que dejas a todos tus invitados con la boca abierta.
  • Centros de mesa para una boda en San Valentín
    Hazlo tú mism@
    Centros de mesa para una boda en San Valentín
    Si sois unos amantes de los corazones y vuestra boda se celebra el Día de los Enamorados, ¿qué mejor que apostar por unos centros de mesa DIY en el que no falten estos representativos símbolos del amor? ¡Aunque son válidos en cualquier fecha!
  • Haced vuestra propia tabla de donuts y... ¡endulzad el día B!
    Hazlo tú mism@
    Haced vuestra propia tabla de donuts y... ¡endulzad el día B!
    Seguro que querréis que el día B sea original y que los invitados disfruten al máximo, ¿verdad? Si es así… ¡poned una tabla de donuts en el espacio de celebración! ¿Queréis que la boda sea 100% personalizada? No lo dudéis y hacedla vosotros mismos.
  • Buenas ideas para San Valentín: un tarro con mensajes de amor
    Hazlo tú mism@
    Buenas ideas para San Valentín: un tarro con mensajes de amor
    ¿Os apetece tener un detalle especial con vuestra pareja el Día de los Enamorados? ¡Qué mejor ocasión para celebrar el amor y demostrarle cuánto la queréis! Descubrid cómo sorprenderla con esta sencilla manualidad. ¡Os encantará a ambos por igual!