¿Qué se puede hacer con unas cintas de lazo y una cuerda? Pues una guirnalda original, muy colorida y versátil que podéis utilizar para un montón de cosas en vuestra boda, por ejemplo para decorar el photobooth, la mesa de dulces, para ambientar una zona exterior... o incluso para darle un toque diferente a vuestra tarta de boda.

Materiales

  • Cuerda. Puede ser gruesa o fina, como más os guste, y el largo dependerá de para qué la necesitéis. Así que antes de cortar tomar bien las medidas.
  • Tijeras. Para cortar la cuerda y las cintas.
  • Cintas de colores. Pueden ser todas de un mismo color, o si preferís, podéis combinar dos o varios colores como hemos hecho nosotras. La cantidad de cinta que necesitéis dependerá de lo larga que queráis la guirnalda.
 

Paso a paso

  • Corta la cuerda a la medida que necesites.
  • Empieza a cortar los lazos, y procura que todos tengan el mismo largo. Para ver qué largo te gusta más corta un primer trozo y prueba a ver como quedaría, una vez encuentres la medida exacta, usa ese lazo como plantilla para cortar los demás.
 
 
  • Ahora llega el momento de atar los lazos a las cintas. Dobla el lazo por la mitad y colócalo debajo de la cuerda.
  • Coge los extremos de los lazos, llévalos hacia arriba y pásalos por la parte superior de la cinta, la que está doblada.
  • Aprieta el lazo hasta que el nudo esté fuerte y repite la operación tantas veces como sea necesario con el resto de cintas.


 

Si montáis varias guirnaldas y las entrecruzáis, o bien empleáis cintas de unos dos metros de largo, tendréis un divertido fondo para vuestro photobooth. También os puede servir para decorar la mesa de dulces, o incluso para darle color a las sillas del banquete. Y si la hacéis en miniatura, con cintas de raso finas, tendréis un original cake topper para vuestra tarta de bodas.

* Tutorial realizado por Bodas Deluxe.