Jucais Catering
Macarons salados Por Jucais Catering
Mónica Sánchez Fotografía
Mini hamburguesas Por Mónica Sánchez Fotografía
Zarallo - Moya
Brochetas de tomatitos cherry Por Zarallo - Moya
Wedding's Art
Latitas de marisco variado Por Wedding's Art
Rafa Cucharero
Embutido Por Rafa Cucharero
Ivi Franco El Fotógrafo
Mini sandwich Por Ivi Franco El Fotógrafo
Hoy es mi día
Canapés de escalibada Por Hoy es mi día
Hoy es mi día
Sopas frías Por Hoy es mi día
Mónica Sánchez Fotografía
Mini hamburguesas vegetales Por Mónica Sánchez Fotografía
Daniela Pinon
Mejillones a la vinagreta Por Daniela Pinon
Constan fotografía
Brochetas de marisco y verdura Por Constan fotografía
BrunSantervás Fotografía
Canapés de distintas mermeladas y foie Por BrunSantervás Fotografía
Click and Pum
Taquitos de salmón ahumado Por Click and Pum
Javier Zambrano Fotografía
Canapés en cuchara de pulpo a la gallega Por Javier Zambrano Fotografía
Mónica Sánchez Fotografía
Variedad de quesos Por Mónica Sánchez Fotografía
Víctor Aláez
Cucuruchos de carne, pescado o verduritas Por Víctor Aláez
Víctor Aláez
Canapés en cuchara de ensaladilla Por Víctor Aláez
Ivi Franco El Fotógrafo
Vieiras gratinadas Por Ivi Franco El Fotógrafo

Tras la ceremonia, ofrecer a todos aquellos quiénes recibieron vuestras invitaciones de boda –vuestros invitados, familiares y amigos allegados de ambos– un ligero aperitivo que les abra el apetito, será una bonita forma de darles la bienvenida a uno de los momentos más esperados de vuestro inolvidable enlace; recordad que la hora de la comida nupcial traerá consigo el corte de la tarta, la posterior entrega de los regalos de boda o el primer baile como marido y mujer, que abriréis con una de esas románticas canciones para bodas, idílicas y tan indicadas para ese instante del enlace. Y aunque siempre existe el poder hacer vuestro propio aperitivo, la boda es un día que deberéis disfrutar al máximo junto con vuestro pareja, y de la misma forma con vuestros invitados; por ello, encargando los entrantes a un catering o al restaurante responsable de elaborar la comida principal os ahorraréis un sinfín de preocupaciones y eso es algo que deberéis tener totalmente en cuenta. En todo caso, y en cualquiera de las dos opciones, un básico imprescindible será que la comida sea de buena calidad, pues de ello dependerá, en gran medida, la impresión que vuestros invitados se puedan llevar de vuestra celebración. Por ello, el cuidado y vuestra preocupación por ofrecer una comida variada, rica y bien presentada, deberá ser igual de importante –e incluso más– que cualquiera de las ideas de decoración para bodas que se os hayan ocurrido para sorprender a vuestros más queridos en el día del esperado "sí, quiero". 

El marisco, los mini bocadillos, las hamburguesas o los sandwich, el embutido, las sopas frías, los rebozados, los clásicos canapés saladitos de escalibada, las mermeladas o el foie, serán las opciones más clásicas para acertar de lleno con un aperitivo variado y adaptado a prácticamente todos los gustos. No obstante, en la actualidad, platos tradicionales de otros países como el sushi, los macarons o las innovadoras formas y combinaciones culinarias que han surgido de la alta cocina en los últimos años, han ganado terreno como aperitivo nupcial, ofreciendo una variedad de sabores poco convencional y exquisita a su vez, e igual de innovadora que todas esos detalles originales para bodas que podréis entregar a vuestros más queridos. Así como los alimentos, también han evolucionado por completo las formas de presentación; en pequeñas bandejitas, en cucharas, en cucuruchos o en vasitos de cristal –por citar algunos ejemplos– los canapés, cada vez más, tienen un aspecto elaborado, elegante y, por supuesto, absolutamente delicioso.

Y así como cuidaréis la presentación de vuestro look nupcial –intentando escoger el más perfecto de los vestidos de novia, por ejemplo, o uno de esos trajes de novio únicos y maravillosos–, al igual que la presentación de la tarta nupcial o de todas aquellas ideas originales para bodas que se os ocurran para vuestro enlace, vuestro apertivo nupcial también deberá dar la mejor de las impresiones, entrando por los ojos y por el apetito. Presentando y poniendo en bandeja un aperitivo con alimentos, ante todo, de calidad, sencillo pero elaborado y conformado por manjares más clásicos –mezclados con algunos platos exóticos, sin excederos– conseguiréis llegar a todos vuestros invitados, quiénes sucumbirán a un aperitivo de boda variado, exquisito y adaptado por completo a todos los paladares.