Dulces, deliciosas y preciosas, así son ahora las tartas de boda. Y es que en poco tiempo han pasado de ser el tradicional postre de boda a convertirse en auténticas obras de arte, capaces de decorar y dar personalidad a cualquier rincón de vuestra boda. Y como el movimiento se demuestra andando hoy os traemos 10 ejemplos perfectos que os pueden servir de inspiración.

  • A veces en la sencillez es donde radica la belleza y prueba de ello es esta deliciosa naked cake, decorada con flores silvestres y fruta fresca. Un trozo de tronco a modo de alza tarta, una mesa de madera y un sencillo mantel. No necesitas mucho más para crear un rincón con mucho encanto, perfecto para una boda rústica celebrada en el bosque o en la montaña. 
 
 
 
Foto vía: Style Me Pretty
 
 
  • Los bodegones son otra manera de lucir vuestra tarta de boda. Siempre que la tarta sea de fondant podéis crear un bodegón usando diferentes tipos de cajas de aspecto rústico y envejecido, jarrones de piedra con delicadas flores y una preciosa tarta como foco principal. 
 
 
 
Foto vía: Hey Gorgeous 
 
 
  • Una bonita tarta de boda merece tener una mesa para ella sola, aunque sea pequeña. Si vais a celebrar una boda romántica en un coqueto jardín, podéis buscar un rincón que quede bien a la vista y poner allí una pequeña mesa. Dicen que menos es más, por eso deberíais apostar por elegir una tarta de aspecto romántico y delicada, preferiblemente adornada con flores frescas y ponerla sobre un alza tarta cuidadosamente elegido, que sea elegante y muy especial. Un conjunto de velas dispuestas en jarrones de diferentes alturas completarán la decoración.  
 
 
 
Foto vía: Style Me Pretty
 
 
  • Las bodas vintage siguen siendo tendencia. En este tipo de boda podéis crear un bonito bodegón con libros antiguos, un lujoso alza tarta plateado de aspecto vintage y una deliciosa tarta de boda decorada con una delicada guirnalda de flores frescas. Podéis completar el bodegón con algún tintero, una pluma antigua y un fardo de papeles envejecidos.
 
 
 
Foto vía: Sweet Bake Shop
 
 
  • Si la vuestra es una boda de estilo Shaby Chic os proponemos crear en el salón del banquete un bonito rincón con una preciosa tarta de fondant rodeada de una exquisita vajilla inglesa y deliciosos cupcakes, y disponerlo todo como si fuerais a celebrar una tea party. 
 
 
 
Foto vía: Cotton & Crumbs
 
 
  • Si estáis pensando en poner un rincón de recuerdo con fotos de las bodas de vuestros padres y abuelos, ¿por qué no incorporar la tarta? El resultado puede ser muy bonito y especial. 
 
 
 
Foto vía: Wedding Chicks
 
 
  • Los muebles antiguos pueden dar mucho juego en la decoración de una boda. Una cómoda, un viejo escritorio o cualquier otra pieza puede servir para dar vida a un rincón del banquete. Abre alguno de sus cajones, llénalo de flores y usa una maleta antigua a modo de alza tartas. El resultado será realmente espectacular. 
 
 
 
Foto vía: Wedding Chicks
 
 
  • Ya sea en una boda rústica o en una industrial, una buena idea puede ser usar una bovina a modo de mesa en la que exponer vuestra tarta. Podéis jugar a los contrastes usando elementos muy rústicos como macetas y tela de arpillera, con otro más elegante como copas de plata y una delicada tarta de fondant. 
 
 
 
Foto vía: Wedding Chicks
 
 
  • Una pared de ladrillo blanca y una mesa de madera de aspecto envejecido pueden convertirse en uno de los rincones más bonitos de vuestra boda gracias a una pequeña y coqueta tarta en tonos rosas y dorados, unos antiguos candelabros dorados y unas espectaculares creaciones florales. 
 
 
 
Foto vía: Ruffled
 
 
  • Las flores y las tartas son siempre una buena combinación, sobre todo si buscas flores en colores empolvados. Una mesa antigua, 3 tartas de diferentes tamaños, muchas flores y aún más velas es todo lo que necesitáis para montar un rincón muy romántico, dulce y especial. 

 

Foto vía: Style Me Pretty