Las manualidades se han convertido en auténticos must have en las bodas, ya que no solo permiten reflejar la personalidad de las parejas que se dan el "sí, quiero", sino que al mismo tiempo añaden un importante valor diferencial que hace que cada enlace sea realmente único. ¡Así que no podrán faltar el gran día! Y si no soléis hacerlas, tranquilos. ¡Las que os proponemos son siempre muy fáciles de preparar! Estas preciosas guirnaldas con corazones de papel son un excelente ejemplo. Tan vistosas como alegres y decorativas, servirán para agregar estilo a cualquier rincón de la ceremonia o de la celebración. Y es que igual pueden vestir las sillas del banquete, por ejemplo, que colocarse junto al espacio de bienvenida o utilizarse para destacar la presencia de básicos tan importantes como el libro de firmas o las fantásticas ideas para el photocall. Podréis elaborar tantas como queráis y del tamaño y con los colores que deseéis. Lo que está clarísimo es que, sean como sean, encantarán a todos los presentes. ¿Y lo mejor? ¡Qué son muy sencillas! No os perdáis cómo hacerlas.

¿Cómo pueden ser estas guirnaldas?

Estas guirnaldas de papel pueden adoptar diferentes estilos, por lo que no tendréis problema a la hora de encontrar el más adecuado a vuestro tipo de celebración. Todo dependerá de los materiales y acabados escogidos. Por ejemplo, unos corazones de papel kraft o papel reciclado serán perfectos en una boda eco, mientras que el papel charol dorado encajará perfectamente en un "sí, quiero" muy glam y un papel encerado blanco o una cartulina de este color quedará ideal si tenéis previsto casaros en la playa. Vosotros decidís.

¿Por dónde empezar?

Lo primero que tendréis que hacer es pensar cuántas de estas guirnaldas necesitaréis y si las queréis todas del mismo tamaño. Tener claro dónde queréis colocarlas os servirá de práctico punto de partida. También deberéis decidir el tamaño de los corazones y si los queréis todos iguales o, como se aprecia en la guirnalda de corazones de papel de la página superior, preferís utilizar diferentes medidas. Ya solo es quedará por concretar los materiales que le darán forma y, llegado el caso, el estampado por el que os decantáis.

¿Qué materiales son necesarios?

Son pocos y muy fáciles de conseguir, por lo que no os supondrá ningún problema reunirlos todos. ¡Seguro que vuestras románticas guirnaldas decorativas quedarán de fábula! Estos son todos los que necesitaréis.

  • Cordel de yute o de cáñamo en color natural. Es importante que sea un poco grueso para que dé consistencia y peso al conjunto. Puede ser de unos 3 o 4 mm.
  • Papel scrapbooking de diferentes estampados. Hay tantos como os podáis imaginar. Y en una amplia paleta cromática. Por lo que solo tendréis que elegir en función de vuestras preferencias o de la temática del enlace. Así, si es una boda viajera, no faltará el papel con bolas del mundo o maletas, por ejemplo. Y recordad engamar las tonalidades con el resto de tonos escogidos en vuestras ideas de decoración para la boda.
  • Cartón.
  • Tijeras.
  • Lápiz.
  • Goma.
  • Cinta de carrocero de diferentes colores (opcional).
  • Una perforadora (opcional).

Sencillo paso a paso

Llega pues el momento de poneros manos a la obra. Ya veréis que estas guirnaldas de corazones de papel son muy fáciles y rápidas de hacer. ¿Preparados?

  • El primer paso pasa por dibujar un corazón en el cartón para que os sirva más tarde de plantilla. O, si lo preferís, podéis dibujar tres corazones de tamaños diferentes como hemos hecho nosotros.
  • Recortadlos y utilizadlos para dibujar corazones en el papel scrapbooking. La cantidad de corazones que deberéis dibujar dependerá de lo larga que queráis que sea la guirnalda. Y de cuantas queráis hacer, claro.
  • Una vez los tengáis todos listos, llega el momento de recortar los corazones.
  • Después tenéis dos opciones: o bien hacerles un agujero con la taladradora en la parte superior central y pasar por él tiras de cordel no demasiado largas que cerraréis con un bonito nudo o bien sujetar el cordel en la parte posterior de cada corazón con un poco de celo o de una colorida cinta de carrocero, de forma que quede como un pequeño colgador. El primer supuesto es perfecto si tenéis previsto que la guirnalda esté situada junto a una pared, por ejemplo, mientras que el segundo es ideal para colocar en el centro de un ambiente.
  • Ya solo os queda insertar los corazones en la cuerda y... ¡listo! Sin duda, estas guirnaldas serán un bonito elemento decorativo que no dejará indiferente a ninguno de los presentes.

Como veis, preparar estas guirnaldas de corazones de papel no puede ser más fácil. ¡Y no es necesario que hayáis hecho manualidades previamente! Seguro que os divertiréis elaborándolas y que el día de la boda os encanta verlas decorando distintos espacios. Ya sean guirnaldas para interior o guirnaldas para exterior, pondrán la nota de estilo allí donde estén.