Si sentís que se os ha acabado la inspiración tras buscar ideas originales para bodas con las que sorprender a los invitados o pensar en los detalles de boda que entregaréis tras el banquete mientras suenan vuestras canciones para bodas favoritas, no os preocupéis. En este artículo os dejamos todo lo que necesitáis saber sobre cómo decorar invitaciones de boda. Eso sí, ¡no olvidéis acompañarlas de textos románticos para invitaciones de boda!

Con cordeles

Que menos es más es una regla que en lo que a bodas se refiere siempre hay que seguir si queréis tener garantía de éxito. Si el diseño de vuestra invitación es rústico, un cordel de yute alrededor del sobre será una decoración sencilla y sin quebraderos de cabeza con la que siempre quedaréis bien. También podéis apostar por colocarlo en torno a la propia tarjeta si os habéis decantado por un sobre de generosas dimensiones, claro. ¡Dará un toque distintivo a la invitación! Asimismo, podéis aprovechar el nudo con el que fijaréis la cuerda para sujetar la etiqueta con vuestros nombre o iniciales y la fecha del enlace. ¿Tenéis un logo de boda? ¡Este es el mejor lugar para revelarlo a vuestros invitados!

Con cintas de color

Si el vuestro es un enlace temático en torno a un color, está claro que la mejor opción para personalizar las invitaciones para boda será usar un elemento en esa misma tonalidad, al igual que habéis hecho con muchas de las ideas de decoración para bodas. Puede ser una cinta de raso o de otro tipo de tejido, un cordel de lino o, incluso, un sobre de color a juego. Podéis buscar la armonía entre las texturas (lino, kraft y algodón ligan bien) o jugar con los contrastes y apostar por el brillo de una cinta de raso sobre un material rústico como el papel kraft. ¡Las posibilidades son numerosas!

Con elementos naturales

Si sujetar una fina cuerda o un lazo al sobre de vuestras invitaciones os parece demasiado sencillo, también tenéis la opción de añadir algunos elementos naturales para decorarlas. Así, podéis recurrir, por ejemplo, a un pequeño atadillo de hojas o flores pequeñas (la paniculata es ideal) o, incluso, a una rodaja de fruta deshidratada, aunque debéis tener en cuenta que solo es recomendable para entregas en mano, porque puede manchar tanto el sobre como la propia tarjeta. ¿Qué tal unos ramilletes que simulen pequeños ramos de novia naturales? También podéis optar por algo que os identifique, como una caracola del mar.

¿Más opciones? Del mismo modo que es posible elegir unas invitaciones confeccionadas con papel de semillas, ¿qué os parece la posibilidad de colocar un pequeño puñadito de las mismas acompañando a las tarjetas? De este modo, familiares y amigos tendrán más claro el estilo de vuestro "sí, quiero": ecológico, campestre o rural. Un excelente anticipo de lo que les espera el día B.

Con tela arpillera

La decoración clásica de las invitaciones de boda se reinventa y actualmente triunfa la tela arpillera (también conocida como tela de saco), encargada de dar los toques de estilo deseados. Así, tanto los sobres como los tarjetones se pueden envolver en esta tela para añadir un toque de personalidad al resultado final. Serán unas ideas de invitaciones perfectas. El complemento ideal de un enlace campestre o rural o de aquellos en los que no faltarán los vestidos de novia vintage. ¡Total armonía!

Con elementos en relieve

Otra de las ideas de invitaciones de boda más originales consiste en incluir decoración en relieve en el sobre. ¿No se os ocurre nada? Cread una figura de origami y pegadla sobre el mismo, recortad formas románticas en papel de periódico o bien dadles un aire hipster a las invitaciones con divertidos bigotes y bombines de cartulina. ¿Tenéis hijos pequeños? Pedidles que hagan corazones de cartulina. Por otro lado, lo que nunca falla es usar blondas de papel para dar el toque de blanco a los sobres kraft. Todo un acierto que convertirá unas invitaciones bonitas en unas invitaciones de boda elegantes.

¿Os gustan las minipinzas de madera? Colocad una de madera, de color o que incluya corazones u otro romántico motivo decorativo. Si además queréis personalizar todavía más la invitación, seguro que os encantará esta sencilla propuesta: haced que la pinza sujete una foto vuestra sacada con una cámara instantánea o bien la etiqueta con el nombre de cada uno de los invitados. ¡Les encantará la propuesta en cualquier caso!

El cierre de los sobres

A la hora de cerrar el sobre de vuestras invitaciones de boda originales, hay dos buenas opciones según el estilo de tarjetas que hayáis elegido. Si estáis organizando vuestra boda con elementos antiguos, nada como el lacre para cerrarlo. En cualquier papelería especializada encontraréis estos tubitos de cera para decorar el sobre, y además, podéis comprar sellos de formas divertidas para personalizarlos aún más.

La versión moderna del sello de lacre la encontramos en el popular washi tape o en pegatinas personalizadas con vuestros nombres, siempre en línea con el resto de decoración que tengáis en mente para vuestra mágica cita nupcial. ¿Clásicos? Utilizad una en tonos pastel. ¿Os encantan los tonos flúor? ¡Esta es vuestra oportunidad! 

Pero no son las únicas propuestas. ¿Qué os parece la idea de cerrar los sobres con unas pegatinas con el logo de vuestro enlace? ¿O bien con unas bandas que lo incluyan? ¡Máxima personalización!

Dentro del sobre

¿Seguís buscando ideas divertidas para bodas pero no sabéis cómo sorprender a vuestros invitados? Os damos la solución: podéis llenar el sobre con confeti, arroz, recortes de papeles de colores, elementos brillantes... Una agradable e inesperada sorpresa para vuestros seres queridos cuando lo abran.

¿Que os han parecido estas opciones para personalizar vuestras invitaciones de boda 2020? No dejéis de descubrir las ideas que mejor os pueden encajar y, cuando os hayáis decidido, elegid los textos para invitaciones de boda más apropiados. Vuestros seres queridos estarán encantados cuando reciban las invitaciones de boda anunciándoles el enlace. ¡Felicidades pareja!